Almería: Velocidad y espíritu competitivo

Rc Sala de Juegos

El Almería ha dado un giro a su proyecto. Necesario, porque llevaba tres temporadas seguidas salvándose en la última jornada, y obligado, porque ha perdido poder económico y atractivo en el mercado de una Segunda que parece una ‘Primera B’. Menos nombres y más hombres. Dejar a un lado los fichajes de top de la categoría a apostar por jugadores desconocidos y la cantera. De momento, navega por aguas tranquilas de la clasificación, a una distancia prudente del descenso y a un arreón del playoff. En jerga millennial: “ni tan mal, oye”. Visitará al Elche con una buena racha de imbatibilidad en Liga, gratas sensaciones y ganas de despedir el año con una victoria que le acerque al objetivo.

Trayectoria y números

El cuadro rojiblanco ocupa el 11º puesto con 24 puntos (6 victorias, 6 empates y 6 derrotas). Está a once puntos del ascenso directo, a cinco del playoff y siete por encima del descenso. Le costó arrancar, con un punto en el primer mes de Liga, pero reaccionó con tres victorias consecutivas. Tras un periodo de irregularidad, ha encadenado cinco jornadas sin perder, con un triunfo, en Oviedo (1-2) hace dos semanas, y cuatro empates. El último, frente al Lugo (1-1) en el Juegos Mediterráneos. Desde la jornada 7, se ha movido entre el 7º y el 12º lugar de la tabla.

Los tres puntos sumados en el Carlos Tartiere le sirvieron para recuperarse del tremendo varapalo de la goleada en Villarreal (8-0) en Copa del Rey. Esta ha sido su última derrota en partido oficial. La anterior, la última en la competición doméstica, se produjo contra el Rayo Majadahonda (2-0). Cabe destacar que cuatro de sus seis tropiezos ligueros se dieron contra equipos punteros en la clasificación: Granada (1-0), Málaga (0-1), Cádiz (1-0) y Osasuna (3-1). Como se puede ver, tres de ellos se dieron por la mínima y sin marcar. Su último triunfo en su campo fue el pasado 4 de noviembre contra un Sporting (2-1) en plena crisis.

Es el undécimo mejor local y el undécimo mejor visitante de Segunda. Ha sumado 16 puntos de 27 como anfitrión, los mismos que el Numancia. Y 8 de 27 a domicilio, empatado con Real Zaragoza y Real Oviedo. Sólo ha perdido un encuentro en su feudo, hace más de tres meses. Es el décimo conjunto más anotador con 21 goles, los mismos que el Alcorcón. Y es el noveno menos goleado con 19 tantos en contra, igualado con Osasuna.

Estilo

Fran Fernández emplea un claro esquema 4-2-3-1. Busca que los centrales saquen el balón rápido y sin complicaciones. Que los laterales se prodiguen en ataque. Apuesta por una medular equilibrada, aunque con más músculo que control. Extremos muy abiertos, encaradores y que tengan espacio para generar ocasiones. Un mediapunta que canalice el juego y goce de libertad. Y un punta muy luchador, presionante y adecuado para el recurso del fútbol directo.

Las mayores virtudes de este Almería son la velocidad y el espíritu competitivo. Se siente muy cómodo en partidos de ida y vuelta, en los que puede explotar su rapidez en sus trabajados contragolpes. Quizás en ataque estático le cuesta más encontrar las vías hacia la portería rival. Los extremos tienen un papel fundamental en ambas facetas. Es un equipo valiente y muy intenso, que obliga a los adversarios a una alta exigencia. Sobre todo, en desgaste físico, porque trata de llevarte a encuentros de correr y mucha disputa. Las segundas jugadas tienen un papel importante.

Línea a línea

René Román es el ‘guardián’ de la portería indálica. Todo un seguro. Posiblemente el mejor jugador del Almería la temporada pasada. Como diría Pacheta, “es un portero que para, que se hace grande bajo palos”. No tiene la envergadura ni los reflejos de Francis, pero es un arquero de rendimiento muy regular y que también deja intervenciones de bella factura. Y buen golpeo en largo, que se destaca poco en su posición. Puede que su mayor déficit sean las salidas por alto.

En la defensa, Saveljich y Owona se han convertido en la pareja fija del eje. El primero pone la mayor altura, carácter y jerarquía, mientras que el segundo la mayor rapidez para salir de zona y la contundencia (a veces excesiva). Ambos son duros en la marca y quizás tienen dificultades de manejo de balón. Sobre todo el africano, quien ha marcado dos goles.

En los laterales, José Romera es indiscutible en la derecha. Sobrio en labores defensivas y con proyección atacante. En la izquierda, está la duda entre Iván Martos y Andoni López. El segundo suele ser el inquilino habitual, pero una lesión le apartó del once y le dio la oportunidad al canterano. Martos la aprovechó con creces en los dos últimos partidos. Como Romera, ambos se prodigan a campo contrario.

En la medular, salvo sorpresa, actuarán César de la Hoz y Arzura. El primero es un centrocampista muy completo, trabajador para labores defensivas, juega fácil con balón y suma llegada y golpeo. El segundo apunta al once por la baja por sanción de Yan Eteki, el prototípico mediocentro africano de mucha fuerza y sacrificio físico. El argentino pone garra y mayor soltura con la pelota. Chema Núñez, revulsivo habitual para encuentros ‘atascados’ para sumar clarividencia en la zona ancha o la mediapunta. También Sergio Aguza, recién salido de lesión.

En la mediapunta, se sitúa Juan Carlos Real. Jugador fino, con calidad y visión de juego. Buena parte del fútbol del conjunto rojiblanco, sobre todo en ataque estático, pasa por sus botas. Necesita libertad de movimientos para ofrecer su mejor versión, y Fran Fernández se la da. Segundo máximo realizador con cuatro goles. El último, espectacular:

Por las bandas, José Corpas por la derecha y Luis Rioja por la izquierda. Ambos llegaron como apuestas procedentes del Marbella. Y dan la talla de forma notable en su debut en Segunda. Fundamentales para el estilo de juego del Almería. Extremos encaradores, veloces y con aportación realizadora. Han aportado dos goles cada uno. Juanjo Narváez, principal competencia de ambos. También ha marcado dos dianas.

Y como punta, Álvaro Giménez. La afición franjiverde conoce de sobra las cualidades del ilicitano. Trabajador incansable y muy fuerte para el choque y el juego directo. Realiza un gran cometido al servicio del equipo. A todo ello, suma acierto goleador. Es el máximo artillero indálico con cinco tantos, tres en las ocho últimas jornadas. Sekou Gassama (sancionado) y Pablo Caballero, recuperado de una fractura facial, no le quitan el sitio del once. El africano, al que Fernández suele emplear como revulsivo, ha marcado tres goles, todos en Copa.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Compartir esta entrada: