Osasuna: Un candidato en fase de ajustes

Rc Sala de Juegos

La Segunda División de la temporada 2018/2019 tiene una amplia lista de equipos con renombre. Clubes con más tradición de oro que de plata que parten la exigencia de luchar por el ascenso. Candidatos en una categoría de dificultad extrema y larga, pero en el que el inicio puede marcar el resto de la competición. Uno de los numerosos aspirantes es Osasuna, aunque con menos potencial al haber perdido la ventaja de la ayuda al descenso del pasado curso. Con Jagoba Arrasate como nuevo técnico y varias caras nuevas, los rojillos todavía atraviesan la fase de ajustes. Una fase que deben solventar lo más rápido posible, y buscarán la ayuda de El Sadar para ello.

Al igual que el Granada, primer rival del Elche en Liga, el club navarro ha dado un cambio de rumbo tras fracasar la temporada pasada. Jagoba Arrasate se convirtió en la apuesta para el banquillo. El técnico vasco contaba con el aval de haber liderado al Numancia hasta la final del playoff de ascenso a Primera. Asume el reto de tratar de devolver a los pamplonicas a la máxima categoría, aplicando sus fundamentos tácticos y con mimbres de nivel.

Seguros AXA

Sin embargo, la puesta en escena de ‘su’ Osasuna en la jornada inaugural resultó decepcionante. Derrota justa por 1-0 frente al recién ascendido Mallorca. Superado, con poca capacidad para retener la pelota e hilvanar jugadas y problemas para defender las acometidas bermellonas. El equipo rojillo dio muestras de (insuficiente) mejora en la reanudación, sobre todo tras cambiar el esquema 4-2-3-1 a tres centrales y dos carrileros profundos. Cabe señalar que ese once tenía a siete protagonistas forjados en Tajonar. Pueden presagiarse cambios en la alineación rojilla, pero Arrasate tampoco dispone de tantas alternativas entre lesiones y dudas.

Portería y defensa, sin alteraciones

Por lo pronto, en la portería. La tercera opción, Juan Pérez, repetirá como titular por los problemas físicos de Rubén Martínez y la baja de larga duración de Sergio Herrera. El guardameta del filial dio la talla en Son Moix, haciendo gala de unos buenos reflejos y salvando a Osasuna de haber recibido más tantos. Declaró este jueves que afronta “con mucha ilusión y muchas ganas” su debut en El Sadar.

En la defensa, salvo cambio de dibujo, todo apunta a que repetirán los mismos: David García y Unai García de centrales con Nacho Vidal y Carlos Clerc como laterales diestro y zurdo respectivamente. La pareja del mismo apellido atesora juventud, contundencia y capacidad para cubrir espacios fuera de su zona. Los laterales tienen carácter muy ofensivo, suben hasta línea de fondo sin miedo, incluso con los extremos metiéndose por dentro en fase atacante para darles recorrido. Aridane, alternativa para el centro de la zaga, apunta a ausencia de nuevo por lesión. Lillo vuelve a estar disponible tras cumplir sanción.

Zona ancha, mediapunta y delantera

La medular tiene más probabilidades de presentar alguna novedad. La dupla integrada por Oier e Íñigo Pérez ofreció un pobre rendimiento en Mallorca, incapaces de realizar sus funciones para que Osasuna adquiriese un dominio temible. Oier es todo fuerza, intensidad y pundonor, y su polivalencia le permite jugar en varias posiciones, pero tiene limitaciones con balón. Íñigo Pérez, fichado al pagar 750.000 euros al Numancia, era titular indiscutible para Arrasate el pasado curso. De corte organizador y con buen golpeo de balón con la zurda, apunta a ser uno de los puntales de los rojillos. Una de las variantes que podrían verse sería retrasar a Oier al centro de la defensa e introducir a Imanol García. El pivote, ‘repescado’ del Villarreal B, dotó de mejoría a Osasuna en la recta final del último partido. Salvo sorpresa, Fran Mérida permanecerá una jornada más en el dique seco.

En la línea de tres cuartos, Roberto Torres se erige en la piedra angular en la mediapunta. Un futbolista con físico, jerarquía, que dota de criterio al juego y goza de un buen lanzamiento de balón y capacidad realizadora. Y con el valor añadido de llevar el brazalete de capitán del equipo de su ciudad.

En las alas, la posible ausencia de Kike Barja por gripe abre la puerta del once a Juan Villar. Un extremo/segundo delantero con un olfato de gol excepcional para arrancar desde la banda, como puede comprobarse con sus estadísticas. 850.000 abonado Osasuna para ‘sacarlo’ del Tenerife. Con el onubense en la derecha, las opciones en la izquierda pasarían por cambiar de costado a Olavide, que actuaría en el lado de su pierna natural, o meter a Brandon Thomas, quien dejó buenos destellos en su debut. Incluso tirar a Roberto Torres a una banda o adelantar a Clerc. Javi Martínez, con problemas físicos, y Rubén García, presentado este miércoles, parecen soluciones muy improbables.

En la delantera, la escuadra navarra asume la pérdida de Quique González, vendido al Deportivo por 1’7 millones de euros. Sin embargo, Osasuna cuenta con dos ‘artilleros’ contrastados: David Rodríguez y Xisco. El primero es un delantero rápido e intuitivo, letal en cualquier resquicio de la defensa rival. Ocho goles le ha marcado al Elche en su carrera. El segundo, disponible tras cumplir suspensión, también es un consumado ‘cazagoles’. Rematador potente y listo para moverse tanto dentro del área como fuera de ella para intervenir en el juego. No obstante, ambos ya han pasado la mejor etapa de sus carreras. El citado Brandon Thomas aporta la ‘savia fresca’. Dinámico y con calidad.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Compartir esta entrada: