Deportivo: Un ‘gigante’ de menos a más

Rc Sala de Juegos

Las ayudas económicas al descenso de LaLiga han provocado que los recién descendidos a Segunda compitan con una muy notoria ventaja para formar su plantilla respecto al resto de equipos. Es el caso del Deportivo de La Coruña, que impone respeto viendo los nombres de sus jugadores. Cuatro de ellos, con pasado franjiverde. Sin embargo, los presupuestos no son ni mucho menos sinónimo de éxito en la categoría de plata, y hay varios ejemplos que lo demuestran. Los gallegos regresaron a Primera por la vía rápida en sus dos últimas caídas a Segunda, y quieren repetirlo en la tercera ocasión. Inició el campeonato de forma dubitativa, pero su juego y resultados han ido de menos a más. Siguiente objetivo: vencer al Elche para mantenerse en la zona noble y asaltar las plazas de ascenso directo.

El Deportivo dio un giro a su política deportiva desde la raíz, apostando por Carmelo del Pozo como director deportivo. Su notable trabajo en el Levante, con un ascenso a Primera, era su aval principal. Del Pozo tenía claro quién quería que liderara el proyecto desde el banquillo: Natxo González. Con el descenso certificado en abril, tuvo bastante tiempo para planificarlo. De hecho, la contratación del técnico vasco se filtró antes de que acabara la temporada en Segunda, cuando su equipo, el Real Zaragoza, se jugaba el ascenso a Primera en el playoff.

Natxo González ha llevado a Riazor una línea de continuidad de sus ideas futbolísticas. La más perceptible es el ‘rombo’ en el centro del campo. Y como ocurrió en el cuadro maño, le está costando ajustar los engranajes del complejo sistema, aunque los resultados están siendo más positivos. Dentro de un plantel amplio, con múltiples alternativas de alto nivel para los cuatro puestos de la medular, va variando piezas para encontrar las que encajen de forma ideal.

Los blanquiazules ocupan el 5º puesto con 15 puntos. Empatados con Las Palmas y Alcorcón, situados por delante, a dos del 2º, del Granada, a 4 del líder, el Málaga, y dos por encima del 7º, el Albacete. Para valorar su posición clasificatoria, hay que exponer las dificultades de su calendario. Inició la Liga con tres partidos a domicilio por las obras de Riazor, sacando 5 puntos de 9: victoria en Extremadura (0-1) y empates contra Albacete (1-1) y Tenerife (2-2).

En su debut como local, vencieron ‘in extremis’ al Sporting de Gijón (1-0). Una jornada después, llegó su primera y única derrota liguera, frente al Alcorcón (1-0). Y en las tres últimas semanas, han sumado 7 puntos de 9: superó a Granada (2-1) y Nàstic de Tarragona (1-3) e igualó contra el Málaga (1-1). Conclusión: el Deportivo ocupa zona de playoff después de medirse a cuatro de los siete primeros. Y sin un fútbol, en líneas generales, demasiado brillante para todo su potencial. Unas valoraciones que hacen vaticinar un buen porvenir en la competición. Pero todo puede cambiar en la ‘locura’ de la Segunda.

Un rombo que necesita acoplarse

El conjunto blanquiazul emplea un esquema 4-4-2 en rombo, que visualmente también se puede interpretar como un 4-3-1-2. Es un equipo hecho para llevar la iniciativa del juego, pero sin necesidad de elaborar sus acciones ofensivas con demasiados toques. Sí que tiene paciencia para la salida de balón desde atrás, ‘herencia’ de Natxo González desde su etapa en el Reus, pero cuando bate la primera línea de presión, busca la mayor verticalidad. Y también tiene el recurso, si es obligado por las circunstancias, del juego directo. Los laterales profundos, importantes ante la acumulación de futbolistas por dentro, el papel del pivote ‘ancla’ para la organización del juego y los cambios de orientación son otros factores del fútbol del Deportivo.

La portería es el territorio de Dani Giménez. Un portero sobrio, seguro, muy regular y con experiencia en la categoría. En su currículum figuran dos ascensos a Primera, con Rayo Vallecano y Betis. Ambos los consiguió como suplente, y en La Coruña busca el tercero como protagonista. Está ofreciendo un notable nivel tras cuatro temporadas seguidas sin apenas oportunidades como verdiblanco.

La línea defensiva está teniendo continuidad en las últimas semanas, con David Simón y Saúl en los laterales diestro y zurdo y Pablo Marí y Domingos Duarte como pareja de centrales. Dentro del sistema de juego, los laterales recorren la banda con constancia, prácticamente como carrileros ante la ausencia de extremos puros. Ambos encajan en el perfil. Veloces, con uno contra uno y buen golpeo para centros. Sobre todo Saúl, quien entró en el once por la lesión de Diego Caballo. Dubarbier, lesionado, tercera opción para el costado zurdo.

En el eje de la zaga, Pablo Marí y Domingos Paciencia destacan por su altura (1’91 metros cada uno) y cumplen cuando tienen que salir de zona, algo obligado con laterales de clara vocación atacante. Difícil ganarles algún balón por arriba. Ostentan un papel importante para la salida del balón. Ambos han aportado un gol. Todo un peligro para las acciones de estrategia. Pablo Marí le ganó el puesto a Eneko Bóveda, uno de los ‘supervivientes’ de la pasada campaña. Lateral diestro reconvertido a central.

El rombo de la medular del Deportivo es todo un galimatías por las numerosas variaciones y las dudas. En el pivote defensivo, la duda está entre Álex Bergantiños y el exfranjiverde Mosquera. El primero es un tipo ‘pitbull’, futbolista muy sacrificado para recorrer kilómetros en labores destructivas, como presionar, ir al choque y recuperar la posesión. Pero tiene menos cualidades con balón y posicionamiento táctico que el segundo. A pesar de ello, Bergantiños, que vuelve de su cesión en el Sporting, está dando un mayor rendimiento que Mosquera, cuya carrera sigue cuesta abajo.

En los costados, Natxo González tiene la gran duda de Vicente Gómez. Fundamental desde su fichaje procedente de Las Palmas, evoluciona favorablemente de sus molestias musculares. Centrocampista zurdo, espigado, que retiene bien la pelota, juega con sentido y tiene capacidad para erigirse en uno de los mejores llegadores de la categoría. Aunque quizás tiene poca libertad para explotarlo en su posición.

En la derecha, Didier Moreno causará baja por su convocatoria con la selección de Colombia. Si Vicente Gómez se recupera para jugar, Krohn-Delhi se desplazaría a su posición. Futbolista con carácter ‘mediapuntista’, con calidad y criterio para organizar el juego y dar último pase. Ya le han expulsado dos veces esta temporada, una por protestas. El danés apunta a fijo, mientras que si Vicente Gómez se pierde la cita, se abre el abanico de posibilidades. Edu Expósito, Mosquera o el exfranjiverde Pedro son las opciones más posibles.

Por delante, otro jugador con pasado en el Elche: Carles Gil. Le ha costado, pero el mediapunta se ha hecho con el sitio en el once en las tres últimas jornadas. Zurdo con talento, desequilibrio y visión de juego. Su posición sobre el césped le otorga libertad de movimientos, tanto para ir a recibir a zonas centrales como juntarse con los delanteros.

Y en la delantera, los coruñeses tienen el contratiempo de la sanción de Quique González, uno de los máximos realizadores de Segunda con seis goles. Dinámico y con recursos variados, tiene una media de un tanto por partido, ya que se perdió dos por lesión. Antes de su expulsión contra el Málaga, anotó un doblete contra Granada (2-1) y Nàstic de Tarragona (1-3). Cabe señalar que dos de sus seis tantos llegaron de penalti. El Deportivo pagó 1’7 millones de euros a Osasuna por sus servicios.

Con la baja del vallisoletano, se busca acompañante para Carlos Fernández. Cedido por el Sevilla, un delantero difícil de marcar por el ágil dominio de su cuerpo para su altura (1’85 metros). Posee buen golpeo de balón e instinto ‘matador’. Una alternativa es Christian Santos, pero tiene características similares. Con Fede Cartabia lesionado, la alternativa más complementaria es Borja Valle. Pero el concurso del exfranjiverde no es seguro, ya que acaba de recuperarse de su fisura en un pie. Carlos Fernández, Christian Santos y Borja Valle han aportado un gol este curso.

Datos

  • 5º con 15 puntos (4 victorias, 3 empates y 1 derrota)
  • 3º equipo más realizador junto a Real Zaragoza y Las Palmas (11 goles a favor)
  • 5º equipo menos goleado junto a Granada, Mallorca y Osasuna (7 goles en contra)
  • Empató contra el Málaga (1-1) en Riazor la pasada jornada
  • Venció al Nàstic de Tarragona (1-3) en su última salida
  • Suma 7 puntos de 9 posibles como local: victorias contra Sporting (1-0) y Granada (2-1) y empate frente al Málaga (1-1)
  • Acumula tres jornadas sin perder, desde su derrota frente al Alcorcón (1-0)
  • Quique González es su máximo anotador con 6 goles, seguido de Borja Valle, Domingos Duarte, Christian Santos, Pablo Marí y Carlos Fernández con 1

Posible alineación

Foto: LaLiga

Compartir esta entrada: