Ilicitano y Hércules se verán las caras en partido oficial 45 años después

El descenso de los alicantinos a Segunda B reeditará la próxima temporada un morboso duelo con precedente en una promoción de ascenso de 1969.

Entre las consecuencias del descenso del Hércules a Segunda B se dará una curiosa situación, la del enfrentamiento ante el filial de su máximo rival, el Elche. El Ilicitano, ahora en la división de bronce, pisará la próxima temporada el Rico Pérez y, previsiblemente, recibirá a los alicantinos en un Martínez Valero –o en su defecto el Díez Iborra- que albergará un duelo lleno de morbo.

El último precedente de tal encuentro data de hace 45 años, un 7 de julio de 1969, con estéril victoria del Hércules, por 1-0, en la vuelta de la eliminatoria de ascenso a Segunda División, categoría en la que aquella temporada el Ilicitano quedó decimosexto, por lo que se vio obligado a disputar la promoción para salvar la plaza. En la segunda fase se midió a un cuadro blanquiazul de Tercera que luchaba por volver al fútbol de plata –la Segunda B no existía-, pero el 3-1 a favor que cosechó una semana antes le valió para lograr la permanencia. El filial del Elche bajaría un año después viviendo así su único periplo, de dos cursos, en Segunda. Su verdugo fue el Racing de Santander, contra el que volvió a disputar un play-off que se decidió en tres partidos, tras dos empates, al no existir el doble valor de los goles anotados fuera de casa.

Compartir esta entrada: