El Martínez Valero tiene la llave

Está claro: en Segunda División no hay rival pequeño, la categoría es muy igualada y cualquiera te puede pintar la cara. Pero también lo está que, para aspirar a algo más que la permanencia, el Elche CF debe hacerse fuerte en casa y conseguir puntos valiosos como visitante. Vistos los próximos rivales, esta sensación se acrecienta.

El conjunto franjiverde recibirá al Huesca el próximo domingo, al que ganó con relativa comodidad en la primera vuelta por 1-3. El próximo en visitar el Martínez Valero será la UD Llagostera, que endosó un duro correctivo a los de Baraja pero es un habitual de la zona baja de la tabla. El Almería será el tercer rival que el Elche afronte como local. Se trata de un equipo en apuros que no ha conseguido ensamblar de manera convincente a su nómina de buenos futbolistas.

Zaragoza, Lugo y Albacete serán los adversarios que perfilen las aspiraciones ilicitanas, rivales que no cedieron los tres puntos ante Sergio León y compañía: sólo el Lugo no consiguió su objetivo de vencer en su estadio (1-1). Entre medias, el Elche realizará visitas complicadas ante rivales que les ha creado problemas. Oviedo, Mirandés, Vitoria y Pamplona serán plazas de entidad, que albergan contrincantes que ocupan puestos en la mitad superior de la clasificación.

Ante ellos, los números no han ido mal en la primera vuelta: empate ante Oviedo (1-1) y Leganés (0-0), victoria ante Osasuna (2-1) y derrota ante Mirandés (1-4), si bien es cierto que cinco puntos de doce posibles fue un balance mejorable como local. Tras el tramo mencionado, quedarán seis jornadas para el fin de la competición. La franja verde deberá brillar con luz propia en esta segunda vuelta si quiere soñar con el playoff. Primera parada, el próximo domingo.

Compartir esta entrada: