Juan Anguix presenta su dimisión como presidente del Elche CF

banner-interior-publi-noticias-Xtep

Juan Anguix ha anunciado esta tarde, a las 20.45 horas, su dimisión como presidente del Elche CF a través de un comunicado en la página oficial del club. El valenciano, acosado desde hace días y sin apoyos ya en la ciudad prácticamente, abandona su puesto «con la absoluta disposición para acelerar el traspaso de poderes» y de esta manera «garantizar la viabilidad de la entidad«.

Además, el ya ex presidente se compromete a mostrar su «total colaboración» con los nuevos gestores. La dimisión de Anguix se produce apenas un par de horas después de que el alcalde de la ciudad, Carlos González, lograra que los empresarios de la ciudad le garantizaran prácticamente que se iba a cubrir la deuda con AFE mediante aportaciones personales. Eso sí, exigían a cambio la salida de Anguix.

El ya ex presidente del Elche apenas ha durado tres meses y un día en el puesto. Su último intento por mantenerse en el cargo era convencer al inversor americano para que realizara una aportación en el club. Dean Jhonson dijo no a primera hora de la tarde y a Anguix no le quedó más remedio que rendirse.

POBRE BALANCE

No fue culpa solo de él, pero la andadura de Juan Anguix como presidente del Elche estará para siempre vinculada al descenso administrativo de la entidad ilicitana a Segunda División, demandado por la LFP por la reincidencia del impago con Hacienda.

Dichos impagos vinieron arrastrados por el antiguo Consejo de Administración, en concreto por el ex presidente José Sepulcre.  La institución franjiverde, tras ver anunciado su descenso de categoría en los despachos, recurrió al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por ver impuesta una medida «desproporcionada» por parte de la patronal.

El TAD, días más tarde, consumaría la medida impuesta por la Liga y desestimaría el recurso del Elche. Juan Anguix, junto a su cuerpo directivo, gastó la última vía judicial acudiendo a la Justicia Ordinaria en la que tenían esperanza.

No obstante, la juez Eva María Alfageme anularía la cautelarísima obtenida días atrás por el conjunto franjiverde y dio la razón a la patronal. De esta manera, al Elche, pese hacer frente a la deuda con Hacienda, se le mantuvo la sanción de jugar la próxima temporada en Segunda División.

Ahora, Anguix dimite tras no fructificar la alternativa inversora americana que puso encima de la mesa el pasado lunes y ante la imposibilidad de escalar el muro de la deuda con AFE, cifrado en 5,5 millones tras las últimas salidas del club.

Además, el valenciano veía cómo su equipo de trabajo se desmontaba semana tras semana: primero las dimisiones de dos vicepresidentes, como Paco Román y Dani Rubio, y más tarde, la flamante dimisión del portavoz y consejero Josema San-Matías.

Los grandes empresarios de la ciudad también le habían dado la espalda y reclamaban su destitución como moneda de cambio para ayudar económicamente a la institución ilicitana.

No es la primera ocasión en la que el valenciano debe abandonar de forma prematura un cargo importante en el Elche. En 2013 fue destituido como vicepresidente cuando el máximo mandatario era José Sepulcre.

La ‘era Anguix’ se cierra de una forma muy diferente a como empezó. Su estrella se ha ido apagando día a día desde aquel baño de multitudes en el Palacio de Congresos hace poco más de tres meses. Su gestión ha sido fuegos artificiales dentro del incendio provocado por el anterior consejo de administración.

Compartir esta entrada: