Opinión de Monserrate Hernández

MONSERRATE HERNÁNDEZ | Otra bola de partido

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

El presidente del Elche CF, Diego García, lleva tiempo sin salir en la foto. Y esto es algo que debe extrañar, a tenor de los precedentes desde que levantó de su sitio al bueno de Juan Serrano. García ha deslizado el mensaje de que el dinero para cumplir con el primer semestre de la Agencia Tributaria ya está en las cuentas de la entidad, pero lo hace con la boca pequeña y sin querer dar la cara, algo que da para pensar.

Si la palabra de Diego García fuese una garantía, el socio y el aficionado podrían respirar tranquilos, por unos días, pensando que el próximo martes se pagarán los 316.000 euros del primer plazo pactado con Hacienda. “No es una hazaña”, dijo el martes en Onda Cero Elche el empresario madrileño José Miguel Garrido. La verdad es que no: es la obligación de una directiva que hace meses pactó este plazo y que sabe, desde hace mucho tiempo, que no tiene más liquidez para llegar a final de marzo.

Superada esta bola de partido, será momento de pensar en el siguiente hito: el 31-M. Para entonces habrá que pagar a todos los empleados (técnicos, futbolistas, cantera, proveedores, trabajadores…). Hasta Diego García tendrá que estar pendiente de si “llega y se paga” porque, seguro, habrá prestado algún servicio profesional por el que habrá que arreglar cuentas.

Pacheta ha comparado, en la previa del duelo ante el Cornellà, la presión que vivió en Oviedo y la que ahora ha asumido en Elche: “Son muy parecidas, aunque entonces se acumularon cuatro o cinco meses sin cobrar y así es muy difícil”. Confiemos en que ese escenario no se repita ahora. El Consejo sigue buscando a un inversor que aporte el dinero que falta. Sepulcre va a poner (o ha puesto) la pasta para Hacienda, pero no le veo pagando cada mes los compromisos pendientes del club –en torno a un millón de euros– más el aval de Bruselas.

Si los que ‘ocupan’ el Consejo estuviesen tan tranquilos como dicen (me consta que no todos, ni siquiera la mayoría), no debería haber inconveniente en que Diego García confirmara que no hay problema. En esta situación me da la sensación de que no quiere ser esclavo de sus palabras y apuesta por ser dueño de sus silencios. Como bien afirmó Garrido en Diario Franjiverde, la entidad no puede estar pendiente cada día de si va a llegar el dinero puesto que si no deja paso a otros es porque debe disponer de los recursos para aguantar el envite.

Y al margen de todos estos líos, el Elche CF afronta el domingo un partido trascendental en el Martínez Valero. La afición franjiverde ha recuperado una pequeña dosis de ilusión con el discurso de Pacheta y los futbolistas tienen la obligación de #GanarAlCornellà para seguir soñando con el ascenso. Ojalá que en esta recta final de liga podamos divertirnos con el juego del equipo, con la emoción de los puntos y con la batalla del playoff. Porque esto, al fin y al cabo, es fútbol y es lo que nos debería ocupar a todos, pese a que para los de arriba las pelotas de partido se muevan en otros campos.

Compartir esta entrada: