Guillermo asume su papel

Guillermo se toma su papel en el equipo con mucha filosofía. El delantero vasco, que ha pasado de ser titular a jugar como revulsivo saliendo desde el banquillo, no puso ni un pero a la decisión de Toril y afirmó que solo le queda trabajar duro para ganarse el protagonismo perdido. “Todos sumamos y entrenamos para jugar y luego cada uno tiene sus minutos. Si juego desde el principio, muy bien, si no, toca apretar. Vengo muy ilusionado todos los días a entrenar. Trabajando en los entrenamientos y aportando en los partidos se consiguen más minutos”, dijo Guillermo, quien señaló que en el Elche todos suman “estando en el once, en el banquillo o en la grada”.

Ahora me está tocando salir desde el banquillo, pero esto no quiere decir que dentro de una semana también sea así. Hay que aprovechar a tope cada minuto, y sumar desde donde estés”, insistió Guillermo, quien aseguró que el cuadro ilicitano se encuentra en buena línea. “Somos un equipo muy nuevo que cada vez se conoce mejor. Somos de los que más meten goles, pero también de los que más encajan, pero hablamos para corregirlo”, apuntó el ex del Athletic, quien califica el primer tercio del cuadro ilicitano como “positivo” y recordó que “queda mucho por delante” y la Liga “cambia muy rápido”.

Uno de los mayores lastres del Elche, como reconoció Guillermo, es el destacado número de goles encajados, el más alto de la categoría. El delantero bilbaíno señaló, como han hecho otros compañeros, que este problema engloba a “todo el equipo”. “Todos atacamos y defendemos. Hay que encontrar el equilibrio y creo que lo estamos consiguiendo. Corregimos algo cada semana. Espero que este fin de semana anotemos lo máximo y no encajemos”, dijo Guillermo, quien acumula dos meses sin marcar: “Los delanteros tenemos el gol en la cabeza y vamos a rachas. Hay que aprovechar las buenas y alargarlas lo máximo posible“.

La marcha del cuadro ilicitano, que navega entre dos aguas, provoca una sensación de negatividad en el entorno, como así percibe el futbolista vasco, algo con lo que se mostró disconforme: “Se da un ambiente positivo o negativo dependiendo del resultado de cada semana, y esto no debe ser así. Cuando ganas parece que eres el mejor del mundo y cuando pierdes, que estás hundido. Todo hay que relativizarlo e ir partido a partido. Hay que pensar solamente en ganarle al Valladolid, porque esto es larguísimo”.

El próximo rival del Elche será el cuadro pucelano, al que Guillermo considera “un equipo fuerte al que le gusta tener el balón” como a los pupilos de Toril. “Será un partido difícil, pero veo al equipo con muchas posibilidades de ganar y encarrilar una buena dinámica en casa”, dijo el punta franjiverde, quien admitió que le gusta el horario en el que se disputará el choque, sábado a las 13:00 horas.

Sobre la posibilidad de la llegada de un delantero en el mercado invernal, Guillermo señaló que “todos los equipos se refuerzan” en enero y que si se suma un efectivo más al ataque será bienvenido. “Si es necesario lo tiene que decidir la dirección deportiva”, añadió.

Por último, el delantero bilbaíno opinó que Armando ya está preparado para volver a los terrenos de juego tras superar su grave lesión de rodilla: “Lleva una semanas entrenando a buen nivel. Es un jugador que suma muchísimo y personalmente pienso que está bien para jugar, pero el entrenador es quien decide cuál es el momento para volver”.

Foto: Elche CF

Compartir esta entrada: