Un mensaje desde la grada

Adrián Cedillo ¦ 11/12/12 07:00 @Adrcedillo

En el momento más dulce y amargo de la temporada la afición debe ser el pulmón y la voz del Elche Club de Fútbol. Con el equipo líder en la tabla de clasificación y líder en problemas en los despachos, la afición debe mantener el nivel de compromiso demostrado durante toda la temporada y mostrarse como una afición de primera, que quiere que su equipo regrese al lugar que históricamente le corresponde en el fútbol español, la máxima categoría.

Cuando entre los aficionados franjiverdes aparece el temor del retorno de los fantasmas del pasado debido a los conflictos internos en el seno del consejo de administración y con la sombra del concurso de acreedores sobre el equipo, es el momento en que debe estar con el equipo. Porque el domingo España entera estará pendiente del partido que tendrá lugar en el Martínez Valero, donde el Elche no será un equipo con problemas internos, ni una entidad con dos bloques separados por una brecha irreparable, lo que el país entero querrá ver, incluso disfrutar, es de ese equipo que está dando que hablar donde debe, en los terrenos de juego.

El Almería llegará a la ciudad de las palmeras como segundo clasificado, a cinco puntos del equipo de Fran Escribá. La posibilidad de dejar al que actualmente es el principal perseguidor de los franjiverdes a ocho puntos debe ser lo único que pase por la cabeza de la hinchada. Por ello el objetivo debe ser sólo uno, llenar el Martínez Valero para demostrar a toda España, y también a quienes desde el palco manejan los hilos del club, que la afición está con el equipo, que los ilicitanos si quieren un equipo de primera división.

El domingo a las doce de la mañana la afición blanquiverde debe ser una sola, con único objetivo. Demostrar que están ahí cuando su equipo lo necesita, y mostrar que están ahí, pendientes de lo que se hace con el club de sus amores, el cual no debe ser el juguete roto de nadie.

Porque la afición quiere un Elche de primera, debe mostrarse, como ya ha hecho con anterioridad, como ya hizo el pasado sábado en el Mini Estadi, como una afición de primera. Porque el estadio Martínez Valero debe quedarse pequeño. Un mensaje para el equipo, un mensaje para el consejo, un mensaje para toda España.

Compartir esta entrada: