Llega el momento de la verdad

Adrián Cedillo ¦ 23/10/12 10:00 @Adrcedillo

Después de nueve jornada sin conocer la derrota, de dos  meses en los que toda España hablaba del dátil mecánico, del excepcional arranque liguero del Elche de Fran Escribá, llegó el primer tropiezo, la primera piedra en el camino. Ya lo avisaban plantilla, cuerpo técnico y cualquier integrante del club, «la derrota está cada vez más cerca», una obviedad que se hizo realidad el domingo.

Pero las lecturas del encuentro en La Nueva Condomina no deben ser sólo negativas. Cierto, se volvió de vacío en el casillero, pero España entera recibió una lección de lo que debe ser una afición. Tal y como dijo Juan Anguix en la presentación de la campaña Todos somos Elche C.F. se demostró que la hinchada franjiverde es una afición de primera división, y que el sentimiento franjiverde ha ahondado en los corazones de cualquier ilicitano o incluso futbolero de la zona que viva fuera de la ciudad.

Ese sentimiento debe perdurar, no podemos abandonar el barco porque una ola haya impactado contra el casco en una noche de tormenta, porque la travesía es larga y las tormentas abundarán. Contra el Racing de Santander se verán dos pruebas importantísimas que hablarán del futuro en la liga de las estrellas del Elche. La primera se verá en el campo, donde la plantilla deberá demostrar que no es casualidad que haya cosechado récords esta temporada, porque la magnitud de un hombre, o en este caso de un equipo, se mide por las veces que es capaz de levantarse, y ahora es momento de levantarse por primera vez.

Levantarse es difícil en ocasiones, seguro que Escribá, todo un fenómeno del fútbol, ya ha conciencia a sus jugadores en apenas 24 horas a salir a ganar el domingo. Pero ahí es donde la afición entra en juego, con la segunda prueba, porque era fácil ir al Martínez Valero ante el Numancia, incluso viajar a Murcia 50 kilómetros a ver al Todopoderoso líder. La confianza, el apoyo, el sentimiento, se demostrará este domingo, cuando debe aparecer ese jugador número doce que aplaudía a su equipo incluso tras la derrota en La Nueva Condomina, porque quedan dieciséis finales en casa, y porque el sentimiento franjiverde ha empapado en todos, pero sobretodo porque esta afición de primera sabe lo que tiene que hacer para que su equipo también sea, tal como merece, un equipo de primera.

Compartir esta entrada: