El club espera poder contar hoy con el dinero del préstamo

BANNER-GARABATOS-1024x257

El dinero del crédito concedido a la entidad franjiverde se antoja como la única válvula de escape para poder sobrevivir a los acuciantes problemas económicos por los que atraviesa y que le han llevado a tener una cuantiosa deuda a corto plazo que deberá reestructurar a largo si desea tener viabilidad. Después de dos semanas desde el anuncio del préstamo concedido al Elche por parte de un fondo de inversión cuya identidad es confidencial por contrato, el club ilicitano todavía no ha podido hacer uso de ese dinero hasta el día de hoy, fecha límite que el consejo de administración se marcó para ello.

Según el presidente del Elche, José Sepulcre, las cantidades económicas firmadas en la operación están ingresadas en las cuentas del club pero inmovilizadas a falta de la autorización del Ministerio de Hacienda de Bélgica, del Banco Central belga y del Banco Central Europeo. Ante esta situación, Antonio Rocamora se desplazó hasta París el fin de semana pasado con el objetivo de mantener una reunión con los responsables del fondo de inversión para acelerar el proceso.

A todo esto, el centrocampista Gabi Mudingayi está a la espera de poder ser dado de alta y poder contar por fin para Fran Escribá después de cumplir un mes y medio entrenando con el Elche. El futbolista se ha estado poniendo a tono hasta intentar coger el mismo ritmo que sus compañeros y, aunque arrastra ciertos problemas físicos, podría ser uno de los escogidos del técnico si tuviera el OK de la Liga. El futbolista, que ya está cobrando de la entidad ilicitana, tiene imposible llegar al choque ante el Atleti pero desde el club confían en que pueda ser uno más ante el Deportivo de la Coruña en Riazor y en la vuelta de Copa ante el Valladolid en el Martínez Valero.

Compartir esta entrada: