La LFP impide tramitar la renovación a Edu Albacar con su castigo

axa-banner-publi

El Elche se enfrenta la próxima semana a dos encrucijadas de cara a la plantilla de la temporada 2015/2016: la entidad ilicitana debe renegociar los contratos del capitán Edu Albacar y del jugador procedente del Girona David Juncà. Con la ficha de ambos futbolistas el equipo franjiverde supera el límite salarial que le impuso la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en el último expediente sancionador, por ser reincidente al saltarse las normas del control presupuestario. Ambas operaciones se llevaron a cabo meses antes de que se conociera la sanción impuesta por la Liga. Ahora la duda es si se podrán cerrar, puesto que ambos contratos a día de hoy no son válidos al incumplir la normativa.

La entidad franjiverde ya sabe la invalidez actual de la tramitación de las fichas de ambos jugadores, por lo que el Elche tendrá que sentarse con los dos jugadores para negociar y modificar las condiciones contractuales. El propio consejo de administración tiene asumido que si la entidad ilicitana retorna a Primera División no habría problemas para hacer efectivos los acuerdos, pero si finalmente se consuma la sanción de la LFP la relación contractual quedaría en el aire a expensas del expediente sancionador de la Liga.

Ante esta situación, el Elche se encuentra de nuevo en una situación de incertidumbre de cara al futuro. Cabe recordar que el club franjiverde tiene abiertos cinco expedientes en la LFP por saltarse las normas del control presupuestario de la plantilla: dos expedientes abiertos hace dos temporadas; otro más motivado por las primas concedidas en secreto a los cinco capitanes, superando los 13 millones fijados para la plantilla; Edu Albacar tiene una año más de contrato gracias al acuerdo que se firmó a espaldas del exdirector deportivo Víctor Orta; y, finalmente, el acuerdo oficial con David Juncà, cuyo contrato supera con creces el límite permitido que ordena el convenio colectivo de la LFP a los clubes que reciben el castigo de no poder fichar con libertad.

Estos son los cinco expedientes que conforman el actual panorama del Elche. Pese a todo, la comisión deportiva de la entidad ilicitana no pretende desprenderse de los servicios de ambos jugadores y desea hacer valer los acuerdos alcanzados, a pesar de haber cambiado las reglas del juego puesto que el club franjiverde solo podrá firmar jugadores en Primera por un importe máximo de 135.000 euros en Primera y 60.000 euros si finalmente desciende a Segunda División.

Compartir esta entrada: