Un mes y medio sin el capitán

Los malos augurios se han cumplido. Lolo Ortiz estará entre cuatro y seis semanas de baja tras confirmar las pruebas médicas que sufre una lesión miotendinosa en el recto anterior de la pierna izquierda, según ha informado el club ilicitano en un escueto comunicado.

El centrocampista andaluz se lesionó el pasado viernes durante el entrenamiento del equipo ilicitano, previo al viaje para el partido ante el Llagostera, en una acción fortuita tras golpear el balón y sentir, de inmediato, unas molestias en su muslo.

Lolo se había convertido en el inicio del campeonato en un jugador imprescindible para Rubén Baraja, entrenador del equipo, quien había contado con él como titular en todos los partidos del campeonato de Liga.

En el mejor de los casos, si Lolo es baja durante un mes más se perderá los compromisos ante Mirandés y Leganés en el Martínez Valero, y Almería y Zaragoza, su ex equipo, a domicilio.

En el caso de que la convalecencia se estirara a las seis semanas, el andaluz tampoco podría jugar ante el Osasuna, otro de sus antiguos equipos, en Elche, ni ante el Lugo en tierras gallegas, allá por el 15 de noviembre.

Alternativas

Por suerte para el Elche, Ramón Planes, director deportivo, y Rubén Baraja, entrenador, diseñaron una plantilla con varios jugadores que pueden actuar en el medio centro defensivo, por lo que la baja de Lolo, aunque importante por su peso específico y jerarquía dentro del grupo, puede minimizarse. Ilie Sánchez o Mandi, aunque con características diferentes, pueden desempeñar esta función con relativa normalidad.

Incluso José Ángel Alonso, ya en la recta final de su recuperación tras superar una grave lesión de rodilla, podría asomarse pese a ser central al medio centro de forma improvisada, tal y como ya sucedió en el pasado cuando dirigía el equipo Escribá.

Sin embargo, el único precedente sin Lolo en el equipo no es del todo positivo. El andaluz no estuvo en Llagostera y su equipo cayó goleado (4-1), si bien técnico y jugadores comentaron que poco habría cambiado la historia con su presencia en el campo, ya que la derrota se debió a un mal día colectivo.

Compartir esta entrada: