Pedro Mosquera y Adrián González, cerca del Martínez Valero

El Elche está tratando de cerrar la contratación de los dos futbolistas que quedan libres y llegarían de la mano de García Quilón, el representante de Fran Escribá.

El Elche está cerca de cerrar las dos primeras contrataciones para la próxima temporada. Desde que Víctor Orta se hizo con las riendas de la dirección deportiva franjiverde tan solo se habían producido movimientos internos en el club centrados, principalmente, en las salidas (Mantecón, Rivera y Flores) y en las renovaciones (Pelegrín y Cristian Herrera). Serán dos jugadores los que caigan de una tacada y ambos llegarán de la mano del mismo representante, García Quilón, que también tiene en cartera al propio entrenador del cuadro ilicitano, Fran Escribá.

Adrián González, hijo del mítico Michel (ahora entrenador del Olympiacos), y Pedro Mosquera están a punto de cerrar su fichaje por el Elche, una vez finalizados sus contratos en sus respectivos equipos. Los dos jugadores se comprometerán con el equipo franjiverde después de quedar libres tanto en el Rayo Vallecano como en el Getafe y, de esta manera, apuntalarán la zona del centro del campo ilicitano. Adrián, de 26 años, no ha tenido un papel principal en el equipo de Paco Jémez esta temporada y desea probar fortuna en el equipo comandado por Fran Escribá tras su paso por Getafe, Racing y Vallecas.

Esta temporada, el volante zurdo ha sido empleado en un total de 20 ocasiones entre Liga (17) y Copa del Rey (3) y ha conseguido anotar tres goles, tan solo uno de ellos en la competición liguera. Por su parte, Pedro Mosquera, ha sido utilizado tanto por Luis García como por Cosmin Contra en 26 ocasiones con un total de 1597 minutos en sus piernas. El gallego, también de 26 años, también maneja una oferta procedente del Deportivo de la Coruña pero todo hace indicar que recalará en el cuadro franjiverde.

Los dos jugadores guardan características muy similares, ya que ambos futbolistas comparten la misma edad, la misma altura y corpulencia (1’84 metros) y se caracterizan por tener un buen trato con el balón en los pies. Los dos se manejan con la zurda y casi en la misma posición, siendo Mosquera más centrocampista y Adrián más interior zurdo, por lo que meterían más presión a un Fidel Chaves que no ha explotado esta temporada. Los dos jugadores llegarían en propiedad, cumpliéndose así una de las premisas de Escribá y Orta para formar un buen bloque de jugadores y no depender tanto de cesiones.

Compartir esta entrada: