Sporting B: Talento propio e importado

El Elche puede presumir de iniciar el playoff con pleno de tres victorias. Tras eliminar al Real Murcia ganando los partidos de ida (0-1) y vuelta (3-2), derrotó al Sporting B (2-1) en la ida de la segunda eliminatoria gracias a dos goles de Nino en la recta final. El filial gijonés, que todavía no sabe si puede ascender, mostró su potencial ofensivo en el Martínez Valero, con una muy buena primera mitad en la que generó claras ocasiones. Sin embargo, desajustes y falta de contundencia defensiva le condenó a la derrota. En la vuelta, tratará de hacer valer su fuerza como anfitrión, donde tiene uno de los mejores registros de la categoría, para apear a los franjiverdes.

El Sporting B finalizó la Liga regular en el segundo puesto del Grupo II con 75 puntos. Caminó con paso firme desde el inicio. Se mantuvo en playoff desde la jornada cinco hasta el final, manteniendo el elevado grado de exigencia al que le obligaban sus adversarios en la zona noble. Fue líder entre las jornadas 21 y 35. Una derrota contra la Real Sociedad B (0-1), la única como local de todo el curso, le costó el primer puesto. Tal era la igualdad en la cabeza de la tabla que afrontó el último encuentro de competición regular sin la clasificación matemática para la promoción y con opciones de ser campeón.

Mucho gol

Las estadísticas que más llaman la atención del filial asturiano es que acabó la Liga regular como el segundo conjunto con mayor puntuación y más goles a favor. Marcó 61 tantos, seis menos que el Bilbao Athletic. Con una variedad de anotadores y sin ningún atacante con cifras espectaculares. Por otro lado, sus 36 goles encajados, casi uno de media por choque, muestran que la faceta defensiva no es su fuerte. Pero tampoco una gran endeblez. Podría considerarse incluso positiva valorando los riesgos que asume con su estilo.

Hay quien puede opinar, viendo sus últimos resultados antes del playoff, que puede que la competición se le esté haciendo demasiado larga. Además, jugó en el grupo teóricamente menos fuerte de los cuatro de la categoría de bronce. Y se añade que todavía no sabe si puede ascender. Aun con todo, se ha plantado en la segunda ronda. En la primera, se deshizo de la ‘cenicienta’, el Cornellà: 2-2 en tierras catalanas y 2-0 en Mareo.

El campo Pepe Ortiz de la mítica escuela de fútbol acoge normalmente los partidos del filial. De la cantera del Sporting “surgieron valores que nadie ni nunca podrán olvidar”, como dice su himno. Jóvenes promesas que dieron el salto de Mareo a El Molinón-Enrique Castro ‘Quini’, donde no se celebrará el desenlace de la eliminatoria.

A pesar de que era el deseo tanto del Elche como del Sporting B, que el cuadro dirigido por Rubén Baraja también juegue como local el domingo por la tarde lo impedirá. El Sporting perdió por 3-1 contra el Real Valladolid en la ida en su eliminatoria de promoción de ascenso a Primera. Un resultado que puede afectar a los guajes, que dependen de los ‘mayores’ para poder subir.

Variantes bajo un mismo estilo

El Sporting B es un equipo con un estilo futbolístico ofensivo, llegando con mucha gente al ataque. Suele ejercer una presión alta en la salida de sus rivales, para robar arriba y asestar un golpe rápido. Quiere dominar a través de la pelota, pero no demora demasiado sus acometidas con posesiones largas. A diferencia de otros filiales, tampoco se auto-obliga a iniciar el juego por bajo desde atrás. Incluso hay fases en las que apuesta por un fútbol directo.

Una de sus particularidades es que carga mucho los centros, ejecutados principalmente por los laterales sin necesidad de llegar a línea de fondo. El punta, los extremos e incluso el mediocentro más ofensivo pueden incorporarse al área a la espera del servicio desde la banda. Hasta cuatro hombres para el remate, lo cual aumenta la exigencia defensiva de los adversarios. Los riesgos que asume en ataque pueden provocar huecos en la zona entre la medular y la defensa.

Su entrenador, José Alberto López, tiene como esquemas principales el 4-2-3-1 y el 4-3-3, amoldándolo a cada tipo de encuentro y sus planteamientos para afrontarlo. Incluso puede variarlo durante el mismo, gracias a las características de sus futbolistas. Cabe decir que de la teórica alineación de gala, varias de sus piezas importantes ficharon por la disciplina rojiblanca directamente para jugar en el filial. Por lo que ni mucho menos es un equipo 100% Mareo. Ni asturiano. Por ejemplo, seis de los integrantes de su último once nacieron fuera del Principado.

Sin la defensa top

Dani Martín es el guardián de la portería. Internacional sub-19 con España, tiene unas cualidades que hacen presagiar un buen porvenir en su carrera. Su actuación en su debut con el primer equipo, contra el Numancia en Copa, copó las crónicas del partido. Un guardameta con “una elasticidad enorme, una altísima velocidad de reacción y un nivel muy elevado de progresión», como le definió Rogelio García, quien le incorporó a la escuela de Mareo en edad cadete.

La línea defensiva ‘top’ la conforman Adri Montoro y Carlos Cordero en los laterales y Víctor Ruiz y Juan Rodríguez como pareja de centrales. Montoro y Rodríguez se perdieron la ida por problemas físicos. El primero se quedó en el banquillo, y el segundo jugó el jueves con el primer equipo y probablemente seguirá en los planes de Baraja para el fin de semana. Al menos, para completar la convocatoria.

Si Juan Rodríguez y Adri Montoro vuelven a ausentarse, José Alberto podría apostar por repetir la zaga, con Ramón Riego y Espeso en los costados diestro y zurdo y Víctor Ruiz y Carlos Cordero en el eje. Cordero tiene la capacidad de actuar de lateral izquierdo y central con plenas garantías. Pelayo y Aizpiri, alternativas para el puesto de central.

Calidad en la medular

Cristian Salvador pone el equilibrio en el filial. Pivote con altura y potencia, se mete entre los centrales para ayudar en la salida del balón y permitir avanzar a los laterales. Corta, distribuye y tiene buena colocación. La destitución de Paco Herrera frenó su promoción al primer equipo en enero. Marcó el gol asturiano en la ida.

A su lado, Pedro Díaz y Berto Cayarga. El primero da criterio a los rojiblancos a través de su calidad y visión de juego. También cuenta con presencia física para implicarse en labores defensivas. Ha ido evolucionando desde su debut con el filial con tan sólo 16 años. Y el segundo es talento y dinamismo. Gran golpeo con la diestra y difícil de frenar en el uno contra uno. Cuando se sitúa en el trivote, le dan plena libertad para ir a posiciones ‘trescuartistas’. También ha jugado de mediapunta y en el costado zurdo del ataque. Ha aportado ocho goles. Su suplencia en Elche fue toda una sorpresa. 

Para hablar de más talento, no hay que olvidarse de Nacho Méndez. Varios de los jugadores del filial se han entrenado con el primer equipo, pero el habilidoso futbolista ha sido quien más ha convencido. Debutó con Paco Herrera y Rubén Baraja le ha dado un papel de revulsivo en la segunda vuelta. Esta circunstancia ha hecho que pierda protagonismo con el ‘B’. Fue suplente en los duelos ante el Cornellà. En la ida, jugó diez minutos. En la vuelta, anotó el 2-0 definitivo. En el Martínez Valero, actuó como titular por Cayarga.

Dinamismo arriba

Las ‘alas’ están ocupadas por Isma Cerro y Álvaro Traver. Normalmente la derecha y la izquierda respectivamente, aunque se intercambiaron en el último compromiso. Tras tener poco protagonismo en el Racing de Santander, Isma Cerro ha explotado su velocidad y desborde en Mareo. Autor de 12 goles, una cifra muy relevante para ser extremo. Y Traver se ha convertido en una de las revelaciones del curso en Segunda B. Reparte sus participaciones como titular y saliendo desde el banquillo. Suma siete tantos. Ambos muestran tendencia a abandonar la banda y aparecer también por zonas centrales.

Traver fue uno de los principales quebraderos de cabeza para el Elche en la ida, hasta que se marchó sustituido al descanso por problemas físicos. Tuvo dos oportunidades claras para que el Sporting B finalizara el primer periodo con una renta mayor. Y en punta, actuó otra novedad destacable, Pablo Fernández. Un extremo diestro espigado (1.92 m), con más físico de delantero referencia. También ha marcado siete goles.

Pablo Fernández dejó en el banquillo al indiscutible Claudio Medina. Un ariete fuerte, que va bien al cuerpo a cuerpo con los centrales. Con instinto para posicionarse y olfato anotador. Su presencia es fundamental para el recurso del juego directo. Sabe moverse y asociarse con sus compañeros cuando recibe un balón largo alejado del área. Máximo anotador con 13 dianas.

Datos

  • 2º del Grupo II con 75 puntos (22 victorias, 9 empates y 7 derrotas)
  • Acabó la Liga regular a un punto del primero, un punto por encima del tercero, dos por encima del cuarto y siete por encima del quinto
  • 2º equipo más goleador de su grupo y de toda la Segunda B (61 goles a favor)
  • 9º equipo menos goleado (36 goles en contra)
  • Sumó dos victorias, un empate y una derrota en las cuatro últimas jornadas de Liga regular
  • Superó al Cornellà en la primera ronda del playoff: 2-2 en la ida y 2-0 en la vuelta
  • 2º mejor local con 44 puntos (13 triunfos, 5 empates y 1 derrota)
  • Sufrió su única derrota como local en la antepenúltima jornada (0-1 ante la Real Sociedad B)
  • 3º mejor visitante con 31 puntos (9 victorias, 4 empates y 6 derrotas)
  • Claudio Medina es su máximo anotador con 13 goles, seguido de Isma Cerro con 12, Berto Cayarga con 8 y Traver y Pablo Fernández con 7

Posible alineación

Foto: Real Sporting de Gijón

Compartir esta entrada: