Manu Herrera y Ángel, contra su pasado

El Elche se verá las caras esta temporada con algunos de los integrantes de la plantilla que ascendió a Primera División en la temporada 2012/2013. Ya se enfrentó al Nàstic de Palanca y al Real Oviedo de Generelo, Linares y Héctor Verdés. Este fin de semana es el turno de Manu Herrera y Ángel, qué se medirán a los franjiverdes defendiendo los intereses del Real Zaragoza.

Manu Herrera fue el portero del ‘Elche de los récords’. Llegó a la entidad ilicitana después de quedarse a tan solo un gol de ascender a Primera División con el Alcorcón, objetivo que logró con el Elche una temporada después. En esa misma campaña, fue el portero menos goleado de Segunda con 25 tantos encajados en 39 partidos.

En su debut en la máxima categoría, varios errores en el primer tercio de competición le condenaron a la suplencia, pero tras la lesión de Toño, recuperó la titularidad y ya no la soltó. Su actuación frente al Barcelona en el Martínez Valero fue clave para que el Elche empatara a cero y consiguiera la permanencia a falta de una jornada para el final. El pasado curso estuvo a la sombra de Tyton y sólo jugó ocho partidos.

Con casi total probabilidad, el guardameta madrileño verá el encuentro del domingo desde el banquillo. Únicamente ha jugado en Liga cuando Bono se ha marchado con la selección de Marruecos y en Copa del Rey. No obstante, un sector de la afición blanquilla reclama su titularidad.

Ángel hizo un viaje de ida y vuelta a Elche. El ariete canario se incorporó a la disciplina franjiverde en el verano de 2010 tras ser descartado por el Tenerife. Desde la desgraciada lesión de Linares en febrero del año siguiente hasta finales de 2011, ofreció un gran nivel, marcando 24 goles en ese intervalo.

Sin embargo, se ganó la enemistad de la afición por su pobre rendimiento en la segunda vuelta de la campaña 2011/2012, cuando ya podía negociar con otros equipos, y su ausencia de la convocatoria en el partido contra el Huesca porque Bordalás le ‘castigó’ por ir a Valencia para hacer el examen que le permitiese obtener el título de patrón de embarcaciones de recreo.

Al término del curso fichó por el Levante, pero la falta de minutos en el equipo blaugrana propició su retorno como cedido al Elche, una decisión que no sentó bien a parte de la hinchada franjiverde. Aun así, Ángel supo volver a ganársela con su juego. Anotó cuatro goles en quince partidos, uno de ellos en un triunfo clave en Villarreal, que prácticamente certificó el ascenso el conjunto ilicitano a la categoría reina de nuestro fútbol.

Después de gozar de pocas oportunidades en su segunda etapa en el Levante y en Eibar, Ángel ha decidido volver a descender un peldaño para ayudar al histórico Real Zaragoza a ascender a Primera. El delantero canario ha disputado esta temporada diez encuentros, siete como titular, y ha marcado dos tantos. En las últimas tres jornadas ha participado saliendo desde el banquillo. El técnico del cuadro maño, Ranko Popovic, ha probado de cara al once del domingo con Ángel en la banda izquierda, posición que ha ocupado en los dos partidos anteriores.

Foto: Emart & Soccer

Compartir esta entrada: