Un mercado invernal ‘movidito’

Rc Sala de Juegos

El Elche pretende que el mercado invernal de 2019 sea ‘movidito’. A la espera de conocer el límite salarial exacto que le permitirá LaLiga, la dirección deportiva encabezada por Jorge Cordero ya ha incorporado a dos futbolistas, Nacho Gil y Dani Calvo, y quiere que haya más altas. En cuanto a bajas, desea dar un mínimo de cuatro para que salgan los futbolistas con menos participación y liberar margen presupuestario.

El club ilicitano ha cerrado dos cesiones antes de que se abra la ventana de fichajes: Nacho Gil y Dani Calvo. El primero ha convencido a Pacheta y Cordero después de tres meses entrenándose con los franjiverdes. Ya se intentó su llegada en verano, pero LaLiga lo impidió por el límite salarial. Puede actuar en las cuatro posiciones de la mediapunta, aunque la más idónea es la banda izquierda a pierna cambiada.

El técnico burgalés señaló que el futbolista del Valencia aportará “desparpajo, gol y desequilibrio” y “ha sido admitido en el vestuario”, algo que da “mucha ventaja”. Su alta paliará la ausencia de Borja Martínez entre tres y cuatro meses por lesión, aunque Pacheta indicó que “tiene características muy distintas” al extremo alicantino.

El refuerzo de Dani Calvo se oficializó el pasado lunes. El central procede a préstamo del Numancia, con opción de continuidad la próxima temporada en caso de permanencia. En el pasado campeonato, fue titular habitual en una escuadra que llegó a la final del playoff de ascenso a Primera. Pero con el cambio de entrenador en el conjunto soriano, perdió mucho peso. Jugó siete encuentros entre mediados de septiembre y finales de octubre, seis de inicio. Desde entonces, ha encadenado semanas fuera de las convocatorias.

El oscense sumará altura y contundencia al eje de la defensa, donde Gonzalo Verdú y Neyder forman el indiscutible tándem. Pero con Juan Cruz asentado en el lateral zurdo y Zotko fuera de los planes de Pacheta, necesitaban competencia. Además, el preparador de Salas de los Infantes suma una alternativa para apostar por el esquema con tres centrales y dos carrileros.

Con Nacho Gil y Dani Calvo, la dirección deportiva cubre dos de sus prioridades: un mediapunta con gol y un central diestro. Jorge Cordero declaró la pasada semana que para reforzar el plantel “lo ideal es un jugador por puesto”. Uno de los siguientes objetivos es un delantero para mejorar la faceta realizadora, uno de los mayores déficits del Elche. Sory Kaba sí da la talla con ocho goles, pero Benja todavía no se ha estrenado y Nino, más asentado en la mediapunta, sólo ha marcado uno.

Capítulo de bajas

Para dejar entrar, hay que dejar marchar. Hay cuatro nombres claros en la rampa de salida: Redru, Zotko, Jony Ñíguez y Chuca. Según AS, Jorge Cordero ya les ha comunicado que no cuentan para Pacheta. Han sido descartes habituales de las convocatorias en los últimos meses y son los jugadores que menos minutos acumulan.

Redru tiene a dos compañeros por delante, Juan Cruz y Manu. Zotko cayó al ostracismo desde su mala actuación frente al Córdoba (1-4) en Copa del Rey, aunque ha entrado en las dos últimas listas de 18 citados. Jony Ñíguez es la tercera opción para el pivote defensivo tras Manuel Sánchez y Xavi Torres. Y Chuca, una de las incorporaciones de relumbrón en verano, ha ofrecido un rendimiento decepcionante.

El lateral zurdo y el centrocampista están a préstamo por Betis y Villarreal, lo que facilitaría su salida y la búsqueda de un nuevo destino. Ambos están en la agenda del Real Murcia. El director deportivo grana es Pedro Cordero, quien trabajó como scouting del Elche durante los dos últimos meses, como miembro del equipo de trabajo de su hermano Jorge. Su condición de sub-23 aumenta su valor en el mercado de Segunda B.

Igual que Zotko, en la agenda de varias escuadras de la categoría de bronce. Entre ellos, el Real Murcia. Y la situación de Jony Ñíguez es más compleja, pues está en casa y quiere ganarse un sitio a pesar de las dificultades. También tiene cartel en Segunda B. El Alcoyano de Vicente Mir ya se interesó en agosto por su fichaje.

Y luego está la situación de Benja. El delantero catalán es objeto de intenso deseo de ‘gallitos’ de Segunda B, todavía no ha marcado este curso, estaba a la sombra de Sory y la dirección deportiva busca un punta. Sin embargo, Pacheta le dio la titularidad en las dos últimas jornadas y ha respondido con creces. Sin goles, pero con asistencia y penalti provocado. Mostró el pasado sábado en zona mixta su intención de quedarse: “Quiero ayudar al equipo y estoy contento aquí. Pero hay cosas que no están a mi alcance”.

Pacheta desea aumentar el nivel de la plantilla, pero para realizar movimientos también va a tener en cuenta el aspecto humano para preservar la muy buena salud del vestuario. “Siempre que llega una ventana de mercado, hay entradas y salidas. Quiero valorar muchas cosas, no sólo el rendimiento deportivo. Debemos andar con mucho ojo. Intento tener el mayor número de datos posible. Si no los tengo, puedo acertar. Pero tenerlos me acerca”, expuso hace unas semanas.

Número de movimientos similar al último mercado invernal

Si se cumplen las expectativas, el mercado invernal del Elche de 2019 será muy similar en cuanto a movimientos con el de 2018. Hubo cinco altas y cuatro bajas en enero del pasado año. Firmaron Jony Ñíguez, Josan, Zotko, Manu y Neyder y salieron Golobart, Adrián Jiménez, Diego Benito y Peris.

Foto: Sonia Arcos – Elche CF

Compartir esta entrada: