Messi y las telarañas

Decía Escribá que no quería parecerse al equipo que visitó el Camp Nou, que prefería acercarse al que actuó como local ante los culés. La verdad es que la actitud fue parecida, solo que aquel Barça era la nada a nivel colectivo y jugar en su estadio suele ser otro cantar. Se volvió a poblar el mediocampo con un tercer hombre y a salir muy poco de la cueva. Tal y como se sospechaba, José Ángel fue el mediocentro por delante de la zaga y por detrás del dúo Pasalic-Mosquera. El Barça decidió combinar con tranquilidad, evitar pérdidas comprometidas y esperar a que el chisposo Messi decidiera que esa tela de araña no era suficiente para impedir que perforara la custodiada por Tyton.

Los extremos Coro y Rodrigues sufrieron las proyecciones ofensivas de Alves y Alba, por lo que sintieron la responsabilidad de retrasar demasiado su posición en defensa posicional. Se formaba a menudo una línea de seis, con ellos como laterales. Arriba, Jonathas se comió un marrón de proporciones bíblicas hasta que se retiró lesionado. Tras observar estos hechos, se entiende mejor la suplencia de Fajr, que no tenía activada la cuarta plaza atacante para jugar donde debe ni posee el ida y vuelta de los ayer extremos franjiverdes. Se mantuvo así el tipo durante casi toda la primera mitad, pero existían dos problemas: la defensa era demasiado flotante y contemplativa y el equipo apenas salía más allá de su mitad de campo. Al final el 1-0 cayó por su propio peso tras un error en la salida de balón.

La expulsión de Mascherano de poco sirvió, ya que en la reanudación el Elche tuvo el infortunio de encajar el segundo y no poseía arsenal ofensivo para igualar el marcador ni siquiera estando el Barça en inferioridad numérica. Los azulgranas se normalizaron, replegaron más y controló sin sobresaltos hasta el nuevo latigazo de Lionel. El partido, por las alturas de la temporada en las que estamos y por el rival, da para sacar muy pocas conclusiones. La mente debe estar ya en solucionar el asunto de las fichas federativas y ver si puede apurarse el mercado de fichajes. Hay problemas presupuestarios y la actual plantilla agradecería una ayuda extra. Estaremos pendientes de aquí al cierre del mercado.

Compartir esta entrada: