La derrota da paso a la resignación

Aarón afirmó tras el partido que el Elche no dio «buena imagen», pese a que «el equipo lo ha dado todo».

Los jugadores que han pasado por zona mixta y el entrenador en rueda de prensa han aceptado el severo resultado en el Camp Nou. Si Escribá hablaba de «que nunca tuvimos opciones», Aarón y Botía no se mostraron en desacuerdo. Ñíguez declaró que «perder siempre duele. Creo que ninguno del vestuario dice que se va satisfecho con el 4-0. Creo que la gente pensaba que veníamos con mentalidad de perder, estaba claro que teníamos delante a uno de los mejores equipos del mundo, hemos intentado plantarle cara pero algún error táctico nos ha costado un gol pronto. Si ya de por sí era difícil plantarle cara, con el 1-0 tan pronto había que hacer más esfuerzos pero creo que hay que pasar página».

Botía quiso recordar que «el Barcelona tiene sus armas y las ha utilizado muy bien; en la primera no han tenido muchas ocasiones pero las han aprovechado«. Aarón recordó que los goles se debieron a errores en la defensa, «los desajustes en defensa nos han costado goles y al final es el mejor equipo del mundo y si tienes esos errores te cuestan esos goles. No podemos decir que hayamos dado mala imagen pero el equipo lo ha dado todo«, y añadió que «el Barça tiene mucha posesión y cansa al rival. Te llevan de un lado a otro y eso crea unos perjuicios enormes. Y con el resultado en contra ha pasado factura; pero el equipo hasta el minuto 90 ha intentado estar arreglar eso».

El central, que jugó también en el club barcelonista, afirmó que «no hay que hacer muchas conclusiones, hay que seguir trabajando, hemos intentado competir pero está por encima de nosotros».

Sancionado sin castigo

Alberto Botía estaba apercibido de sanción antes de este partido, con nueve amarillas; por otro lado, el siguiente partido era contra el Sevilla, que incluyó la cláusula que impide jugar al cedido contra su club propietario. El jugador asegura que «no había consigna para forzarla; yo juego el partido y no me iba a afectar la tarjeta, yo estaba con el partido que teníamos por delante».

Pese a este beneficio de no cumplir sanción, el jugador no se mostró tan contento, «no lo veo como algo positivo que me saquen tarjeta, es una acción del partido donde había que frenar la jugada y al final me he llevado una tarjeta que hace que el próximo partido no lo pueda jugar, justo coincide que es el Sevilla y no podía jugar por contrato, habrá que descansar el próximo fin de semana pero hay que ayudar al equipo».

Compartir esta entrada: