La junta fuerza la reunión entre Sepulcre y Anguix

El presidente del Elche José Sepulcre y el patrono de la Fundación del club ilicitano Juan Anguix se sentarán por fin hoy para la negociación de la compra de las acciones del actual dirigente franjiverde y de su consejo de administración por parte del empresario valenciano y del grupo que le respalda y con el que pretende entrar a la entidad. Y lo harán porque así lo forzó la junta general de accionistas que tuvo lugar ayer en la sala de prensa del Martínez Valero.

Juan Anguix, arrinconado en las últimas filas de la sala, solicitó una y otra vez a José Sepulcre que pusiera un precio a sus acciones y a las de su consejo y obtuvo como respuesta otra pregunta del presidente en donde exigía saber qué iba a ofrecer. El tira y afloja entre ambos entró en un bucle que solo el expresidente Diego Quiles se atrevió a romper. Cogió la palabra y el revuelo que había en la sala enmudeció. Llamó a la negociación entre las partes y quiso dejar atrás las disputas entre ambos bandos. El accionariado entonces rompió su silencio con un atronador aplauso que evocó en la petición popular de toda la junta para que sea el propio expresidente la parte mediadora en la reunión de hoy.

En la junta, el consejo de administración siguió adelante con el préstamo como mejor camino hacia la viabilidad del club. Sepulcre echó mano de Sergio Maniviesa, abogado de la empresa consultora que ha llevado a cabo los trámites del crédito, para explicar en qué momento se encuentra. El letrado quiso disipar dudas acerca del mismo asegurando que está “formalizado” y que está “inmovilizado” porque la Unión Europea está “regularizando diligencias” para confirmar que no procede de blanqueo de capitales. “La presentación documental lleva 20 días y el tramite legal se podría alargar hasta 60”, dijo el abogado, a lo que Sepulcre añadió que están forzando para que sea antes y esperan que sea la próxima semana se disponga de él para poder así fichar.

La credibilidad del préstamo sí fue puesta en duda por Juan Anguix al asegurar que desconfiaba de la operación teniendo en cuenta que uno de los papeles que apareció era un email de un supuesto comisario europeo con cuenta en Hotmail y no oficial. No tuvo respuesta. Lo que sí fue aclarado fue que el coste de esta operación asciende a 300000 euros.

De momento, todo se encomienda a el crédito como vía para fichar, ya que Sepulcre respondió con un “ya veremos qué hacemos” al supuesto de que fracasara esa operación. “Queremos mejorar la plantilla. Estamos donde estamos y vamos a poner todos los medios necesarios para reforzar al equipo y estamos trabajando en ello”, explicó el presidente, que añadió que Mudingayi “no está cobrando del club” y que esperarán a que se abra el mercado para ficharle.

Compartir esta entrada: