El líder de siempre: el Elche recupera sus señas de identidad

Pablo Salazar | 26/03/2013 02:45 @PaoloSalazar

El conjunto franjiverde mostró su mejor cara el pasado domingo ante el Murcia en un partido que tuvo controlado de principio a fin y volvió a dejar la portería a cero después de cuatro jornadas.

El flamante líder de la Segunda División volvió a la senda del triunfo de la mejor manera posible. El cuadro comandado por Fran Escribá volvió a revivir las buenas tardes de fútbol que ha realizado esta temporada y que han asombrado a los hinchas franjiverde. Pese a que tan solo se consiguió vencer por un gol de diferencia lo cierto es que los locales dominaron de cabo a rabo un encuentro en el que no especularon con el resultado, ya que en ninguna fase del choque dejaron de atacar.

El tempranero gol del ariete tinerfeño Ángel Rodríguez fue la rúbrica al apabullante inicio del conjunto ilicitano. Los de Escribá saltaron al tapete del Martínez Valero sabiendo que éste no era un partido más, ya que tenían que espantar las sensaciones negativas después de las dos jornadas consecutivas probando la derrota. Ante el Mirandés, el Elche adoleció de acierto de cara a puerta y pagó caro el único error que tuvo en el encuentro, mientras que frente al Numancia el tono característico de los franjiverde desapareció.

Fue Ángel quien iluminó el camino a seguir con su gol, ya que certificó que el Elche estaba de vuelta. La intensidad en el juego, la rapidez en los contragolpes, la presión al rival en el centro del campo y la solidez atrás han sido los sellos característicos de este líder y todos volvieron a lucir ante un valeroso Murcia, que en ciertas fases del encuentro tan solo pudo contemplar atónito como los de Fran Escribá hacían y deshacían a su antojo. Volvieron a aparecer los hombres clave como Xumetra, que atravesaba un momento de bajón que debilitó al equipo, y pese a su clamoroso fallo rozó un notable con su soberbia actuación.

Ángel y Corominas dotaron al ataque ilicitano de una movilidad carente ante el Numancia y tanto uno como otro dieron muestras de su calidad y capacidad de generar ocasiones de gol. Lo reconoció el preparador del cuadro Murciano, Onésimo Sánchez, al término del partido cuando aseguró que pese a haber entrenado ciertos aspectos el Elche “no perdonó” que dejaran libre de marca a uno de los dos ‘killers’. Ahora, además, el técnico del Elche ha recuperado a su hombre ‘fetiche‘, Carles Gil, que parece que ha dejado atrás sus problemas musculares, mientras que el ilicitano Aarón Ñíguez espera su oportunidad para volver a demostrar su calidad, por lo que son muchos los argumentos favorables para que este Elche siga en la misma línea positiva de juego.

Portería a cero

Fran Escribá suele transmitir el mensaje de que las delanteras «ganan partidos pero las defensas campeonatos» y lo está llevando al extremo. Resulta llamativo que en la jornada 31ª el Elche tan solo cuente con 18 tantos en su cuenta, lo que ha aupado a Manu Herrera como Zamora indiscutible de la Segunda División. Esta jornada volvieron los soldados Pelegrín y Etxeita y mantuvieron la portería a buen recaudo, ya que por primera vez en cuatro jornadas los franjiverde no encajaron goles ante el cuadro murciano.

Compartir esta entrada: