Con alma sólo en las gradas

Adrián Cedillo ¦ 21/10/12 23:06 @Adrcedillo

El Elche ha perdido la condición de invicto en La Nueva Condomina. Lo que apuntaba a fiesta ilicitana se convirtió en pesadilla por culpa de un penalti tan innecesario como absurdo de Héctor Verdés cuando apenas llevaba un minuto en el terreno de juego.

No fue el mejor partido del Elche, incluso quizá el peor merced al buen juicio del Murcia en el centro del campo. El conjunto pimentonero supo encontrar el punto débil al franjiverde, robándole el balón en el centro del campo por primera vez esta temporada. La mejor defensa se convirtió en el ataque para el cuadro local, que sin crear excesivo peligro finalizaba la mayoría de jugadas con lanzamientos desde fuera del área que, si bien apenas inquietaban a Manu Herrera, conseguían evitar la letal contra ilicitana. Las pocas salida en velocidad de los atacantes del Elche eran cortados con infracciones grana, que estuvo a sus anchas por culpa de la poca actividad de Mariscal Sánchez en el aspecto disciplinario.

Los primeros 45 minutos tuvieron a Nico Martínez como el hombre más destacado. El centrocampista dejó detalles de calidad en tres cuartos de campo, siendo el jugador más peligroso. A pesar del protagonismo de Nico, y de la inoperancia del conjunto de Escribá en el primer tiempo, la mejor ocasión fue para los franjiverdes. Corría el minuto 32 de juego cuando apareció en escena Fidel, el onubense realizó junto a Damián una gran jugada por la derecha, que terminó con un pase atrás del extremo desde la línea de cal que no supo rematar con certeza Corominas, que envió el esférico por encima del travesaño.

L a segunda mitad cambió a pesar de que Escribá no movió ninguna pieza en el vestuario. Tras deshacerse de la presión inicial murciana el control del balón fue poco a poco cayendo del lado visitante. Tras quince minutos para olvidar, en que ninguno de los dos conjuntos parecía rehuir el balón, éste terminó por quedarse con el mejor trato del Elche. Un dominio que apenas dejó oportunidades de gol, que sin embargo la ocasión más clamorosa llegó en el área de Manu. Etxeita erró en un despeje dejando a Cristian García sólo ante el cancerbero, pero el ariete desaprovechó la oportunidad con una vaselina inofensiva que atajó el Zamora de la categoría sin apenas problemas.

Con los cambios ganó el Elche, pero fue curiosamente el último recambio en entrar al terreno de juego el que sería finalmente el protagonista negativo del encuentro. Corría el minuto 83 cuando Héctor Verdés sustituía a Pelegrín lesionado, y la primera acción del central no pudo ser peor, cometiendo un absurdo penalti en una jugada de poco peligro cuando el atacante pimentonero se encontraba escorado. La pena máxima fue anotada con elegancia por Matilla, que atrevió con el lanzamiento a lo Panenka, para regocijo de la afición murciana.

Una derrota que no inquieta en la clasificación gracias a los tropiezos de Almería y Villarreal, pero que impiden al Elche continuar con la condición de invicto, pero sobretodo, ha sacado a la luz las peores carencias de un equipo al que le faltó la chispa de las anteriores nueve citas del presente campeonato.

Ficha técnica

Real Murcia: Javi Jiménez; Óscar Sánchez, Molinero, Mauro, Catalá; Nafti (Acciari, Min. 52), Matilla, Sutil, Nico Martínez (Kike García, Min. 73), Jonatan y; Cristián García (Saúl, Min. 64).

Elche CF: Manu Herrera, Damián Suárez, Edu Albacar, Etxeita, Pelegrín (Héctor Verdés, Min. 82); Mantecón, Rivera, Fidel, Xumetra (Generelo, Min. 47); Corominas y Powel (Pelayo, Min. 52).

Árbitro: Mariscal Sánchez (Comité Andaluz) amonestó por el Murcia a Molinero (Min. 42), Óscar Sánchez (Min. 78),  Cristian García (Min. 85) y Matilla (Min. 93); y por el Elche a Edu Albacar (Min. 26), Generelo (Min. 81),  Héctor Verdés (Min. 83) y Rivera (Min. 93)

Goles: 1-0 Matilla de Penalti.

Fotografía: Salva González – Elche Diario

Compartir esta entrada: