Turno de LaLiga y BDO en el juicio del Concurso

Rc Sala de Juegos

Este viernes ha tenido lugar la quinta jornada del juicio del Concurso de Acreedores del Elche, con las declaraciones en calidad de testigos de representantes de LaLiga y BDO, que han respondido a cuestiones de la Fiscalía y los abogados para tratar de clarificar la calificación como culpable o fortuito del concurso de la entidad franjiverde.

Javier Tebas (presidente), Javier Gómez (director general) y David Bauxalí (controller) fueron los tres representantes de LaLiga. El último de ellos, el menos conocido, era el empleado de la patronal de clubes que se encargaba de tener contacto directo y conocer de primera mano la situación del Elche en aquella época.

Tebas recomendó pagar antes de la sentencia

Tebas explicó ante el juez que una vez el proceso pasó a manos del Juez de Disciplina Social de la LFP ya tenía las manos atadas para realizar cualquier movimiento, tanto a favor como en contra del Elche. «En abril se advirtió al club del peligro de descenso. Les dije que sería conveniente resolver la situación con la Agencia Tributaria antes de que hubiera una resolución para que sirviera de atenuante ante el Juez de Disciplina Social«, aseveró.

El presidente de la patronal aseguró que sus consejos fueron en todo momento basados en su experiencia y negó que asegurara a nadie que el pago a Hacienda fuera sinónimo de permanencia, aunque podría haber ayudado a ello. Tanto Tebas como Gómez negaron la versión aportada en su día por Juan Anguix sobre una petición por escrito que asegurara la continuidad en la máxima categoría. También descartaron cualquier persecución contra el Elche, que el club ilicitano haya servido como ejemplo para el resto o que le dijeran a Anguix que no entrara en el club porque «estaba medio muerto», según palabras del valenciano.

Seguros AXA

Las operaciones de Sepulcre y Anguix

Durante la mañana del viernes también se trataron varias de las operaciones financieras que el Elche trató de llevar a cabo para evitar el descenso. Gómez certificó que durante la etapa de la presidencia de José Sepulcre se intentaron diversas operaciones, que en el caso de las llevadas a cabo durante la temporada 2014/2015 no fructificaron.

A este respecto, Tebas fue más directo y claro. «Sepulcre vino a mi despacho a explicar una operación financiera. Me explicó quiénes eran y llegó a mostrar en el ordenador que el dinero estaba pendiente de pasar a las cuentas del Elche. Yo le dije que ya había visto unas cuantas de estas y que llevara cuidado. Recuerdo que le pregunté cuánto le habían cobrado y me dijo que 600.000 euros», aseveró. «Les dijimos que creíamos que eso era un pufo», finalizó.

«A Anguix le comunicamos exactamente lo mismo. Me comentaban cada operación galáctica que yo no asimilaba… Por la deuda generada que tenía el Elche, dudaba mucho que pudiera conseguir una operación de 22 millones de euros», agregó. «La documentación del pagaré que llevó a la Agencia Tributaria era un timo. Puso un tuit engañando a la gente, diciendo que estaba al día con Hacienda y todo era un timo», añadió Tebas.

INVESTIGACIÓN POR POSIBLE COMPRA DE PARTIDOS

La declaración de Javier Tebas se alargó durante hora y media y tuvo especial énfasis en la parte final del interrogatorio del fiscal Francisco Marco, con quien se enzarzó en un rifirrafe por un malentendido con los tiempos del certificado positivo de Hacienda. El fiscal trató de que explicase por qué motivo no se adelantó el dinero de la liquidación de la televisión. Entre Tebas primero y Gómez después, llegaron a explicar que la patronal no realizaba los pagos en aquella época y que todo dependía de una reunión del G-30 al finalizar la temporada.

Tebas también introdujo el motivo de la auditoría realizada al club en agosto de 2014. «Se estaba investigando al Elche por una posible compra de partidos en la temporada 13/14. No lo pudimos comprobar, pero la verdad real me la sé», apuntó.

Situación delicada, pero subsanable

Tanto Gómez como Bauxalí coincidieron al señalar la situación del Elche durante los meses previos a la entrada en Concurso de Acreedores como delicada, pero subsanable. El controller de LaLiga apuntó que la mayor preocupación venía de la tesorería, por un negativo de tres millones de euros, al que se añadían otros tres por una prima de ascenso. Fue entonces cuando se advirtió al club que tendría fuertes restricciones en el dinero para plantilla de la temporada 14/15, como así ocurrió.

Ambos empleados de la patronal de clubes también apuntaron que el Elche afrontó los pagos con Hacienda hasta el tramo final de la 14/15, aunque con retrasos que originaron las primeras sanciones desde LaLiga. Por su parte, el director general desgranó que la desviación de 15 millones de euros en los presupuestos de la primera temporada en Primera (de ganar siete a perder ocho) podía darse en aquella época, aunque no en la actual.

BDO y la mala contabilidad

Carlos del Corral y Javier Espel, encargados de la auditoría realizada por BDO al Elche a petición de LaLiga y el Consejo Superior de Deportes entre agosto y noviembre de 2014 destaparon las carencias del club ilicitano en el área económica, especialmente a la hora de llevar la contabilidad.

Ambos se reafirmaron en su informe realizado el 5 de noviembre de 2014, en el que mostraron su especial preocupación, al igual que ya había apuntado Bauxalí, en la situación de la tesosería. Ante el juez José Luis Fortea, el fiscal y los letrados allí presente realizaron un resumen de la situación que estudiaron en aquella época.

Del Corral y Espel pusieron especial énfasis en los registros extracontables, al detectar un volumen de salidas a la Fundación de en torno a 2 millones de euros. «Quisimos conocer ese detalle y conocer la contabilidad de la Fundación. Nos dijeron que eran fechas malas (agosto), que la persona encargada estaba de vacaciones y que necesitábamos el permiso de los patronos, lo cual nos pareció razonable», relataron.

Por este motivo, el contacto continuó vía mail y el 12 de septiembre de 2014 se presentaron los representantes del Elche en las oficinas de BDO para presentar las pertinentes explicaciones. «Nos enseñaron un extracontable en un excel con un millón y medio en gastos», continuaron los auditores. Buena parte de esos gastos correspondían a salarios, fiscalmente rectificados a través de una complementaria.

«Nuestra conclusión es que, de esos 2 millones, hay una parte justificada, pero también unos descuadres que plasmamos en el informe. La información nos parecía contradictoria», agregaron. «¿Alguien se llevó el dinero? No podemos afirmarlo, pero sí podemos decir que no nos producía confianza y que tuvimos que insistir mucho para conseguir la información», añadieron. Ambos hicieron referencia también a una información destruida perteneciente a temporadas anteriores, por lo que no pudieron realizar comparaciones.

Para finalizar, los representantes de BDO no aceptaron la tesis del abogado de Antonio Rocamora sobre la provisionalidad de las cuentas. «Las cuentas tienen que estar bien durante todo el ejercicio porque hay que reportar a LaLiga o pagar impuestos. Había una mala contabilidad, mala contabilización. Luego se arregló y las cuentas ya reflejaban mejor la realidad», finalizaron.

HACIENDA, POR ESCRITO

En esta sesión tendrían que haber prestado declaración también varios representantes de Hacienda: Santiago Barroso (Inspector Jefe del Departamento de Grandes Cuentas) y los inspectores Luis Alberto Paredes y José Luis González. Todos ellos prestaron su declaración, pero lo hicieron por escrito, remitiéndolo al juez, el fiscal y los abogados.

Compartir esta entrada: