La Liga incorpora mejoras al desarrollo del juego para el nuevo curso

 
El fuera de juego posicional desaparece y las manos involuntarias no serán sancionadas, entre otras medidas.

El Comité Técnico de Árbitros publicó recientemente una circular en la que presentaban nuevas consideraciones en el reglamento de la Liga, cuyo comienzo es inminente. Entre las nuevas ideas se encuentran la desaparición del fuera de juego posicional, el spray para las barreras o la impunidad para las manos involuntarias. Los árbitros también han recibido líneas de actuación en casos de racismo.

Desarrollo del juego

En el caso del (1) fuera de juego la regla se vuelve más inclemente: si un jugador es susceptible de inducir a la confusión o distracción del rival, tocando o no el balón, será sancionado con fuera de juego; en cambio, la infracción por (2) manos será un poco más laxa: si el árbitro aprecia falta de voluntad del jugador en jugar el balón con las manos, la acción quedará sin castigo. En cualquier caso, ambas decisiones quedan a expensas de la interpretación del árbitro. Algo más fácil de interpretar será el (3) uso de los codos, el CTA considera que «la generalidad de las acciones pertenecen al apartado que la regla contempla como una acción temeraria y que, por lo tanto, deben ser sancionados» aunque puntualiza que cuando un jugador «empleé fuerza excesiva con resultado de impacto deliberado sobre su adversario, debe ser expulsado».

El (4) spray es una de las medidas más conocidas después de haberse utilizado años en Sudamérica y haber llegado al gran público gracias al Mundial de Brasil, esta medida llegará a España y se utilizará en los tres primeros escalones del fútbol nacional; sobrepasar la línea marcada por el árbitro será motivo de amonestación por no respetar la distancia.

Cuando cada período de 45 minutos acabe, el primer asistente deberá (5) adelantarse a los dos equipos y al resto del equipo arbitral y entrar al túnel de vestuarios antes para controlar el corredor con el ánimo de evitar discusiones y conflictos. Su misión será «observar y transmitir al árbitro, los hechos que ocurran alejados de los principios del respeto y el fair play«.

Racismo

En la circular del CTA, los árbitros recuerdan que «la Real Federación Española de Fútbol desea que los árbitros sigan contribuyendo activamente a la prevención de este fenómeno y puedan actuar con determinación ante estas deplorables conductas», de este modo se han indicado una serie de directrices:

  1. Se instruirá a los árbitros para que las actas arbitrales reflejen, de forma específica, todo tipo de ofensas o incidentes racistas en la que tomen parte tanto los participantes como el público. Progresivamente se adoptarán formularios y modelos de actas para consignar este tipo de incidencias.

  2. La paralización o interrupción momentánea de los partidos donde se produzcan conductas racistas, tanto de obra como de palabra, será una facultad reservada a los árbitros.

  3. Cuando los árbitros hagan uso de esa facultad, instarán al organizador para que transmita -a través de megafonía y los sistemas audiovisuales del estadio- mensajes que condenen ese tipo de conductas y que insten a los asistentes a un comportamiento respetuoso.

  4. Antes de adoptar la decisión de suspender el partido, agotarán las vías dirigidas a lograr que prosiga su celebración.

Equipamientos básicos y ropa interior

La nueva circular ha enmendado el texto anterior relativo a los equipamientos básicos o interiores. De este modo, según la regla actual, el equipamiento básico obligatorio no deberá tener lemas, mensajes  o imágenes políticos, religiosos o personales y el organizador de la organización sancionará al equipo de un jugador cuyo equipamiento básico obligatorio los tenga. En el motivo de este cambio, el CTA advierte que existe una diferencia entre lo que un jugador puede mostrar en una pieza del equipamiento básico y lo que puede mostrar en la ropa interior: es decir, no puede mostrar estos mensajes en la ropa básica pero sí en su camiseta interior, «esta enmienda pretende establecer una política coherente para el equipo y todas las prendas de ropa interior».

En la misma línea, el CTA comunicó no encontrar razón por la cual deba prohibirse el uso de protectores de cabeza, siempre que se respeten las restricciones en cuanto a diseño ya definidas. Así, estos serán de color negro o del principal de la camiseta (siempre y cuando los jugadores de un equipo usen el mismo color), estar a tono con la apariencia profesional del equipamiento del jugador, estar separados de la camiseta, ser seguros y no suponer ningún riesgo para el jugador que lo lleva ni para ningún otro y carecer de partes que sobresalgan.

Compartir esta entrada: