Aarón y Jony, ‘enemigos’ por un día

Rc Sala de Juegos

Jony Ñíguez y Aarón Ñíguez son dos de los tres hermanos de la saga ‘Boria’. Ilicitanos y con un gran sentimiento por el Elche, con el que han vivido un ascenso, como su padre. Su abrazo en Villarreal es una de las imágenes destacadas de todas las celebraciones del regreso de los franjiverdes a Segunda. Pero este domingo, les toca ser rivales en la visita del Elche al Real Oviedo. En la última de las cinco veces que se han enfrentado, el mediano defendía los intereses del equipo ilicitano y el mayor luchaba por vencerle. Ahora, se intercambian los papeles.

Aarón militó en el Elche durante dos campañas y media. Fichado en el mercado invernal de 2013 procedente del Almería, celebró el último ascenso a Primera, vivió las dos últimas campañas en la máxima categoría y padeció el descenso administrativo a Segunda. Tras la tragedia, siguió su carrera en Sporting de Braga y Tenerife antes de firmar por el Real Oviedo la temporada pasada. Su hermano Jony tiene en común que se incorporó al cuadro ilicitano en enero, de este año tras abandonar el UCAM Murcia, y disfrutar un ascenso, a Segunda, pocos meses después.

El partido será muy especial para Aarón por dos motivos claros: medirse al Elche y al equipo de Jony. Una situación que ya ha vivido en cuatro y cinco veces respectivamente. El extremo jugó ante los franjiverdes con Recreativo de Huelva, Almería y Tenerife. El enfrentamiento fue doble con los indálicos. El balance: dos victorias, dos empates y una derrota. Y se ha visto las caras con su hermano mayor cuatro veces con el Almería y una con el Elche. Jony pertenecía al Gualadajara. Ganó todos los duelos vistiendo como rojiblanco, marcando en dos de ellos. Con los franjiverdes, el marcador del Pedro Escartín quedó 0-0.

Pero a pesar de las ganas que puedan tener, lo más probable es que Jony y Aarón no se crucen durante el encuentro. El mediocentro ni siquiera ha entrado en las cinco convocatorias de Pacheta en Liga, mientras que el extremo suele salir desde el banquillo. Sería la segunda ocasión que ocurre, aunque de manera bien distinta. En el Almería-Guadalajara de la temporada 2011/2012, Jony fue titular y le cambiaron y Aarón ingresó en la recta final.

Durante el verano, el Elche trató que Aarón volviera a ‘su’ casa, pero su llegada no fructificó. “Hubo contactos, pero por varios motivos no se pudo avanzar. Hablar del pasado no sirve de nada. Soy ilicitano y del Elche, pero a veces los caminos se cruzan o se alejan. Estuvo cerca, pero no pudo ser”, comentó en una entrevista a Onda Cero.

Jueguen los dos, uno o ninguno, quien va a estar muy pendiente del partido será Saúl Ñíguez. Verá un duelo entre los equipos de sus hermanos mayores, siendo el Elche uno de ellos. Él sabe lo que es medirse a los ilicitanos con Rayo Vallecano y Atlético de Madrid, pero a diferencia de Jony y Aarón, le falta portar su zamarra. Un deseo que tanto él como la mayoría de la afición franjiverde quieren que se cumpla en el futuro.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: