Living la liga loca

publi logo diario franjiverde uno

Pues menos mal que el Elche se trajo los tres puntos de La Rosaleda de Málaga, porque con los resultados de los rivales directos en la lucha por la permanencia, la situación se hubiese puesto muy, pero que muy complicada si no se hubiera ganado. La liga se ha vuelto loca, con partidos que se resuelven en el añadido del tiempo añadido, y ahora Elche es uno de los puntos ‘calientes’ de la próxima jornada.

La salvación está ahora mucho más cerca pero también sigue estando algo lejos. Desde que concluyeron los partidos del domingo y hasta que se juegue la próxima jornada, nos bombardearán con todas las combinaciones habidas y por haber que se deben dar para que unos y otros sean campeones o se salven. Hacer cuentas es complicado porque según los marcadores que se produzcan, el límite de puntos puede variar arriba o abajo. Quizá uno más sea suficiente, y tres te garantizan la continuidad en la élite. Incluso podría darse la circunstancia de que aun perdiendo los dos partidos que restan, te quedes en Primera División.

Lo que está claro es que ahora el calendario tampoco es tan malo para los franjiverde como se podría haber pensado hace unas semanas. Que sí, que el domingo viene el F.C. Barcelona, el de los Messi, Xavi, Iniesta y compañía, pero es muy complicado volver a conectar con la competición, recuperar la intensidad, cuando tras el empate del Getafe todos los jugadores blaugranas sacan la bandera blanca y dan la liga por perdida. Algunos ya empezaban a pensar en el Mundial de Brasil.

Además, el entorno azulgrana está más pendiente de la reunión mantenida por Zubizarreta con Luis Enrique para que entrene a los azulgrana la próxima temporada -con las posible altas y bajas saliendo ya en los medios de comunicación catalanes-, y del choque que el Celta debe disputar ante el Real Madrid. El escenario ideal para preparar el compromiso del Martínez Valero. Que por la calidad que tienen te pueden hacer un ‘roto’ es evidente, pero Valladolid, Granada y Getafe han mostrado el camino. ¿O no estaba el Barcelona entonces inmerso en la lucha por el título?

Es posible dar la sorpresa y sellar en casa la permanencia. Y si no, en la última jornada se visita a un Sevilla que vendrá de jugar previamente la final de la Europa League ante el Bemfica. O estarán con la euforia del título y las celebraciones, o con la depresión de la derrota y sin nada que jugarse ante los de Escribá. De una u otra manera, con la mente puesta en otras cosas. Para haberlo firmado antes de comenzar el campeonato. ¿O no?

Compartir esta entrada: