La afición aplaudió al equipo a pesar de la derrota

Los más de 300 franjiverdes que estuvieron presentes en Valencia para ver al Elche en su visita al Levante regresaron a la ciudad de las palmeras con la decepción de una derrota (2-1) tras ver a sus jugadores hacer un partido meritorio, por el que merecieron al menos puntuar.

Los aficionados del equipo ilicitano, que se desplazaron en dos autobuses fletados por la Federación de Peñas y en coches particulares, llenaron de color blanquiverde la zona visitante del Ciutat de València con bufandas, banderas e incluso globos. Antes del encuentro, las federaciones de peñas de ambos conjuntos vivieron una jornada de hermandad y se intercambiaron regalos.

Y con el pitido final, a pesar de perder, la hinchada del Elche supo reconocer el trabajo y el buen juego desplegado ante el líder y aplaudió a los pupilos de Toril.

Compartir esta entrada: