Real Murcia: Defender y golpear

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Elche y Real Murcia mostraron sus credenciales y estilos en el partido de ida de su eliminatoria de playoff de ascenso a Segunda División. Los franjiverdes se llevaron el duelo por 0-1 gracias a un gol de Benja. Con algo de suerte, tras un desvío de Charlie. Detalles que pueden decantar la balanza. Un resultado que puede considerarse corto o afortunado, según cómo se valoren las ocasiones de ambas escuadras. Pero que pone de cara el pase al Elche y obliga al Real Murcia a dar un paso al frente en la vuelta. Un escenario que no favorece a los pimentoneros, como se pudo ver tras el tanto ilicitano en la ida. Pero no se puede obviar que el Real Murcia mejora sus prestaciones a domicilio, donde acumula más de medio año sin perder. La gran duda es saber si Salmerón, criticado por su planteamiento en el primer choque, apostará por un fuerte inicio o esperar a los acontecimientos.

Tras quedarse en segunda ronda la temporada pasada, el Real Murcia hizo borrón y cuenta nueva con una plantilla renovada casi por completo. Quizás tuvo demasiados cambios. El objetivo ineludible, ser campeón del exigente Grupo IV y subir. Para el banquillo, apostó por Manolo Sanlúcar, principal artífice de la clasificación del Villanovense para el playoff. Sin embargo, el proyecto se torció con un nefasto inicio: una victoria y una media de un gol encajado en las siete primeras jornadas. Tras el cese de Sanlúcar, el técnico del filial, Víctor Basadre, cogió al equipo de forma interina. Sacó resultados dispares: una derrota sonrojante frente al Córdoba B (4-3) y un triunfo contundente contra el Marbella (3-0).

Salmerón trae la fiabilidad

Los pimentoneros necesitaban un cambio de rumbo, y lo encontró con el fichaje de José María Salmerón como entrenador. El almeriense, técnico de amplia experiencia y con su reciente ascenso con el UCAM Murcia como aval, trajo a Nueva Condomina un fútbol menos atractivo, pero mucho más fiable y efectivo. Un estilo de juego cimentado en la seguridad defensiva y aprovechar las ocasiones. El Real Murcia fue escalando puestos en la tabla hasta meterse en zona de playoff y tener opciones de ser primero hasta la antepenúltima jornada.

Seguros AXA

Los granas han firmado números casi de campeón desde la llegada de Salmerón: 16 victorias, 7 empates y 6 derrotas, con 35 goles anotados y 22 encajados. Dentro de sus estadísticas, hay que destacar que es el conjunto que más tiempo acumula invicto a domicilio de las tres primeras categorías del fútbol nacional. Su última derrota fuera de casa se produjo contra el Cartagena (2-1), campeón de su grupo, el 12 de noviembre. A partir de ahí, ha obtenido siete triunfos y cinco empates como visitante.

¿Y en qué falló? Sacó adelante partidos contra sus rivales directos, por ejemplo, una épica remontada contra el Extremadura (3-2), pero se dejó demasiados puntos contra las escuadras de abajo. Sumó un tercio de los posibles contra los seis últimos clasificados. Una derrota frente al Betis Deportivo (0-1), virtualmente descendido, le dejó sin posibilidades matemáticas de ser primero.

Y dentro de este análisis, no se puede pasar por alto que el equipo pimentonero ha sabido aislarse (en la medida de lo posibles) de las continuas ‘movidas’ institucionales. Tres máximos accionistas, tres presidentes y tres directores deportivos han pasado por las oficinas de Nueva Condomina esta campaña, con conflictos judiciales para dictaminar de quién es la propiedad del club. Y jugadores, empleados y fútbol base con problemas para el cobro de sus salarios.

Dominar sin posesión

Una de las mayores características de este Real Murcia es que no necesita dominar la posesión para tener el control del partido. De hecho, puede que incluso se sienta más cómodo sin ella. Agazapado en su campo, o con una presión media, sin sufrir para dar un zarpazo letal al contragolpe. Para apostar por esta idea, hay que tener un trabajado y firme sistema defensivo, y el de los granas ofrece garantías.

No obstante, también tiene sus contras: como dentro de su sistema 4-3-3, con un pivote por delante de los centrales, o 4-2-3-1, como en fases del partido de ida, Salmerón no suele apostar por un centrocampista de corte creativo, por lo que sus ataques pueden atascarse por falta de imaginación. Sobre todo si se le adelantan en el marcador. Así ocurrió contra el Elche.

De hecho, dejó fuera de la convocatoria a Fran Carnicer, el mediocentro más ofensivo ante la ausencia de Jordan por lesión. Y sus cambios despertaron las críticas: quitar al único punta, Chrisantus, para meter a un extremo, Elady, y sacar a un centrocampista que puede considerarse mixto, David Sánchez, para introducir a un central reconvertido a pivote, Mateos.

Portería y defensa top

Bajo palos se sitúa Biel Ribas, uno de los porteros que mayor rendimiento ha ofrecido en toda la Segunda B esta temporada. No sólo por los cuatro penaltis detenidos, sino porque ha salvado puntos con actuaciones salvadoras y paradas inverosímiles. Su refuerzo despertó polémica por llegar desde el vecino UCAM Murcia, recordando algunos mensajes de sus redes sociales, y su casi fichaje por el Cartagena, pero se ha ganado el respeto de la hinchada pimentonera.

La inamovible defensa la conforman Pedro Orfila y David Forniés en los laterales y Molo y Charlie como centrales. Con la salida de Álex Ortiz y Fede Vega en el mercado invernal, Orfila pasó de central a lateral diestro. Sobrio y firme en la marca atrás e inteligente para medir sus subidas. Sus cinco goles en la estrategia le convierten en un hombre a atar en corto en estas acciones. Forniés ostenta un papel importante en el ataque grana por la profundidad que aporta desde la izquierda. Constantes incorporaciones y centros.

El Real Murcia hizo un esfuerzo en enero para incorporar a dos centrales top como Molo y Charlie. Zagueros completos y contundentes que muestran una buena compenetración. Notables para neutralizar centros laterales pero que pueden sufrir si se les saca de su zona.

Trivote de trabajo

Una de las grandes dudas es quién ocupará el puesto de pivote, David Sánchez o Mateos. El primero se ha ‘reciclado’ desde su salida del Elche, retrasando su posición e implicándose más en tareas defensivas. Da una mejor salida de balón que Mateos, que da más presencia y altura. Su posición natural es la de central, pero Salmerón ha apostado por sus cualidades para jugar de stopper. La apuesta en la ida fue David Sánchez, quien estuvo desafortunado y fue reemplazado precisamente por Mateos.

Por delante, escoltan dos mediocentros, normalmente Armando y Juanma Bravo. Futbolistas que aportan trabajo, recorrido y llegada por el club de su tierra. Abarcan campo en la presión para cerrar los caminos a los rivales. Armando es el capitán, con cuatro temporadas consecutivas en el Real Murcia, y Juanma Bravo es el último producto de la ‘factoría’ grana, haciéndose indiscutible con 20 años. De corte más defensivo, les falta capacidad para erigirse en la ‘brújula’ del equipo en ataque.

Fran Carnicer debería ser ese hombre, pero su irregularidad le deja sin sitio en la alineación…y la lista de citados. También debió serlo Fernando Llorente, por quien el club pimentonero echó el resto para ‘robárselo’ al Cartagena, pero su rendimiento fue decepcionante. Se marchó al Mirandés en enero. Y Jordan Domínguez, también centrocampista ofensivo, causará baja para la eliminatoria. Pallardó, alternativa de perfil similar a Armando y Juanma Bravo, pero con mayor veteranía.

Velocidad en bandas y potencia arriba

La banda derecha es propiedad indiscutible de Santi Jara. Uno de los extremos con mayor capacidad de desborde de la categoría, a lo que suma un excelente golpeo con la pierna derecha. Estuvo en la agenda de Jorge Cordero el pasado verano. Autor de uno de los goles más espectaculares de la temporada.

En la izquierda, hay hasta tres alternativas: Carlos Martínez, Pedro Martín y Elady. Los dos primeros, diestros, destacan por su velocidad, a lo que Pedro Martín añade potencia, y tienen gol, pero su impacto disminuye si les limitan los espacios para correr. Elady, máximo goleador con 11 dianas, dio un bajón en el último tercio de Liga regular y apunta a revulsivo. Extremo con calidad y garra. Para la ida, Salmerón se decantó por Pedro Martín, quien desaprovechó varias acciones y acabó como delantero centro. Elady y Carlos Martínez entraron de refresco. El primero tuvo el empate en una ocasión clarísima en el tiempo añadido.

Arriba, el ‘9’ lo ostenta Chrisantus. Llegó en enero tras un periodo inactivo, por lo que tuvo que ponerse en forma. Y llega a tope al playoff. Un delantero de lujo para la categoría. Más allá de sus cinco goles, su fortaleza es importante para el juego directo, aguantando el balón hasta que llegan apoyos y fijando centrales. No podrá tener como socio a Víctor Curto, lesionado de gravedad al inicio de curso y que no podrá ser inscrito para esta eliminatoria.

Datos

  • 3º del Grupo IV con 65 puntos (18 victorias, 11 empates y 9 derrotas)
  • Acabó la Liga regular a seis puntos del primero, a cinco del segundo y cinco por encima del cuarto y el quinto
  • 4º equipo más goleador de su grupo junto al Marbella (49 goles a favor)
  • 3º equipo menos goleado de su grupo junto a Cartagena y Villanovense (33 goles en contra)
  • Ganó cuatro de sus seis últimos partidos de Liga regular
  • Perdió en sus dos últimos compromisos en casa: ante Betis Deportivo (0-1) y Linense (0-2)
  • 7º mejor local junto a El Ejido y Mérida con 33 puntos (10 victorias, 3 empates y 6 derrotas)
  • Mejor visitante junto al Cartagena con 32 puntos (8 triunfos, 8 empates y 3 derrotas)
  • Elady es su máximo realizador con once goles, seguido de Pedro Martín, Pedro Orfila y Chrisantus con cinco

Posible alineación

Foto: Real Murcia

Compartir esta entrada: