Hércules: Fracaso por demérito propio

Rc Sala de Juegos Ferreteria Els Ferrers

Bajar a Segunda B es una condena sin libertad condicional ni fecha prevista de salida. Cuando el Elche firmó su sentencia en Cádiz, tenía multitud de ejemplos de ‘presos’ de su similar condición sobre la dificultad de abandonar un infierno que sólo dejan cuatro equipos de ochenta cada temporada. No hay que irse muy lejos para encontrar uno, sólo mirar más allá de Torrellano. El Hércules lleva cuatro temporadas en la categoría de bronce. Hace dos, llegó a la última ronda del playoff. La pasada, no se clasificó. Y salvo milagro, tampoco en esta. Por lo que va a encadenar un lustro fuera del fútbol profesional. Y con su situación económica, su horizonte es poco esperanzador.

El Grupo III subió su caché en el presente curso. Subió el Barcelona B, pero bajaron Elche y Mallorca, que conformaron posiblemente las plantillas más potentes de la categoría. El Hércules aparecía como el tercer nombre ‘grande’, y sin tanto músculo financiero, hizo movimientos que despertaron ilusión, como los regresos de Samuel y Falcón. Sin embargo, ahí están los resultados: tres entrenadores, prácticamente sin opciones de promoción y sin puesto asegurado para la siguiente edición de la Copa del Rey. Ha tenido sobradas oportunidades para alcanzar la cuarta plaza, una de las más ‘baratas’ de la historia, pero ni por esas.

Sin saber competir

Podrían mencionarse multitud de males de los alicantinos esta campaña, pero quizás podría resumirse en una: no han sabido competir en ciertos momentos claves. Sin ir más lejos, el pasado domingo. Su última bala para aspirar al playoff, ante el Ontinyent, un rival directo. Moviliza a un nutrido grupo de seguidores para que les apoyen en El Clariano. Y pierden 1-0 sin ser capaz de chutar al menos una vez a portería. Y más graves fueron las justas derrotas contra Atlético Baleares (1-0), Peña Deportiva (1-0) y Peralada-Girona B (2-0). Ofrecieron un fútbol insulso y carente de ambición ante rivales metidos en la zona baja.

Seguros AXA

El Hércules sí ha sacado mejores números en el Rico Pérez, pero, a excepción del Sabadell (1-0), todos sus triunfos, tanto en casa como a domicilio, han sido contra adversarios situados en la mitad inferior de la tabla. Y algunos de ellos, como ante Peña Deportiva (1-0), Atlético Balares (1-0) y Formentera (1-0), se produjeron con un gol en el último minuto. Partidos con un juego lento, previsible y escaso de ideas.

En los compases finales, ha sacado victorias, pero también ha dejado volar una considerable cantidad de puntos. Ante Cornellà (1-1), conjunto al que ansiaba dar caza, Peña Deportiva (1-0), Olot (1-1), Sabadell (1-1) o Mallorca (1-1). Los alicantinos plantaron mucha cara al líder, al igual que al Villarreal B (0-0), pero un discutible penalti le privó del triunfo.

Defensivamente, los blanquiazules presentan buenos registros. Sólo tres conjuntos han recibido menos goles. Ninguno es el Elche, que ha encajado un tanto más. Sólo una de sus derrotas ha sido por más de un gol de diferencia. Pero arrastran un mal endémico en las últimas temporadas: la falta de un ansiado killer. Varios delanteros han portado el ‘9’ herculano, con escasa fortuna. Las apuestas por Óscar Díaz y Carlos Fernández, más David Torres en enero, han salido ‘rana’: nueve goles entre los tres. La media global del equipo es de un gol por partido, escasa para un candidato al ascenso.

Con todo este cúmulo de circunstancias, el Hércules sólo ha estado en playoff en dos de las 36 jornadas disputadas. Una cifra injustificable. Gustavo Siviero no dio con la tecla y fue destituido tras nueve encuentros. Claudio Barragán sí supo encontrar el camino al inicio de su etapa: tres victorias y dos empates. Sin embargo, todo se torció con un sólo un triunfo en las once jornadas siguientes, con muchas igualadas. Y con Visnjic, hubo esperanzas más por demérito de los rivales que por valía propia, pero ya todo se echó por tierra en El Clariano. Acumula números de descenso en la segunda vuelta.

Ataques posicionales

El esquema más empleado por los técnicos blanquiazules es el común 4-2-3-1. Un conjunto con un carácter más ofensivo que defensivo, pero sin buscar partidos de locura y descontrol. Tiene mucha veteranía, por lo que pueden convenirle los ataques posicionales antes que los contragolpes. Así lo ha mostrado durante el campeonatp. Sufre mucho para elaborar cuando sus hombres más imaginativos no aparecen o les tapan. Los laterales juegan un papel primordial con sus incorporaciones al campo adversario.

Ismael Falcón ocupa la portería. Se esperaba un nivel mayor dada su reciente experiencia en Segunda, pero ha cometido varios errores que han costado puntos. Como también ha dejado actuaciones de mérito. En definitiva, le ha faltado regularidad. Incluso se habló de abrir el debate sobre su titularidad, con Iván Buigues esperando su turno.

Los laterales son uno de sus puntos fuertes. En la derecha, Juanjo Nieto, su mejor fichaje con diferencia y que probablemente tendrá ofertas de superior categoría en verano. De perfil ofensivo, todo un ‘pulmón’ para subir y bajar la banda, y con un rendimiento constante. En la izquierda, el incombustible Paco Peña, que siempre ofrece un buen papel a sus casi 40 años, aunque ha perdido profundidad.

La pareja de centrales ha sido otra de las decepciones. Samuel y Mikel Santamaría llegaron tras un sobresaliente nivel en el Racing de Santander, pero sus prestaciones como blanquiazules han sido inferiores a las esperadas. Samuel, uno de los capitanes, es fijo, mientras que las dudas de Santamaría han provocado cierta alternancia con Pol Bueso.

El centro del campo supone una de las zonas con más problemas, con continuas permutas para encontrar la pareja ideal. Sobre todo, para el trabajo de pivote defensivo. Poca relevancia de Pepelu, del que se esperaba más por su cartel de promesa del fútbol español. El veterano Checa encontró continuidad a partir de mediados de octubre, pero salió en enero para fichar a Paco Candela, quien ha dado un rendimiento aceptable. Quien ahora se ha asentado en ese puesto es Nacho Navarrete, que tuvo escaso protagonismo en los dos primeros tercios de Liga.

La responsabilidad de dirigir las acometidas del Hércules recae sobre Miñano. El mediocentro de mayor corte ofensivo de la plantilla, y podría decirse el único. Cuando falta, se le añora, por ser ese tipo de futbolista diferente, pero cuando juega, se le critica por su falta de espíritu. Lleva cuatro temporadas con muy poca competencia, y puede que a la dirección deportiva se le haya acabado la paciencia con el ex del Ilicitano.

‘Trescuartistas’ que infunden respeto

En línea de tres cuartos, cuenta con varias alternativas que infunden respeto. Juli pone garra e intensidad tanto en la mediapunta como por bandas, pero a sus 36 años, ha estado alejado de su mejor versión. También Chechu Flores, quien ha aparecido de forma intermitente y ha descubierto una nueva posición, actuando por detrás del delantero. Futbolista diferencial en un buen punto de forma y máximo realizador con nueve goles. José Fran, quien interesó al Elche en enero, da desborde y buen golpeo desde la izquierda. Y Moha, voluntad y velocidad. José Gaspar y Nieto dejaron la plantilla en el mercado invernal, rumbo a Cartagena y Alcoy.

Y la delantera, el principal Talón de Aquiles de los blanquiazules. Carlos Fernández, lesionado desde marzo, y David Torres son arietes ‘peleones’ que han tenido poco acierto de cara al gol: cuatro y uno respectivamente. Para más inri, la única diana del segundo llegó de penalti. Y Óscar Díaz, destinado a subir el nivel, ha resultado un fiasco, con también cuatro tantos. En un segundo plano, aparece el canterano Tarí, quien ha marcado dos goles postreros que significaron victorias.

Datos

  • 9º con 49 puntos (11 victorias, 16 empates y 9 derrotas)
  • A cinco puntos del cuarto con seis en disputa
  • 6º equipo más anotador junto al Lleida (36 goles a favor)
  • 4º equipo menos goleado junto al Alcoyano (28 goles en contra)
  • Tras lograr dos triunfos seguidos, acumula un empate y una derrota
  • Igualó frente al Lleida (0-0) en su última cita como local
  • Perdió contra el Ontinyent (1-0) en su último compromiso a domicilio
  • 8º mejor local con 30 puntos (7 victorias, 9 empates y 2 derrotas)
  • 10º peor visitante junto al Atlético Saguntino con 19 puntos (4 triunfos, 7 empates y 7 derrotas)
  • Chechu Flores es su máximo realizador con nueve goles, seguido de Óscar Díaz, Carlos Fernández y Moha con cuatro

Posible alineación

Foto: Hércules CF

Compartir esta entrada: