El Elche se enfrenta a una demanda judicial por el tema Wakaso

La empresa JP Sport SL, que tenía el 42.5% de los derechos del futbolista, solicita el cobro de la misma más penas de uno a cuatro años de cárcel para los responsables.

Una nueva tormenta cubre el cielo del Elche CF. El tema Wakaso Mubarak sigue resonando con fuerza en el club franjiverde después de las declaraciones que el exconsejero y patrón de la entidad ilicitana, José Antonio Antón, realizó en COPE Elche en las que acusaba al actual consejero Toño García Hita de haberse llevado tajada por el traspaso del jugador ghanés. Ahora, ha salido a la luz que la empresa JP Sports SL presentó en enero de 2012 una demanda judicial contra el Elche y el Villarreal, entre otros, para esclarecer ante la justicia qué es lo que realmente sucedió con la venta del futbolista y solicitar su parte del traspaso.

Esta empresa era propietaria del 42’5% de los derechos del futbolista y fue la encargada de llevarlo hasta Elche desde el Ashanti Gold de Ghana. Una vez el jugador fue despedido por mala conducta, este grupo de representación no pudo nutrirse del traspaso de Wakaso Mubarak y éste pasó a pertenecer a una empresa de intermediación creada para esta jugada llamada Desgrachowski Sport SL. “Se usó una sociedad instrumental, Desgrachouski Sport SL, para firmar la operación con el Villarreal. Está constituida y tiene su sede social en el polígono industrial de Torrellano con un objeto social de compraventa, gestión y cesión de los derechos de los deportistas. Es una empresa de intermediación que se constituye exclusivamente para sacar un rendimiento a la operación de Wakaso y que no apareciese el responsable real de la misma, además se encuentra inactiva”, reconoció Antón a COPE Elche.

La cantidad cifrada por el traspaso encubierto del centrocampista por el Villarreal ascendería hasta el 1.800.000 euros. En este sentido, esta querella no solo engloba a las dos entidades futbolísticas sino que también afecta a Fernando Roig y José Sepulcre, presidente del Elche, a Juan Caros Ramírez, Wakaso Mubarak, Antonio Jurado, José Antonio García Hita -Toño-, Gajour 2000 y la empresa Desgrachowski Sport SL. En concreto, la demanda solicita además penas que van de uno a cuatro años de cárcel para los implicados, además de la compensación económica por el traspaso del jugador que les correspondería en el caso de que la justicia les diera la razón si se llegara a demostrar que ese despido fue una treta para dejarles fuera de la operación. Por otro lado, el club ghanés que formó al futbolista, el Ashanti Gold, también ha solicitado ante la FIFA su porcentaje por el traspaso, que ascendería hasta los 240.000 euros, ya que tenía el 15% de los derechos del jugador.

FOTOGRAFÍA: Fichajes.net
Compartir esta entrada: