La LNFS señala el camino a la LFP

Banner-Publi-DF-001

La Liga Nacional de Fútbol Sala confirmó ayer la presencia del Elche CF Sala en Primera División en detrimento del Brihuega de Guadalajara, que ha sido descendido por la falta de apoyo de su Ayuntamiento. El conjunto alcarreño no podía hacer frente a la normativa exigida por el organismo federativo a los equipos que configuran la máxima categoría. El principal escollo del equipo briocense era que no podía adoptar ni el parqué reglamentario, ni tenia apoyo para inscribirse (35.000 euros cuesta la inscripción) en la categoría reina del fútbol sala nacional. Por lo tanto, a la entidad ilicitana se le ofreció la vacante y ésta aceptó la invitación presentando el informe de viabilidad necesario. La junta directiva de la LNFS se aseguró que el Elche cumplía con los requisitos demandados y le ratificó como equipo de Primera División. Al Eibar le pasa un caso similar al del Brihuega.

El Eibar, con su nuevo proyecto ‘Ipurua Tallara’ no podría alcanzar la cifra de 15.000 asientos exigidos para los equipos de Primera. Ni siquiera llegaría a los 10.000. No tiene recursos, en la actualidad, para adoptar la reglamentación que exige la LFP en su artículo 19 del ‘Libro IV de las competencias’ en la sección III ‘Instalaciones deportivas’ dictamina que: “los estadios en Primera División deberán tener como mínimo un aforo de 15.000 espectadores y en Segunda uno de 6.000”. La institución armera sólo cumple las normas de la Liga Adelante.

El Elche, por su parte, tiene un volumen de espectadores tres veces mayor que la entidad armera. El Eibar no puede cumplir con la normativa y el plazo que se le otorga de dos años a los equipos ascendidos para la reconstrucción del estadio expirará. Mientras, la institución franjiverde, aunque con una semana de retraso, ha cumplido y ha pagado a Hacienda.

Javier Tebas: caso Rayo Vallecano

Javier Tebas, actual presidente de la LFP, en una entrevista concedida a ‘RayoHerald’ en su etapa de asesor del proceso concursal en el estaba inmerso el Rayo Vallecano en 2012, sentenció que: “a la LFP no se le puede achacar nada porque además no tiene ninguna responsabilidad. Eso sí, hay que reconocer, y no hablo del caso del Rayo, que sí se le puede achacar cierta pasividad sabiendo lo que estaba pasando. Hemos sabido intervenir y arreglar problemas de impagos de futbolistas, aún no teniendo el convenio aprobado, o las deudas entre clubes, pero en el caso de la Agencia Tributaria no hemos hecho nada y mire ahora lo que ocurre. Deberíamos haber buscado las competencias para intervenir”, en relación a la potestad que tiene la liga para ejecutar los descensos administrativos. Aquí, el letrado afirma que la Liga no tiene competencias y que deberían haberlas buscado para intervenir, pues entonces la Liga,que actualmente preside, tampoco las tiene para tomar decisiones de este calibre. Por lo tanto, si existe la justicia, el TAD o la Junta Ordinaria deberían readmitir al Elche en Primera.

El Rayo Vallecano entró en Concurso de Acreedores en Junio de 2011 y tuvo una salida del mismo muy gratificadora en noviembre de 2013. Cómo es lógico dentro del Concurso, se acogió a la Ley Concursal con el fin de satisfacer la necesidad de regular el reparto de pérdidas frente a sus acreedores. Es por ello que el juez Mercantil debería aprobar el Concurso voluntario presentado por el Elche y de esta manera podría hacer frente a sus pagos aplazables, ya que tendría la principal fuente de ingresos como son los derechos televisivos que este año ascienden a la cifra de 30 millones de euros para el Elche. Eso se llama justicia, cobrar lo que es tuyo. De otra manera, la institución, presidida por Juan Anguix, no podría hacer frente a esos pagos.

Ahora, los accionistas del Rayo, especialmente el presidente de las ‘Peñas del Rayo’ y el vicepresidente de la Plataforma ADRV, han interpuesto una demanda contra los dirigentes de la entidad franjiroja, porque no les han otorgado la información demanda por la última Junta de Accionistas. En ella se reclaman un informe de los gastos de gestión y de servicios externos , en especial, el importe pagado a los administradores concursales que tuvo el institución vallecana durante la inmersión en la Ley Concursal.

El admirado y querido presidente, por todos los clubes de España, Javier Tebas cobraba 300.000 euros anuales de media de cada club que asesoraba en su proceso concursal. Unos tanto y otros tampoco. Unos despachos que ascienden, otros que descienden. Un presidente de la considerada mejor liga del mundo envuelto en casos de corrupción, otro que se basa en la coherencia y la profesionalidad. La corrupción contra la profesionalidad y la ética. Estos dos sujetos cada vez se enfrentan en más ámbitos. La LNFS le ha hecho un guiño a la patronal y de una manera indirecta le ha querido marcar el camino a la LFP.

Compartir esta entrada: