Terreno (casi) vedado a ilicitanos

Rc Sala de Juegos

David Forniés pisará el césped del Martínez Valero por primera vez como rival del Elche este sábado. Lo hará con la camiseta del Real Murcia, uno de los rivales clásicos de los franjiverdes, y en una eliminatoria al rojo vivo para intentar ascender a Segunda División. Posiblemente no es lo que soñaba el lateral zurdo ilicitano cuando era más joven y galopar por la banda del coliseo de su ciudad era la meta a alcanzar algún día.

Forniés, formado en la cantera del Valencia, es uno de los últimos productos futbolísticos que ha dado la ciudad de Elche, que estos días se congratula de tener al primer mundialista de su historia, Saúl Ñíguez. Sin embargo, para los ilicitanos no ha sido fácil triunfar en su tierra… ni siquiera como visitantes. El futbolista del Real Murcia tendrá que superar una curiosa maldición que, obviamente, el franjiverdismo espera que se siga cumpliendo.

Pocos ilicitanos que han visitado el Martínez Valero como rivales se han ido con una plena sonrisa en la boca en los últimos tiempos. Esta campaña, Forniés será el quinto que trate de asaltar su ciudad natal. De los cuatro anteriores sólo uno lo hizo. La temporada pasada lo intentaron otros dos, sin éxito.

Seguros AXA

El único ilicitano que sabe lo que es ganar al Elche este curso lo tuvo que hacer desde la portería. Miguel Bañuz completó una actuación perfecta para sus intereses, manteniendo la portería a cero y ayudando al triunfo del Alcoyano por 0-2 en el mes de octubre. Óscar Rico sacó un empate (3-3) con el Atlético Baleares y Raúl Fuster cayó (2-0) con el Llagostera.

Saúl no, Jony sí

Ni siquiera Saúl Ñíguez ha superado esta maldición. El mediocampista internacional jugó unos minutos en la visita del Atlético de Madrid correspondiente al partido de ida de Copa del Rey, que finalizó en tablas (1-1). La campaña pasada tampoco ganaron ni Akapo, recién ascendido a Primera, con el Huesca (1-1) ni Álvaro Giménez con el Alcorcón (0-0).

El último futbolista de campo ilicitano en ser capaz de asaltar el Martínez Valero tiene la misma sangre que Saúl y actualmente defiende la franja verde. Jony Ñíguez derrotó al Elche con el Guadalajara en el mes de mayo de 2012 (2-3), en el curso anterior al del ascenso a Primera, que terminó con el equipo cayendo en barrena durante el tramo final de competición.

Una década sin goleadores

Por lo que respecta a futbolistas ilicitanos capaces de ver puerta en el estadio Martínez Valero, la mala racha superaba la década… hasta el derbi de hace unas semanas. El gol de Jony fue el primero de un ilicitano con la zamarra franjiverde en casa desde que Joaquín Calderón marcara al Castellón en 2007. En todo este tiempo, jugadores como Aarón o Álvaro marcaron con el Elche, pero siempre a domicilio.

Aún más tiempo ha pasado desde el último tanto de un ilicitano en el Martínez Valero como rival. Lo firmó Nano con el Novelda en 1995. El talentoso mediapunta, además, hizo un doblete. «Éramos una especie de Elche B, con mucha gente de la cantera y de la ciudad», recordaba el propio futbolista hace poco a DF.

ZAFIRO, ELCHE ALEVÍN Y PASO POR TRES CANTERAS

A sus casi 27 años, David Forniés trata de dar el salto al fútbol profesional, tras una carrera en la que no le ha importado recorrerse diversas ciudades para conseguir su sueño. Con cuatro años empezó a jugar en el Zafiro y el Elche lo fichó en edad alevín (10 años) aunque sólo duró un año en la entidad, ya que el Valencia se lo llevó a Paterna.

En el club de Mestalla llegó hasta el filial e incluso entrenó alguna vez con el primer equipo durante la etapa de Quique Flores (y Fran Escribá). Posteriormente pasó por otros dos filiales: Zaragoza y Getafe. En julio de 2014 dio el salto a Segunda al fichar por el Alcorcón, pero rescindió antes de comenzar el curso. Lleida, Sabadell, Cultural Leonesa (ascenso) y Murcia han sido sus últimas paradas. De momento, su techo está en Segunda B.

Compartir esta entrada: