Mario Arques, el cerebro del Ilicitano

fran_publo_galerias3

Mario Arques Blasco  (1992, Alicante) es el arquitecto del juego del Elche Ilicitano. Mario es un fijo en el centro del campo del equipo de Vicente Mir, donde Sergi y Gálvez se disputan un hueco para formar pareja con él en la medular. El futbolista, de 22 años, fue el autor del gol en el encuentro del pasado domingo frente al Hércules. Arques ha militado en el filial del Villarreal, en el Orihuela y las dos últimas temporadas en el Mestalla, próximo rival del Ilicitano. El mediocentro alicantino tiene firmado dos temporadas con la entidad franjiverde. 

¿Cómo se encuentra  la patilla anímicamente  después de la derrota tan cruel en el derbi frente al Hércules?

En el momento nos dolió mucho, por producirse de esa manera y por el esfuerzo que hizo el equipo… pero eso se quedó ahí. La plantilla está recuperada y con muchas ganas de sumar los tres puntos ante el Mestalla.

Próximo partido ante el Mestalla, ex equipo suyo. ¿Partido especial?

Así es, va a ser un duelo de filiales, con una plantilla prácticamente nueva la del Mestalla. Conozco a cuatro o cinco jugadores de allí y enfrentarme a ellos va ser especial y diferente.

¿Puede ser usted el mejor espía para el sábado? Conoce como juega el equipo de Curro Torres…

Al final todos los equipos nos conocemos por todas las veces que nos enfrentamos o cuando vienen a vernos o vamos nosotros. Va a ser un partido bastante abierto, donde los dos equipos van a intentar jugar. Nosotros vamos a intentar imponer nuestro juego, aunque nos conozcan, se trata de ser más listos  y demostrar en el campo que somos mejores e iremos a por el partido.

Los dos filiales tiene  cuatro puntos. De un año a otro se han producido varios cambios en las plantillas, pero mantienen ambos el  entrenador que finalizó la temporada pasada. Muchas similitudes ¿las hay también en juego?

Nosotros somos un equipo que intenta iniciar desde atrás, llegar a la línea de  mediapuntas con el balón controlado. El Mestalla, por el tipo de jugadores que tienen, golpean un poco arriba para buscar la segunda jugada.

¿Cómo valora su paso por la cantera del Valencia?

Los dos años que estuve allí aprendí muchísimo. En uno de ellos jugué más que en otro. Me quedo siempre con lo positivo. El año pasado el equipo sufrió, estuvo en los puestos de abajo de la clasificación y nos salvemos en el último momento. A la experiencias malas le saco la parte buena, los compañeros y la gente que pasó al lado mía En ese sentido agradecido.

Si vuelve a marcar, como la jornada pasada, ¿lo celebrarías?

Para mí, celebrarlo no es falta de respeto. En el momento del partido estás caliente y lo celebras. Encima en casa… Supongo que sí lo celebraría.

¿Qué sensaciones le transmite el Ilicitano en estas cuatro jornadas?

Es un equipo que está creciendo poco a poco. Hemos tenido un poco de mala suerte en ciertos partidos que nos podíamos haber llevado algo más positivo. Al equipo lo ve bastante bien, muy compenetrado, haciendo un buen grupo. De aquí en adelante se van a ver cosas muy buenas en el equipo.

¿Cómo se definiría como centrocampista? ¿Qué cualidades destacaría?

Soy un mediocentro defensivo, que me gusta darle la salida del balón al equipo. Me gusta  hacer circular la pelota en zona de inicio, para que a la gente de arriba le lleguen buenos balones. A partir de ahí, darle equilibrio, ayudas defensivas a los compañeros y ser un poco el vértice del equipo, el jugador que te da el apoyo, cuando estás agobiado.

Está contando mucho para Viecente Mir. Sergi y Gálvez son quien se disputan ser su pareja…

Los tres jugadores, aunque parezcamos del mismo corte, somos muy diferentes y nos compenetramos entre los tres bastante bien. El míster realmente apuesta por los tres, pone a uno de central y otro de mediocentro… Pero sí que es verdad que está dándome confianza y yo en el campo intento devolvérsela. Tanto con Sergi como con Gálvez, me siento muy cómodo. A los buenos jugadores siempre es bueno tenerlos cerca.

¿Qué le aporta Gálvez y qué Sergi?

Cuando juego con Gálvez, soy yo el que se mete un poco más arriba, el que llega más al área porque sabes que él va a estar ahí detrás cerrando. Sergi y yo somos dos jugadores algo más dinámicos y no hay puestos tan fijos.

Viene de un club grande como es el Valencia ¿Qué imagen le ha dado el Elche, como institución? 

Cuando vine a Elche me esperaba un club más humilde. Pero nada más entrar a las oficinas, no noté ninguna diferencia, al contrario. Vi mucha gente trabajando, mucha gente implicada y sobre todo te transmiten esa ilusión de estar en Primera y de querer quedarse ahí.

Ha firmado dos años, imagino que su objetivo será hacer una buena campaña con el filial e intentar meter la cabeza en el primer equipo la próxima temporada. ¿No?

Lo primero es el filial. Estoy pensando en el equipo y en hacer muy bien las cosas, porque va a ser una temporada muy bonita, dura e ilusionante. Lo principal es que todos tengamos la cabeza en el Ilicitano. Desde arriba nos han mentalizado para que estemos preparados porque somos un filial y pueden necesitarte cuando menos te lo esperas. Seguro que haciendo las cosas bien, alguno va a tener la oportunidad de estar arriba el año que viene o incluso este.

La primera plantilla del Elche es corta, y la medular es una posición despoblada. ¿Es un aliciente más para hacer una gran campaña? Por si alguna vez Escribá tiene que echar mano de usted.

Estoy muy motivado, porque veo que el equipo está fuerte, estamos haciendo un buen grupo. Las cosas van a ir bien, y a partir de ahí todo puede pasar. Me gusta trabajar el día a día para estar preparado y ojalá pueda tirar de mí Escribá.

 

Compartir esta entrada: