Herrera, en el ‘top ten’ español de imbatibilidad en toda Europa

Sólo ocho porteros nacionales, más el madrileño, superan el 30% de partidos sin encajar goles en las ligas continentales jugando con regularidad en sus equipos.

Pese a que en septiembre cumplirá 33 años, Manu Herrera ha madurado definitivamente como portero de primer nivel en los dos últimos. La consolidación bajo palos ha coincidido con su llegada al Elche, en 2012, tras esbozar maneras en Alcorcón y Levante, en Segunda, más un paso anecdótico por el Eibar, también en la categoría de plata. Antes, una vez abandonadas las categorías inferiores del Real Madrid, defendió los colores del filial granota y del Palamós en Segunda B, con amplia cuota de protagonismo, y del Casetas aragonés en Tercera.

Con gran parte de culpa en la excelsa temporada del ascenso franjiverde a Primera, su figura ha vuelto a ser trascendente en la consecución del siguiente objetivo en el club del Martínez Valero: la permanencia. En los 29 partidos que ha disputado en su debut en la máxima categoría, el cancerbero madrileño ha encajado 33 goles, pero el dato más destacable son los nueve encuentros en que ha dejado su puerta imbatida, o lo que es lo mismo: en más del 30% de las veces que ha participado ha permitido puntuar a los suyos.

Unos guarismos que superan, junto a Herrera, sólo otros ocho porteros españoles titulares en sus equipos de las principales ligas de toda Europa. Roberto Jiménez, en el Olympiakos griego, ostenta la mejor marca con un 53% de imbatibilidades (17 en 32 partidos) y el segundo escalón del podio también procede de más allá de las fronteras peninsulares. El jerezano Toni Lechuga ha sido el arquero más utilizado en el Doxa Katokopias de Chipre y ha mantenido inmóvil su marcador en ocho de 16 apariciones (50%) en competición liguera. Los dos siguientes puestos los ocuparían los elegidos en Barcelona y Real Madrid. Víctor Valdés acumuló antes de su lesión un 46% de contiendas sin encajar gol (12/26) y su homólogo blanco, Diego López, un 44% (16/36). También alcanza el 40% un viejo conocido del fútbol alicantino como Juan Calatayud, ex del Hércules y ahora en el Videoton húngaro (10/25).

Más abajo vuelve a aparecer otro inmigrante español con Chipre como destino. Urko Pardo, belga con nacionalidad española, es el guardameta del APOEL Nicosia, donde en 33 choques ha amargado el día a los atacantes rivales 13 veces (39%). El spaniard David De Gea, aún con el aciago año de su Manchester United, ha solucionado a la perfección su trabajo en doce de 37 tardes británicas (32%). El mismo porcentaje comparte la ‘pantera rosa’ del Granada, Roberto Fernández, y con un 31% accede al exclusivo grupo Manu Herrera.

“Si mis actuaciones han servido para haber logrado la permanencia, estoy doblemente contento”, celebraba el meta del conjunto ilicitano en referencia a una campaña que inició titubeante hasta perder el puesto a favor de Toño. Después una fractura en la nariz alargó su ausencia hasta que por otra lesión de su compañero recuperó con fuerza una titularidad que ya nunca soltaría: “La temporada ha sido un poco rara para mí por el golpe en Navidad, pero lo importante ha sido levantarse y creo que he vuelto mejor que cuando empecé”. Los números vuelven a hablar para darle la razón: siete de esos nueve partidos en que paró todo lo que le llegó fueron en la segunda vuelta.

* Otros porteros superan el 30% de imbatibilidades por partidos disputados, pero no son los que más volumen de encuentros suman en sus equipos, como Jaime, del Valladolid (44%; 4/9); Romero, del AEL Limassol de Chipre (44%; 4/9); Jacobo, del PAOK de Salónica griego (36%; 4/11); y Jonathan López, del PAE Veria griego (33%; 1/3).
** Exactamente, sin sobrepasarlo, registran un porcentaje del 30%: Rubén, del Rayo Vallecano; Iraizoz, del Athletic de Bilbao; Reina, del Nápoles; y Adrián, del West Ham.
Compartir esta entrada: