Karpov-Kasparov, ‘El Fideo’ y ‘Los Manus’

Sigue la racha de victorias y la línea ascendente de juego. Como si no hubiera habido parón de selecciones, el Elche maniató a un Betis nervioso que mostraba una imagen cercana a la de su último partido ante el Getafe. Los franjiverdes (esta vez de azul y rojo) llevaron la iniciativa y jugaron más y mejor. Asistimos al segundo partido consecutivo en el que el equipo anotó dos goles, también de jugada, lo que supone una gran noticia para los que apreciábamos falta de pólvora. El primero, tras un centro medido de Cisma desde zona de ¾, que remata un Del Moral que vino a refrendar su racha ascendente de juego con un merecido premio. El segundo, tras un balón largo a la espalda de la zaga bética que deja en posición ventajosa a un Coro que no logra definir pero se rehace con sangre fría y la cede a Fidel para que cruce el balón al palo opuesto. A pocos minutos del final, Jorge Molina acortó distancias con un cabezazo tras un saque de falta, en un gol que el colegiado debió haber anulado. Desgranamos ahora lo que aconteció en la segunda parte, en lo que fue una auténtica partida de ajedrez.

Reanudación: Chuli entra al campo en sustitución de Chica, pasando Juanfran del extremo al lateral derecho. El punta ex-recreativista partía desde la derecha pero buscaba la diagonal a gol. Al primer minuto, Domingo Cisma recibe la segunda amarilla y es expulsado. Escribá sitúa a Fidel de lateral ante la falta de efectivos. El joven extremo sabe lo que es trabajar en equipo y redondeó una brillante actuación. Coro fue el mediapunta por la izquierda y Manu actuó como hombre más avanzado, con la intención de hacer gala de su mayor envergadura.

Minuto 57: Verdú sustituye a un Matilla amonestado y nervioso para mover el balón de un lado a otro y filtrar envíos interiores ante un Elche embotellado en su campo.

Minuto 59: Mantecón reemplaza a Manu Del Moral, situándose en banda derecha y aportando trabajo en la medular. Carles Gil queda como hombre más avanzado, buscando proteger el balón arriba. Pasan los minutos y al no recibir envíos, Escribá decide mandarlo de nuevo a la derecha, pasando al recién ingresado a la izquierda para ayudar a Fidel, mientras que Coro queda arriba.

Minuto 66: Cedrick entra en lugar de Salva Sevilla, y busca a Fidel. Tras un par de acciones sin apenas éxito, acaba pasando a la izquierda, donde encuentra su mejor fútbol, desplazando a Juan Carlos a la banda siniestra.

Minuto 76: Carlos Sánchez ingresa en lugar de Javi Márquez, sumando trabajo y aire fresco a la zona central. Por último, Boakye sustituye a un Coro desfondado en el 85′.

En definitiva, Escribá demostró una vez más que es un técnico más que digno para la categoría, Fidel fue claro MVP, Del Moral y Herrera influyeron por vez primera en el marcador y el Betis atacó con más corazón que cabeza, sin poder arañar siquiera un punto. Bien es cierto que no sería demasiado justo personalizar en un partido donde todos dieron el do de pecho de cara a lograr la tercera victoria consecutiva.

Compartir esta entrada: