Medio centenar de valientes

El Benito Villamarín recibió la visita de un puñado de fieles franjiverde que desafiaron al complicado horario dominicial y los 600 kilómetros de distancia.

Ni los cerca de 600 kilómetros de distancia entre Elche y Sevilla, ni el mal horario para viajar frenaron a un puñado de aficionados franjiverde desplazados al Benito Villamarín para animar a su equipo. Entre los más de 30.000 espectadores que prácticamente llenaron el estadio de Heliópolis, los hinchas ilicitanos quedaron ubicados en un rincón en lo alto de una de las curvas del Gol Norte.

En total, alrededor del medio centenar de personas, más lo que se dispersaron por el resto del graderío bético, enloquecieron con los goles de Manu del Moral y Fidel y sobre todo con el pitido final del árbitro. El Aromas Ilicitanos no se escuchó como otras veces, pero seguramente para todos esos fieles del Elche haya sido el que mejor ha sabido en lo que va de temporada.

Compartir esta entrada: