El Elche inicia el largo camino de retorno hacia Primera División en el Toralín ante un rival que aspira a todo · Baraja apostará por el bloque que disputó el Festa d’Elx.

Ponferrada, tierra de acero templario y ruta obligada de peregrinos, fue el  lugar elegido por el destino para que el Elche inicie su largo y tortuoso camino de regreso a la tierra prometida. Expulsado del paraíso por errores que nada tienen que ver con el balón, el nuevo Elche, completamente renovado, afronta el partido inaugural del campeonato repleto de incógnitas, pero con la ilusión por bandera.

Casi nada queda ya de aquel equipo que, apenas tres meses atrás, despedía la Liga en Primera acomodado en la zona templada de la tabla. La fuga masiva de talento sufrida este verano (sólo dos jugadores sobreviven de aquella plantilla en la actual) y la llegada de un nuevo cuerpo técnico, capitaneado por Rubén Baraja, aconsejan tener paciencia con un proyecto nuevo que necesitará su tiempo para alcanzar velocidad de crucero, ya que la pretemporada ni siquiera ha servido para cohesionar el grupo ante la permanente salida de jugadores.

Con 42 fechas por delante, casi importan más las sensaciones que los puntos. Pero el Elche no parece dispuesto a regalar nada. Y quiere ser protagonista desde el primer capítulo. Para acelerar la integración, el técnico ha citado para el partido a 20 jugadores (todos los disponibles y algunos más), entre ellos los once fichajes realizados, si bien no todos serán titulares. Sólo se quedó en Elche José Ángel, en plena recuperación de la grave lesión que sufrió en el pasado mes de abril.

Niklos Vergos y Caro, con apenas dos sesiones de trabajo, no parecen llamados a entrenarse, ni tampoco los canteranos, Liberto, Samu Martínez, Michael Anaba y Javi Llor. De entre todos ellos saldrán los dos descartados y el banquillo en El Toralín.

Todo apunta a que Rubén Baraja apostará de inicio por un bloque muy similar al que se pudo ver en el Festa d’Elx, con Isidoro cambiado de banda en el carril izquierdo de la semana. La gran duda está en la portería, donde Javi Jiménez oposita a la titularidad en perjuicio de Pol Freixanet, el jugador que más minutos acumula en la pretemporada.

El catalán, pese a su inexperiencia, lo ha hecho bien y se ha ganado la opción de seguir, aunque el currículo de su compañero pesa mucho. El vallisoletano no ha confirmado el equipo, pero sí ha dejado claro que «hay que tener paciencia» con los recién llegados.

Baraja asume que el Elche es un equipo en construcción, por lo que su mejor versión aún está lejos, pero sí espera un grupo «competitivo» desde el primer minuto ante un rival al que considera uno de los grandes aspirantes a entrar en la promoción.

Nada se ganará ni se perderá definitivamente en Ponferrada, aunque cualquier resultado positivo puede ser ese empujón invisible que necesita el equipo y su entorno para creerse de verdad que el destierro en Segunda no puede durar demasiado.

El adversario

La Ponferradina se ha sacado de encima la piel de cordero y ya no disimula sus verdaderas intenciones. El pasado curso rozó la fase de ascenso a Primera y este año va a por lo que sería un hito histórico para El Bierzo.

Al igual que el Elche, la Ponferradina aún no ha cerrado su plantilla, aunque su situación no es comparable a la del equipo ilicitano. José Manuel Díaz, técnico del equipo berciano sospecha que el partido ante el Elche «va a ser muy complicado«, ya que afirma que el conjunto ilicitano ha logrado rodearse de jugadores «competitivos que conocen la categoría«.

La Ponferradina afronta el partido con las las bajas de Santamaría, Pavón, Sobrino e Infante, aunque finalmente Dani Suárez si estará entre los citados. Pese a las ausencis, el entrenador no quiere excusas y considera que tiene en sus manos materia prima suficiente para ganar.

Alineaciones

Ponferradina: Dinu; Seoane, Alan Baró, Miquel, Camille; Acorán, Andy, Jonathan, Antón; Berrocal y Yuri.

Elche: Pol, Cifuentes, Armando, Hugo Álvarez, Isidoro, Lolo, Nono, Álvaro Giménez, Héctor Hernández, Álex Moreno y Sergio León.

Árbitro: Ruipérez Marín Pallás (Castellano-Manchego).

Estadio: El Toralín. (20.30 horas).

Compartir esta entrada: