Con todo en contra

Adrián Cedillo ¦ 04/11/12 20:06 @Adrcedillo

El fútbol no fue justo con el Elche en Anxo Carro. Los de Fran Escribá merecieron sumar e incluso la victoria contra el Lugo pero las decisiones arbitrales y un error defensivo en los últimos minutos han provocado que la expedición regrese a Elche de vacío.

Salió fuerte el Lugo, que en los primeros diez minutos logró poner peligro sobre la meta de Manu Herrera. Óscar Díaz avisaba de sus intenciones ya en el minuto dos, pero su lanzamiento salía desviado. El delantero mostró sus buenos movimientos entre líneas ganando la espalda a la defensa ilicitana, pero su lanzamiento volvió a quedar lejos de la meta.

Ahí terminó el peligro local. Los de Escribá se quitaron la presión de encima y comenzaron a crear peligro sobre la meta de Yago. El cancerbero gallego vio como Carles Gil desperdiciaba la oportunidad de abrir el marcador con un lanzamiento que salió rozando la escuadra tras una brillante jugada de Fidel y, poco después, mostró sus buenas maneras tapando con acierto la que era hasta entonces la ocasión mas clara de gol, un mano a mano de Etxeita, que controló de forma espectacular el esférico pero no fue capaz de batir al cancerbero.

El árbitro determinante

El cronómetro se acercaba al descanso cuando Fidel rompía desde atrás la línea defensiva local y aprovechaba la oportunidad para batir a Yago en su salida. Un gol de escuela infantil por la facilidad con que la transformó el conjunto franjiverde, aunque no lo interpretó así el asistente de De Burgos Bengoetxea, que levantó la bandera señalando fuera de juego del onubense, a pesar de que se encontraba más de un metro por detrás en el momento en que recibía el pase. Error garrafal que mandaba al Elche con un injusto empate al descanso.

Comenzó el segundo tiempo con otro gol anulado, esta vez en la otra portería, aunque en esta ocasión el asistente, el mismo que negó el gol legal de Fidel, sí acertó al ver que el delantero se encontraba por delante de los defensores.

La segunda mitad tuvo menos ocasiones que los primeros cuarenta y cinco minutos, sin que los porteros tuvieran apenas inquietudes, hasta que volvió a aparecer en escena el árbitro. En esta ocasión De Burgos Bengoetxea señaló una falta inexistente de Damián al borde del área en la disputa de un balón. El golpe franco fue rematado por el ex franjiverde Óscar Díaz para abrir el marcador en un claro error de marca de la defensa. Un tanto que llegaba a falta de apenas diez minutos sin dejar apenas margen de maniobra a los de Escribá.

El reloj pareció entonces ir más rápido que los anteriores ochenta minutos, sin que el Elche inquietara la meta rival, dedicándose a colgar balones inertes en los últimos instantes de juego que ni Powel ni ningún otro visitantes fueron capaces de bajar con acierto.

Segunda derrota consecutiva lejos del Martínez Valero, una racha que no deberá convertirse en tendencia para evitar perder el margen de error que tiene el Elche sobre sus principales rivales en la lucha por el ascenso, una pelea que queda ahora más encarnizada que nunca, aunque con el conjunto franjiverde todavía como destacado líder de la categoría.

Compartir esta entrada: