Javi Jiménez cree que no se le puede reprochar nada al Elche

Javi Jiménez ha hecho este miércoles balance de la temporada. Uno de los dos grandes pilares del equipo (el otro es Sergio León) le pone a su equipo una buena nota, ya que considera que, teniendo en cuenta las circunstancias en las que nació el proyecto, el rendimiento del grupo ha estado muy por encima de lo esperado.

«El objetivo de la permanencia lo logramos con creces y luego nos marcos otro. Como jugador siempre se es ambicioso y podías apretar en algún momento un poco más las tuercas, pero no se le puede reprochar nada al equipo porque lo dio todo», reflexiona el portero riojano. Como ejemplo, Javi Jiménez recuerda la lesión de varios compañeros, en especial Armando Lozano, quien jugó varios partidos con el equipo pese a tener una dolencia grave en la rodilla para señalar que «es el reflejo de lo que ha hecho este equipo este año, darlo todo hasta el final».

El portero, cuyo contrato expira el 30 de junio, afirmó que valorará su continuidad en la entidad a partir de la próxima semana, ya que era algo que acordó con el director deportivo, Ramón Planes, hace unos meses. «No pienso más allá del próximo partido, pero aquí me he sentido a gusto y arropado. Veremos qué es lo que nos conviene a las dos partes», dijo Jiménez, quien no quiso valorar si la actual ha sido una de las mejores temporadas de su carrera

«Estoy contento, pero lo que tengo claro es que el equipo se merece una buena nota«, dice el guardameta, quien calificó como clave en la buena marcha del equipo la «unión» que ha existido en el vestuario ilicitano. Jiménez, pese a ser libre para negociar desde el pasado 1 de enero, asegura que no ha hablado con ningún otro equipo por respeto a la entidad ilicitana y a la afición. 

Último esfuerzo

Jiménez garantiza que el Elche afrontará con la máxima seriedad, a pesar de que ya no hay nada en juego para el Elche, el partido del próximo sábado en Alcorcón, ya que recordó que «jugamos por unos colores y un escudo y representamos a una afición».

El portero desea que su compañero Sergio León pueda alzarse tras la última jornada con el trofeo de máximo goleador del equipo «porque es algo bueno para él y para el equipo”, ya que recordó que “cuando un delantero marca muchos goles es cosa de todos».

El riojano también tuvo palabras de elogio para su entrenador, Rubén Baraja, con el que cree que se ha sido injusto en algunos momentos de la temporada. «El devenir del equipo, la unión y cómo se ha reflejado es causa de él. Es el mayor protagonista de todo esto«, finalizó.

Compartir esta entrada: