La Junta de la discordia

Rc Sala de Juegos

Al segundo intento, pero llegó el día de la Junta General Extraordinaria de Accionistas del Elche (19:00 horas, Martínez Valero). Una cita que puede marcar el futuro del club ilicitano a corto y medio plazo. El Consejo de Administración franjiverde tratará de sacar adelante la ampliación de capital de 1’3 millones de euros, que podría aumentarse posteriormente hasta los 4’5. La primera cifra resulta de la aportación externa, principalmente José Sepulcre, necesaria para abonar el primer semestre del calendario de pagos de la deuda con Hacienda.

El Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), a través de su director general, Manuel Illueca, ha mostrado su total rechazo a la inyección económica, ya que supondría que el banco del Consell perdería la mayoría del capital social (54’73%) de la entidad ilicitana. Se quedaría sin su mayor baza para intentar recuperar el dinero público del crédito impagado por la Fundación, cercano a los 12 millones de euros. Incluso ha amenazado en distintos medios que acudirá a los tribunales si la ampliación recibe el ‘OK’. El principal beneficiado sería Sepulcre, quien aumentaría su poder accionarial y podría convertirse en el máximo accionista.

Los dirigentes franjiverdes ya aplazaron esta Junta, que primero convocó para el pasado 18 de septiembre, por, según su versión, la petición de un grupo inversor que se encontraba “negociando su entrada en el accionariado del club y ultimando el acuerdo con el IVF”. “Es la solución más adecuada, desde la perspectiva del interés social de la sociedad y de sus accionistas”, afirmó en su comunicado. Poco más de un mes después, el IVF asegura que no existe ninguna oferta firme para adquirir el Elche.

Además, la cita se celebrará sin la deliberación y fallo de la Audiencia Provincial sobre el recurso del organismo autonómico contra la sentencia de aprobación del convenio de acreedores del Elche en cuanto a la ampliación de capital por compensación de créditos. Ambos contaban con la resolución este mes, pero el escrito de nuevos hechos presentado por el club ilicitano tras el ascenso ha provocado su retraso hasta junio de 2019. El Elche pretende una conversión de deuda por acciones de 15’7 millones de euros, que beneficiaría principalmente a Sepulcre. La falta de certeza jurídica hasta dentro de varios meses trastoca sus planes económicos.

Para que la ampliación de capital salga adelante, el Consejo necesita que la Fundación, que controla la mayoría accionarial, deje el camino despejado. El Patronato mantendrá una reunión este jueves a partir de las 9:00 horas en el estadio para decidir su parecer. Según AS, todo apunta a que el Patronato abogará por la abstención, permitiendo la operación. El presidente Diego Garcia, el consejero Ramón Segarra y el exconsejero Antonio Rocamora, socio de Sepulcre, votarían a favor, dejando en minoría a Toño García Hita. Jaime Oliver y Vicente Abadía serán cesados por expiración de su cargo y Cristina Martínez presentó su dimisión el miércoles “por claras discrepancias con la gestión que se vienen realizando de la entidad”, como refleja en el escrito publicado por COPE.

Jaime Oliver publicó un tuit el martes en el que asegura que su cargo “no expira todavía” y todavía no les habían convocado al Patronato, utilizando el calificativo de “chapuzas”:

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: