La estrategia perdida

Las acciones de estrategia, como córners o faltas laterales, son una vía importante para conseguir batir la portería rival y sumar puntos. El Elche bien lo sabe, pues siete de sus doce primeros goles esta temporada llegaron a balón parado. Rubén Baraja ha destacado su relevancia en varias ocasiones. Sin embargo, la pizarra del técnico vallisoletano ha dejado de funcionar. Los franjiverdes no anotan una diana a través de estas jugadas desde la novena jornada ante el Almería.

El equipo ilicitano inauguró su casillero de goles a favor en la segunda jornada contra el Bilbao Athletic. Lo hizo con dos goles a balón parado. Armando marcó el primer tanto del Elche en este campeonato al remachar un saque de esquina botado por el principal lanzador de faltas y córners de los franjiverdes, Álex Martínez. El segundo llegó en una acción de auténtico estratega: Nono sacó raso una falta lateral para que Sergio León introdujera la pelota en la red con un derechazo.

Sólo hubo que esperar a la quinta fecha del curso para que los pupilos de Rubén Baraja lograran otro gol de pizarra. Fue en Huesca, en una jugada similar al segundo chicharro frente al Bilbao Athletic. Prácticamente calcada. No cambió el finalizador, Sergio León, pero sí el ejecutor de la falta, que fue Mandi. Este gol fue el primero de los tres que los franjiverdes marcaron en su victoria en El Alcoraz.

El cuarto tanto que el Elche consiguió esta campaña por la estrategia se produjo una semana después contra el Real Oviedo. El segundo de córner. Espinosa puso el esférico en la cabeza de Armando, que con un potente remate batió al guardameta carbayón. El gol del zaguero motrileño no sirvió para que el equipo ilicitano sumara tres puntos, ya que los asturianos empataron en la recta final.

Después de la debacle frente al Llagostera, los blanquiverdes acudieron a su cita con el balón parado en la visita del Mirandés al Martínez Valero. Álex Martínez lanzó una falta escorada a la parte derecha del campo que Nikos Vergos aprovechó para firmar su segundo y último gol hasta la fecha con un soberbio testarazo. El Elche sufrió en ese encuentro su primera derrota de la temporada como local (1-4).

Y la última vez que se vieron goles del conjunto ilicitano en jugada de estrategia fue en la novena fecha del campeonato ante el Almería. El primero fue parecido al del Mirandés. Falta lateral sacada por Álex Martínez que cabecea uno de los atacantes en el área, Álvaro en esa ocasión. En el segundo, el lateral sevillano puso un centro tras el rechace de un córner que fue a parar a Armando, que se elevó por encima de la defensa y marcó con un remate con la testa que rebotó en el larguero y superó la línea de la portería. Los franjiverdes consiguieron un nuevo triunfo tras vencer por 2-3.

Han pasado doce jornadas desde ese choque en tierras andaluzas. Doce jornadas en las que el Elche ha marcado un total de diez goles. Y ninguno de ellos ha llegado en acciones de pizarra: siete de jugada y tres de penalti. El equipo ilicitano ha pasado de anotar más del 50% de sus tantos por medio de la estrategia a perder completamente su eficacia en esta faceta del juego en los tres últimos meses de competición.

Compartir esta entrada: