Albacete: Equilibrio desde el carácter ofensivo

Rc Sala de Juegos

El Albacete es un club que Pacheta ha mencionado para ejemplificar la progresión que quiere para el Elche. Primer año en Segunda: permanencia sufrida con escaso presupuesto y base del ascenso. Segundo año: más experiencia y poder económico para incrementar el crecimiento. El cuadro manchego ha dado un salto de calidad que le ha permitido situarse en la zona noble de la clasificación. Con una atractiva propuesta implantada por su entrenador, Luis Miguel Ramis, los resultados han despertado la ilusión en la afición por el ambicioso objetivo de luchar por el ascenso a Primera. Todavía quedan dos tercios de Liga, pero el presente apunta a esperanzador.

Trayectoria y datos

El equipo blanco ocupa del 5º puesto con 24 puntos (6 victorias, 6 empates y 2 derrotas). A seis del líder, el Alcorcón, a cinco del segundo, el Granada, y con una ventaja de dos sobre el séptimo, Osasuna, que marca el límite con el playoff. Mirando hacia abajo, goza de una renta de 11 puntos sobre el descenso. Desde la jornada 3, ha ostentado plaza de promoción todas las semanas a excepción de una. Tras arrancar con dos empates ante los recién descendidos Deportivo (1-1) y Las Palmas (1-1), sumó dos triunfos que le colocaron arriba, frente a Córdoba (3-0) y Reus (1-2).

El empate frente al Cádiz (1-1) y la victoria en Mallorca precedieron a su mayor ‘bache’ del curso, con dos unidades de doce posibles. Igualó contra Real Zaragoza (2-2) y Almería (1-1) en casa y cayó frente al Real Oviedo (1-0) y Málaga (2-1) a domicilio. Un paso atrás, pero ha sabido rehacerse con resultados positivos. Tres triunfos y un empate en las cuatro últimas jornadas. Venció a Extremadura (1-2), Nàstic (2-0) y Lugo (1-0), su último resultado, e igualó en Tenerife (0-0).

Una de las claves de este Albacete es su muy buen equilibrio en cuanto a rendimiento en ambas áreas. Cuarto conjunto más anotador con 20 goles y quinto menos goleado con 12 tantos, los mismos que Las Palmas. Otro factor fundamental reside en su potencial a domicilio, donde ha sumado 11 puntos de 21 posibles. Nadie lo supera. Alcorcón, Granada y Deportivo (este último con un partido más) lo igualan. Como local, presenta un registro en la media de la categoría: noveno mejor con 13 puntos de 21, igualado con Sporting, Numancia y Rayo Majadahonda.

Estilo

Luis Miguel Ramis utiliza un clásico esquema 4-4-2. Con laterales largos, centrales participativos en la salida de balón, un pivote stopper y un centrocampista creativo en la medular y dos referencias ofensivas. Arrancó la Liga con predilección por un 4-5-1 ‘mutable’ a 4-2-3-1 en fase atacante, pero sacrificó un efectivo en el centro del campo para sumarlo en punta. Una variante que utiliza consiste en colocar a un mediapunta (Eugeni) o un delantero (Acuña) en la banda para aprovechar sus características. De momento, todo un acierto, aunque suele modificarlo durante los partidos.

La calidad de sus futbolistas le permite apostar por un fútbol dinámico, de movimiento activo del balón por bajo. Aunque tener a delanteros que pueden dominar ‘pelotazos’ también da la alternativa del juego directo si lo requiere. Pero su arma ofensiva más empleada son los constantes centros al área. Juego por bandas, con cambios de orientación para buscarlas por la vía rápida, y servicios para ‘alimentar’ a sus arietes. La estrategia y los disparos de media distancia, otras amenazas.

Para defender, hace buena la frase de que la mejor manera de hacerlo es teniendo la pelota, ya que así no te pueden atacar. Cuenta con jugadores para retenerla y hacer correr al rival. Pero si el propio rival asume el dominio, puede sufrir mucho. Sin balón, junta las líneas en su campo para tapar espacios.

Línea a línea

En la portería, el Albacete puede presumir de que la defienda uno de los arqueros más en forma de la categoría: Tomeu Nadal. Transmite seguridad y ha dado muestras de su agilidad y reflejos con paradas espectaculares. Acumula 327 minutos sin encajar gol. Tiene uno de los mejores coeficientes de tantos recibidos de la categoría: 0’77.

En la defensa, Arroyo y Gentiletti apuntan a formar en el eje. El primero, capitán, se ha reconvertido de lateral diestro a central, dando un alto rendimiento. El segundo le ha ganado el sitio al exfranjiverde Caro, titular indiscutible en el inicio pero que perdió su condición tras su pronta expulsión ante el Almería (1-1). Se ha convertido en ‘cerrojo’ y talismán: los manchegos han mantenido la portería a cero desde su entrada al once, hace tres jornadas. Ninguno de los tres centrales nombrados destaca por la altura (inferior a los 1’83 metros), pero son muy aptos para cubrir espacios fuera de su zona, necesario con un equipo que expone tanto y con laterales de clara vocación ofensiva.

En los laterales, también hay un fijo durante toda la Liga y una cara nueva. El derecho es territorio de Álvaro Tejero. Cedido por el Real Madrid, aporta mucha profundidad y cierra su banda con solvencia. Algo similar en la izquierda con Mathias Oliveira, quien ha arrebatado la titularidad a Fran García. Tejero y Oliveira destacan por su juventud: 22 y 21 años respectivamente.

El dúo de la ‘sala de máquinas’ lo integran Jon Erice y Aleix Febas. El primero asume una función esencial, como pieza que equilibra, ordena y pone mayor sacrificio defensivo en la medular. Con balón, juega fácil, sin apenas conducción y pocos toques. El segundo tiene como posición natural la mediapunta, pero Ramis, quien le conoce de la cantera del Real Madrid, ha retrasado su posición. Más allá de las exigencias del esquema, para que participe más en la creación de fútbol. Talentoso, con desparpajo, llegada y visión de juego. Que sea el segundo jugador con más faltas recibidas (por detrás de Iván Sánchez) evidencia la dificultad para frenarle. Diego Barri, Malsa y Jean Jules, refuerzos desde el banquillo para fortalecer con músculo la zona ancha.

Por las bandas, Ramis cuenta con varias alternativas para diferentes tipos de planteamientos. Por la derecha, tendrá la ausencia de Jérémie Bela por sanción. Todo un velocista que tiene inteligencia para saber cuándo puede hacer daño por dentro. Máximo anotador blanco con cuatro goles, uno de penalti. Sin el francés, la opción más clara para el once es Néstor Susaeta. Uno de los líderes y veteranos del vestuario, es un extremo clásico, de encarar, desbordar y centrar. Sabe asociarse y posee un formidable golpeo de balón, que le convierte en un peligro para faltas y córners. Acuña, otra variante empleada por el técnico catalán.

Por la izquierda, Eugeni Valderrama se ha asentado. Su posición natural es la mediapunta, pero ha encontrado un espacio nuevo donde está ofreciendo un alto nivel. Futbolista con calidad y criterio con la pelota, se suma a zonas centrales en ataque, dejando el carril zurdo para la subida del lateral, y defiende su parcela en defensa. Autor de dos dianas, una de penalti.

Arriba, mucha pólvora con Zozulia, Alfredo Ortuño, Rey Manaj y el citado Acuña. Delanteros potentes, batalladores con centrales y killers del área, donde no se les puede conceder un mínimo espacio. El primero tiene un plus de talento que le da más recursos con balón. Entre los cuatro suman nueve de los 20 goles del Albacete: tres, uno, tres y dos respectivamente. Cabe señalar que cuatro de los tantos a favor de los manchegos se produjeron en propia puerta. Zozulia y Ortuño apuntan a repetir como pareja en ataque.

Posible alineación

Foto: LaLiga

Compartir esta entrada: