Miki Roqué jugó su último partido contra el Elche

El conjunto ilicitano consiguió imponerse al Betis por 1-4 en aquella tarde de 2011 en Segunda División.

El último precedente entre ilicitanos y béticos es un 1-4 de 2011. Aunque en las estadísticas data como la última victoria franjiverde en el Villamarín, en la historia reza como el último partido que jugó Miki Roqué. Apenas un mes después, el jugador catalán hacía público que se le había detectado un tumor en la pelvis.

El 24 de junio de 2012 falleció Miki Roqué a los 23 años. El tratamiento le había hecho progresar, pero no pudo retener un empeoramiento en las semanas previas a la defunción. Días después de la triste pérdida se conoció que el barcelonista Carles Puyol le había pagado el tratamiento contra el cáncer; la clínica Dexeus de Barcelona, donde se operó, también tuvo algún gesto solidario al cobrar la operación a precio de coste. Puyol y Roqué no compartieron nunca camiseta, pero ambos son de Lleida y la madre de Miki nació en la misma ciudad que Carles, La Pobla de Segur.

Recuerdo generalizado

El fallecimiento de Miki Roqué ocurrió en plena Eurocopa 2012. Durante el partido de semifinales contra Portugal, España lució un brazalete negro por el internacional en categorías inferiores; una mezcla de insensibilidad por parte de la UEFA e incompetencia por parte de la RFEF evitó un minuto de silencio antes del partido. Con el título recién ganado, Reina se puso una camiseta del Betis con la serigrafía de Miki Roqué y su número 26, Cesc también tuvo un recuerdo para él y otros tres fallecidos: Jarque, Puerta y Preciado. Piqué no vistió nada en especial pero declaró que “tenemos muy presente a Miki Roqué y a toda su familia”.

Carles Puyol ha sido más constante y aparte de una camiseta con el lema “Anims Miki” en la final de la Champions de 2011, encontró un hueco en sus botas para citar a Miki en abril de 2013 y en septiembre del mismo año. El Real Betis, su último equipo, además decidió retirar el dorsal 26 en su honor.

Compartir esta entrada: