«Teníamos ganas de jugar contra el Sevilla, habrá que aguantarse»

El Elche no pagará 100.000 euros por cada uno de los cedidos desde el club hispalense por lo que Manu del Moral, Stevanovic y Botía, quien además está sancionado, serán el sábado baja.

En su próximo partido, el Elche estará mermado por contrato. Hasta tres bajas obligadas acumulará Fran Escribá para enfrentarse al Sevilla, club propietario de Alberto Botía, Manu del Moral y Miroslav Stevanovic, cedidos al equipo franjiverde el pasado verano con la condición de no jugar ante los hispalenses mediante la conocida cláusula del miedo.

Disponer de ellos le costaría a la entidad ilicitana 100.000 euros por cada uno, también estipulado en el documento como instrumento para liberarlos, movimiento descartado en los despachos del Martínez Valero. Al menos por ahora, ya que el Elche visitará el Sánchez Pizjuán en la última jornada del campeonato liguero y de quedar algún objetivo en juego sí se plantearía ejercer el pago.

La única nota positiva llegó desde la casualidad. Antes del partido contra el Barcelona, Botía estaba, con nueve, a una tarjeta amarilla de cumplir su segundo ciclo de sanción. La estrategia, no reconocida de puertas para afuera, era evidente: provocar –si no lo hacían los jugadores blaugranas antes- la décima amonestación en el Camp Nou y comenzar la segunda vuelta limpio. Y así fue.

El central murciano da voz a sus otros dos compañeros llegados a préstamo desde Nervión para reconocer la ilusión que les produce medirse al cuadro de Unai Emery, algo que no podrán cumplir en esta ocasión salvo drástica decisión de última hora. “Tenemos ganas de jugar contra el Sevilla, pero hay que aguantarse. Forma parte del fútbol y de los contratos que hay por en medio”, asegura.

En los otros dos casos, el mayor mal es la pérdida de Manu del Moral. Recién recuperado de su fractura en el pie, el jienense volvió a competir después de dos meses parado y deberá parar de nuevo en un momento de la temporada en que el ataque franjiverde ansía frescura y él rodaje.

Para el otro, Stevanovic, la situación se acerca a la anécdota. El bosnio vive en el ostracismo y el club negocia su salida en el mercado de invierno con las otras dos partes involucradas: el Sevilla y el fondo privado Doyen Sports que representa al jugador.

Las tres ausencias se unirán a la del guardameta Manu Herrera, quien continúa sin entrenarse tras romperse el tabique nasal. Sapunaru, con molestias en el gemelo, y Fidel, con gastroenteritis, son duda. Sí volverán Coro y Damián.

Compartir esta entrada: