Golobart: “Trabajo para estar a mi mejor nivel”

Román Golobart Benet (Barcelona, 1992) sabe que su nivel óptimo está por llegar. El central catalán, uno de los hombres más destacados del Elche en los últimos partidos, va encontrándose cada vez mejor en el aspecto físico y en confianza, para beneficio del equipo ilicitano en su carrera hacia el ascenso. En esta entrevista a Diario Franjiverde, resalta la “polivalencia” y la “facilidad” de adaptación “a distintos estilos” de una plantilla que cuenta en cada posición con “jugadores de muchísimo nivel» al servicio de Vicente Mir, al que define como un entrenador “que no se acompleja ante nada”. «Un equipo que quiere ser líder no puede ser amarrategui”, dice. Golobart, quien llama la atención por su notoria actividad en Twitter, muestra su opinión sobre el proceso independentista de Cataluña, algo por lo que ha recibido reproches de aficionados blanquiverdes.

Con el empate ante el Atlético de Madrid (1-1) en Copa y las victorias frente a Cornellà (0-1) y Ebro (2-1), el equipo muestra que ha recuperado sensaciones después del bache de resultados

Pasamos una fase que no fue ideal. Pero el partido tan completo que hicimos contra un rival de Champions como el Atlético nos dio confianza para decir que podemos conseguir lo que queramos en esta categoría. El encuentro en Cornellà fue muy sufrido, pero supimos mantener la portería a cero, algo difícil fuera de casa. Y ante el Ebro, sumamos tres puntos que podríamos haber conseguido antes si hubiésemos matado el partido más pronto.

Recuperan el segundo puesto y recortan la distancia con el Mallorca a cuatro puntos. No obstante, desde el grupo insisten en seguir su propio camino sin obsesionaros con el liderato

Hay que estar pendiente del puesto al final de la temporada, que es muy importante. Las distancias entre la cabeza y el resto suelen ser mayores, y más justas entre los dos primeros. Yo no miro la clasificación a estas alturas, porque no sabes qué hiciste para de repente ir segundo o cuarto.

¿Cree que hay demasiada presión en el entorno por la exigencia máxima de ser campeón de grupo y ascender a Segunda?

No lo noto. No podemos estar pendientes de lo que toda la gente piensa o cree. Nosotros sabemos el trabajo que estamos haciendo cada día y el tipo de partido que queremos plantear, que es lo que nos da confianza. Nos dejamos unos cuantos puntos, pero sabemos de nuestras capacidades. Estamos en un pico de madurez importante para afrontar el resto de la temporada.

 

«No noto la presión del entorno. No podemos estar pendientes de lo que toda la gente piensa»

 

¿Puede que las goleadas del inicio de la Liga hayan podido ser contraproducentes?

Si las analizamos, vemos que vienen sobre todo de la habilidad de los atacantes. El rival y nosotros estábamos comenzando la temporada y el trabajo como equipo de ambos no era tan bueno. Además, tienes tres jugadores arriba que marcan nueve goles en dos jornadas. Eso pasa tres o cuatro veces a lo largo del campeonato, no más. Ahora, el equipo es más completo, pero los rivales también, y te pueden estudiar mejor, por lo que todo se iguala.

Por tu experiencia con el Racing de Ferrol y el Real Murcia puede dar buena fe de que los campeonatos en Segunda B pueden cambiar mucho

No tengo una gran experiencia en Segunda B, esta es mi tercera temporada, pero me sorprende que mucha gente que lleva muchos años viendo fútbol no se dé cuenta de esto. Con el Racing de Ferrol, fuimos líderes desde la séptima hasta la penúltima jornada, y llegamos a sacarle doce puntos de ventaja al segundo. Pero de repente, se te ponen a dos puntos, haces un mal partido y se acabó. La paciencia y el saber estar debe ser la base de todo. El Real Murcia quizás no es tan buen ejemplo porque en enero hubo muchos cambios en la plantilla, y después de entrenador, pero también se demuestra. En una entrevista a Popular TV después del periodo de traspasos, dije que podíamos acabar la Liga como segundos. En ese momento, éramos séptimos y lo teníamos a nueve puntos. La gente se reía un poco. Y lo conseguimos. Uno tiene que valorar el trabajo diario, que es lo que te va a llevar a sumar puntos.

El equipo ha sumado siete puntos de doce posibles en las cuatro visitas seguidas a campos de césped artificial, ¿le deja satisfecho esta cifra?

No, porque me acuerdo de los cinco puntos que nos faltan. Perdimos en Llagostera y en Sagunto pudimos acabar el partido con mejores sensaciones. Pero si estos números los llevamos al resto de la temporada, no sería una mala estadística.

 

«Me sorprende que mucha gente que lleva muchos años viendo fútbol no se dé cuenta de lo mucho que puede cambiar el campeonato»

 

Las palabras de Mir y la plantilla por la dificultad de los campos de hierba sintética no sientan demasiado bien al entorno, ¿tan complicado es jugar ahí?

El campo es un instrumento del juego, como el balón o las botas. Pongo un ejemplo: si te llevo a un circuito y te doy un Ferrari o un Renault Clio, me dirás que ambos tienen cuatro ruedas y un motor que funciona con gasolina. Pero uno no puede estar culpando las herramientas, porque es muy importante saber usarlas. La fe y el trabajo hacen que no lo sea tanto, pero hay equipos que se entrenan seis veces a la semana en un tipo de campo y renuncian desde el primer día a un fútbol que casi no se puede practicar, y nosotros tenemos un estilo muy definido de toque, salir jugando y presionar arriba que es el anti fútbol ahí. No puedes hacer eso en un campo de reducidas dimensiones, donde el balón no rueda bien y te puedes plantar delante de la portería con un balón largo. Es una táctica equivocada, pero no puedes cambiarla cada tres días porque el jugador debe tener una pauta clara. Pero lógicamente, tienes que ir a ganar todos los partidos, sea el campo que sea.

El Elche tiene el gran contraste de pasar de uno de los campos más anchos de España y con un buen césped a otros más estrechos y de hierba artificial

Más que nada, es la táctica y el estilo de juego. Yo he jugado en césped artificial hasta los 17 años, y habrá futbolistas en la plantilla que han jugado muchos años ahí. La problemática es que el estilo de fútbol en el que eres experto no sirve de nada sobre césped artificial, y tienes que convertirte en un experto en esos campos en cinco días. Es muy difícil.

El equipo se libra de la superficie sintética hasta enero, pero ahora afronta cuatro salidas muy complicadas: Villarreal B, Mallorca, Lleida y Hércules

Tengo muchísimas ganas de afrontar estos partidos, que hay que ganarlos como sea. Son rivales directos por el primer puesto y el ascenso, lo que motiva para sacar algo más de lo que normalmente tienes. Además, son campos de la misma categoría que el Martínez Valero y te enfrentas a jugadores de tu mismo nivel. Ahí se debe ver la gran plantilla que se hizo en verano.

 

«Nuestro estilo de toque, salir jugando y presionar arriba no vale en los campos de césped artificial»

 

En el aspecto individual, ha mostrado un mejor nivel en los últimos partidos. Mir dijo tras la victoria contra el Ebro que “parece que Golobart ahora está más centrado”. ¿Qué cree que quería decir con esta frase?

El míster quiere que las cosas se hagan fáciles y con el estilo de juego que él quiere, que ya conozco del Real Murcia, pero no es fácil llevarlo a la práctica. Pero en los últimos partidos, el equipo ha tenido más ganas de tocar, los centrales participamos más en la salida de balón y estamos más centrados. Hasta hace poco, no me he encontrado bien en el aspecto físico y con confianza, pero voy mejorando.

¿Físicamente cómo se encuentra?

No estoy a mi mejor nivel, y se nota por ser un futbolista grande, pero trabajo para ello. La temporada pasada la acabé muy mal, con una fascitis muy importante. Me traté durante el verano, pero no la he superado, aunque voy mejor. Luego, tuve la mala fortuna de la fractura en la mano.

¿Cómo está siendo esta segunda etapa con Vicente Mir, al que ya tuvo como técnico en el Real Murcia?

Bien. Me llamó enseguida para que viniera al Elche y le pedí dos semanas para decidirme. Me supo muy mal que no se quedara en el Real Murcia. Contaba con quedarme allí, pero cuando vi que no iba a ser así, me preocupaba quién vendría a sustituirle. Mir es un entrenador decidido. No se acompleja ante nada y quiere salir a presionar arriba ante el rival que sea, algo necesario para un club de la categoría del Elche. Un equipo que quiere quedar arriba no puede ser amarrategui, debe ir al ataque. En teoría, no puede haber un rival cuyo ataque sea mejor que nuestra defensa.

 

«La temporada pasada la acabé muy mal por una fascitis muy importante que todavía no he superado»

 

¿Qué resalta de la plantilla? ¿Ve alguna carencia?

Su polivalencia y facilidad para formar diferentes onces para distintos estilos de juego. Esta es la primera plantilla en muchos años que siento que no necesita nada más en cuanto a posiciones. He felicitado a Jorge Cordero por ello. Los equipos siempre acaban dejándose algo, o el delantero, que es lo más importante, o el portero. Nosotros tenemos jugadores de muchísimo nivel en cada posición.

Has formado pareja en la zaga con Primi, Gonzalo Verdú, Edu Albacar y Adrián Jiménez. ¿Qué destacaría de cada uno?

De Primi, me gusta que es agresivo porque tiene una capacidad de decisión inmediata, que le permite llegar al balón antes que los demás, a pesar de no ser un portento físico. De Gonzalo, destaco que es un todoterreno. Va bien por arriba y abajo, saca bien el balón y puede jugar también como mediocentro. De Edu Albacar, se nota mucho que tiene la calidad extra necesaria para llegar a Primera y Segunda. Tiene experiencia, tanto de lateral como central, golpeo…muchísimas cosas admirables. Y Adrián está llegando a unos niveles muy buenos. A pesar de medir un 1.88 metros, puede subir la banda y volver. Juega de lateral porque lo hace muy bien, pero si no se le diese tan bien ahí, rendiría igual de central. Para mí, es uno de los jugadores más en forma de Segunda B. La defensa del Elche es envidiable.

¿Es cierto que el Real Murcia no hizo suficiente fuerza para que Mir y usted continuaran?

Sí. Habrá gente que no se lo crea, que le sabrá mal o que me llamará pesetero, pero un futbolista no cambia de casa por 3.000 o 5.000 euros. El futbolista quiere estar en un sitio donde se encuentre a gusto, y podría haberme quedado diez años más en el Real Murcia porque estaba bien, pero, por las razones que fueran, pensaban que lo que llegaría sería mejor. Igual la gente del Elche se puede ofender, pero lo ideal para mí hubiera sido seguir en el Real Murcia. El club, el vestuario y la afición me respetaba, y viví algo bonito como llegar a una segunda ronda del playoff. La gente se enganchó al ver que el equipo trabajaba y creía. Pero no hubo un interés real. Después, tuve la suerte de que llegó el interés de dos grandes entidades como el Mallorca y el Elche.

 

«Podría haberme quedado diez años más en el Real Murcia porque estaba a gusto, pero no hubo un interés real para que continuara»

 

¿Y qué le llevó a decantarse por el Elche?

Mucha gente, como Diego Rivas y Pol Freixanet, quienes me hablaron muy bien del club. Yo veraneo en Menorca y me gusta mucho Mallorca. Cuando me fui a Inglaterra hace siete años, me ofrecieron un contrato. Tuve la tentación este verano, era la tercera vez que me querían fichar, pero entre Mir, Cordero y la gente que me recomendó venir, me animaron a incorporarme al Elche, donde estoy muy contento.

¿Qué diferencias percibe entre Elche y Real Murcia?

Son dos clubes muy grandes, que llevan mucha gente detrás, pero se nota que el Elche lleva menos tiempo sin jugar en Primera. Está más modernizado. Tiene unas instalaciones muy buenas, sobre todo para Segunda B, pero también lo serían en Segunda. Las aficiones son muy buenas, aunque es cierto que con la del Real Murcia acabé súper orgulloso. A pesar de marcharme a un rival, sigue respetándome y transmitiéndome cariño. Y la afición del Elche es espectacular, tiene un mérito tremendo. Ambas son de Primera.

¿El Elche está cumpliendo las expectativas que tenía?

Sí, en todo. Cualquier cosa que se ha pedido o de la que se ha opinado se ha podido hablar. No hay ningún problema en los pagos, algo que suele preocupar. Hay muchísimas cosas destacables del club.

 

«La afición del Elche es de Primera. Tiene un mérito tremendo»

 

El Elche está sufriendo problemas institucionales desde hace algunas temporadas, ¿el vestuario está sabiendo aislarse?

Los jugadores nos informamos sobre estas cosas, pero tampoco entramos a valorarlo. No tiene nada que ver con que la pelota entre en la red. Estamos muy centrados en nuestro trabajo. A día de hoy, veo imposible que los problemas extradeportivos puedan influir en el equipo.

Las maltrechas arcas del club han recibido un ingreso extraordinario con la eliminatoria de Copa ante el Atlético. Con la buena imagen del partido de ida y tal como están los de Simeone, ¿el equipo sueña con dar la campanada?

Más allá de las matemáticas, el deporte tiene esa gracia. Nos creemos capaces de todo, pero hay que ser realistas. Será un partido para disfrutar, y a partir de ahí, sacar el mejor fútbol posible.

Más allá del ámbito deportivo, está destacando por su faceta tuitera, interactuando con aficionados y hablando sobre temas ajenos al deporte

Las redes sociales son como ver el mundo en una pequeña pantalla. Te da la facilidad para intercambiar opiniones, informarte o compartir algo que te parezca interesante. Son una extensión de la personalidad de cada uno. Si fuera artista o empresario, usaría Twitter del mismo modo. Habrá gente a la que le contente y a la que no, pero no lo uso para eso.

 

«Las redes sociales son una extensión de la personalidad de cada uno. Si fuera artista o empresario, usaría Twitter igual»

 

¿Y cómo asume las críticas que le llegan a las notificaciones?

Te contesto con un ejemplo: si tú pones un anuncio en una farola que pone “doy clases de guitarra”, pasa una persona por delante y te dice enfadado que no quiere clases, le respondes “es que el anuncio no era para ti, sino para los que quieren clases de guitarra”. Eso es Twitter. Es muy fácil, si no te gusta, no me sigas.

Como catalán, ¿qué opinión tiene sobre todo lo que está ocurriendo respecto al proceso de independencia de Cataluña? ¿Puede afectar de alguna manera al Elche?

Creo que lo peor ya ha pasado y no ha ocurrido ningún episodio negativo. Habla bien por todas las partes. Es un tema muy complicado y que no ha parecido sincero. Creo que no ha habido líderes que hablen por la gente, en ningún lado. Ha habido muchos intereses y no se está consiguiendo nada. Y tengo la sensación de que era lo que querían las dos partes.

 

Sobre Cataluña: «No ha parecido sincero. Creo que no ha habido líderes que hablen por la gente, en ningún lado»

 

¿De este tema se habla en el vestuario? Sobre todo con Benja y Edu Albacar, que también son catalanes.

Ellos dos no opinan de política. Pero en el vestuario hablamos sobre ello en un tono muy divertido, con mucha broma. Hay un par de andaluces que me han dado por todas partes (risas). Con Manuel Sánchez converso mucho del tema, y está estudiando para ser Guardia Civil, así que imagínate.

Compartir esta entrada: