El Martínez Valero por fin tendrá licencia de actividad

17 meses después de que se comenzaran a realizar las obras del Martínez Valero para adecuar el estadio a la Primera División y cumplir así con los requisitos solicitados por la Liga el Elche está a las puertas de conseguir la licencia de actividad de su estadio, que ha estado en funcionamiento sin ella desde 1976. El club franjiverde puede decir que virtualmente ya cuenta con la ansiada autorización, ya que en la última inspección realizada por los técnicos ingenieros del Ayuntamiento de la ciudad ilicitana se anotaron tres pequeñas observaciones que ya han sido subsanadas.

El hidrante ubicado en frente de la puerta 0 que ha sido colocada en sustitución de la que había que no estaba conectada con la instalación existente, algunos desperfectos relativos al almacén y la falta de un pasamanos en una escalera han sido los tres elementos que han tenido que corregirse para tener por fin la licencia de actividad del Martínez Valero. Esta llegará ya en el mes de enero, concretamente en la segunda semana, una vez finalizada las fiestas de Navidad, cuando los ingenieros técnicos del Ayuntamiento de Elche den el visto bueno definitivo.

Para llegar a tener el OK municipal el club, dentro de las obras que se propuso realizar el pasado verano aprovechando el salto a la Primera División, tuvo que hacer especial atención a las medidas de seguridad. Las torres de evacuación del estadio tuvieron que ser habilitadas, así como los vomitorios o la reubicación de las escaleras en las gradas con la colocación de los correspondientes pasamanos, han sido algunas de los cambios que se han realizado. El tema de la higiene con la remodelación de los aseos y la adecuación y fabricación de los mismos en el anillo también han influido.

El presupuesto de las obras, según refleja el informe de gestión del club, han ido creciendo a medida que intentaban adecuarlo para obtener la licencia de actividad: “En poco menos de dos meses hemos sido capaces de adecuar la infraestructura del estadio a las modernas tecnologías y, de paso, adquirir la tan anhelada licencia, lo que nos ha llevado a tener que estirar nuestro presupuesto más de la cuenta”. Algunas de estas circunstancias se reflejan en las cuentas presentadas en la anterior junta general de accionistas como la relativa al inmovilizado material en donde se especifica que el club formalizó escrituras de hipoteca a favor de Aglomerados Los Serranos (empresa encargada de la remodelación) en garantía de la deuda que se mantiene con ellos por valor de 2.100.000 euros.

Compartir esta entrada: