El gol, escaso y poco repartido

Rc Sala de Juegos

Uno de los motivos principales que ha devuelto al Elche a zona de descenso es la falta de gol. Es el tercer conjunto menor anotador de Segunda, con 12 goles en 15 jornadas. Acumula 351 minutos sin marcar, desde el tanto de Sory Kaba en Cádiz (5-1). El gol en el equipo ilicitano, además de escaso, está poco repartido. Puede verse de dos maneras. Primero, porque Sory, ‘pichichi’ franjiverde con siete goles, lo acapara dando un alto rendimiento. Y segundo, más preocupante, la nimia aportación del resto de los jugadores. Sólo cinco más aparte de Sory se han estrenado esta temporada en Liga.

La lista la integran Manuel Sánchez, Neyder, Borja Martínez, Gonzalo Verdú y Nino. Dos centrales, un pivote defensivo, un extremo y un delantero que actúa más como mediapunta. Además, cuatro de los cinco autores encontraron la portería a través de una acción con origen en el balón parado. Sólo el ‘Cañonero’ de Vera anotó en jugada, tras una pérdida rival en la salida desde atrás.

El gran déficit del Elche en este aspecto es el poco protagonismo realizador de la línea de tres cuartos. Sólo Borja Martínez y Nino han batido la red adversaria. Gonzalo Villar, Provencio y Jony Ñíguez lo hicieron en Copa, este último de penalti. Los tres últimos citados, Javi Flores, Iván Sánchez, Josan, Chuca y Xavi Torres todavía no han marcado en Liga.

Invidualizando todos los casos, hay que señalar que ninguno de los nombrados, a excepción de la conocida trayectoria de Nino, presenta unas estadísticas goleadoras importantes en el fútbol profesional. Borja Martínez debuta en Segunda tras anotar cuatro goles con el Ebro la temporada pasada. Gonzalo Villar, la mitad con el Valencia Mestalla. Provencio estableció su mejor registro en tres tantos con el Mirandés en la campaña 2015/2016.

De Jony Ñíguez hay que señalar las once dianas (seis de penalti) marcadas con el Alcoyano hace dos campeonatos. En Segunda, firmó dos goles con el Guadalajara en la temporada 2012/2013. En la última, cuatro entre UCAM Murcia (3) y Elche (1). Javi Flores ha tenido buenas campañas en este aspecto en Segunda B, con diez tantos con el Getafe B hace siete años y seis con el Hércules hace dos. Pero nunca ha superado la cifra de un gol en sus temporadas en Segunda.

Iván Sánchez todavía no ha celebrado un tanto en el fútbol profesional tras 47 choques. Marcó tres en el último campeonato, dos en el playoff. Josan se quedó en blanco el pasado curso por primera vez desde su debut en Segunda B en el 2013/2014. Sus registros más altos: cinco goles con La Hoya Lorca y tres con Huesca y Albacete. Chuca viene de firmar seis goles con el Villarreal B. Y Xavi Torres marcó dos goles en su temporada anterior en Segunda, consiguiendo el ascenso con el Betis en la 2014/2015.

El caso de Benja

Mirando hacia la punta del ataque, el caso más sangrante es el de Benja. El ariete catalán todavía no se ha estrenado tras disputar 11 de los 15 duelos de competición doméstica, aunque sólo tres como titular. Anotó 14 goles la temporada pasada, tercer máximo realizador tras Nino (16) y Sory (15). La irrupción del guineano en Segunda le eclipsa, pero tampoco ha dado la talla cuando ha tenido oportunidades.

No obstante, lo cierto es que Benja nunca ha firmado cifras notables en la categoría de plata, más allá de los 11 tantos con el Girona antes de su grave lesión en febrero de 2013. En su campaña anterior en Segunda, marcó tres dianas en 31 encuentros, 13 de inicio, con el Llagostera hace tres años. En la siguiente, consiguió 26 con la Cultural Leonesa en Segunda B. Tras lograr el ascenso, el técnico blanco, Rubén de la Barrera, prescindió de sus servicios.

Búsqueda de gol en el mercado invernal

La dirección deportiva encabezada por Jorge Cordero tiene tres prioridades a reforzar en el mercado invernal: un central, un mediapunta con gol y un delantero. No será fácil, pues dependerá de cuánto abrirá la mano LaLiga para ampliar el límite salarial. Si se producen salidas, habrá más posibilidades. Zotko, Redru y Jony Ñíguez, descartes habituales de Pacheta, son los principales señalados.

Una de las posibles soluciones se entrena con el Elche desde hace casi tres meses: Nacho Gil. El club ilicitano deberá tomar una decisión con el jugador en breve, aunque todo también depende del margen salarial. El mediapunta/extremo firmó un total de 15 goles entre sus tres cursos con protagonismo en el Valencia Mestalla, en Segunda B. Le falta estrenarse en el fútbol profesional, en el que ha jugado con Valencia y Las Palmas en Primera.

Foto: Francisco Maciá

Compartir esta entrada: