“Tengo un sentimiento de fracaso, decepción e impotencia”

baner, publi, pasarela, cuatro direcciones

“La razón de irme es porque tengo un sentimiento de fracaso, decepción e impotencia. No me dedico al fútbol, vine aquí para mejorar administrativamente una sociedad y no he podido”. Así resumía Javier Vidal su dimisión como consejero del Elche. En una rueda de prensa en la que estuvieron presentes el resto de miembros del consejo de administración el empresario oriolano centró su crítica hacia la política de comunicación que se ha llevado a cabo desde el club, así como la gestión económica, sobre la que ha intentado realizar un “modelo periódico pero no ha sido posible”.

Javier Vidal, que también cesa como patrono, considera que hay una “ausencia de planificación, falta de sistemática de trabajo, desconfianza e inseguridad hacia todos y una inexistente estrategia de comunicación” porque cree que se han hecho las cosas mejor de cómo se han hecho ver. “Sepulcre tiene un corazón tan grande como sus dudas. Debería haberse rodeado de gente preparada. La gestión diaria la tendría que hacer gente que incluso no supiera de fútbol, pero contrastada con experiencia en la gestión de empresas y no ha sido posible. La gestión directa y diaria del club pasa por él en su totalidad y un equipo de fútbol de Primera no se puede llevar así”, ha reconocido entre lágrimas.

El hasta ahora consejero ha reconocido que ha hecho una aportación económica al club que se eleva hasta las seis cifras pero que no reclamará nunca pero sí solicitará transformarla en acciones del club. “Fui el encargado de la auditoría junto con Lorenzo Campos y Antonio Rocamora para hacer el seguimiento. Soy partidario de que la hagan pública. Las conclusiones de esa auditoría son satisfactorias. Demuestra que se han hecho cosas administrativamente desordenadas pero en ningún caso ilegales. He querido que saliera a la luz porque la gente no sabe qué puntos se trataban y sí lo sabe Juan Anguix sí las sabe y no las ha dicho”, ha dicho Vidal, que no se explica porqué no se hace pública.

Compartir esta entrada: