Un gol autóctono 9.006 días después

El último futbolista ilicitano que marcó con el Elche en Primera fue Company, ante el Logroñés, el 5 de marzo del 89. Aarón ni siquiera había nacido.

El gol de Aarón Ñíguez en San Mamés acabó con una longeva maldición en Elche: desde principios de 1989 ningún ilicitano había conseguido hacer gol vestido con la franjiverde del primer equipo en la máxima categoría nacional.

El último futbolista nacido entre palmeras que vio puerta en el equipo de su tierra fue Javier Company, un 5 de marzo de hace 24 años. O lo que es lo mismo, hace 9.006 días. Fue en la jornada 24 de la temporada 1988/1989, casualmente, también en el recuerdo más cercano que se tiene por el Martínez Valero en Primera División. El Elche caía derrotado en casa frente al Logroñés por 1-2 con doblete del ariete Alazmendi y empezaba a hundirse en el fondo de una Liga de la que, a la postre, descendería como colista y con sólo tres puntos más –hizo 15 en total- de los que acumulaba en el momento del tanto de Company. Ese día, el por entonces técnico franjiverde Ladislao Kubala alineó a Puente; Benito Sánchez, Liceranzu, Robi, Company; Del Barrio, Fernández, Pedro Pablo, Berg; Saavedra y Claudio. Desde el banquillo ingresaron Barboza y Bracun.

Aarón Ñíguez, desvirgado en Bilbao como goleador en el equipo de su vida -igual que lo hizo el zaguero Company en su día- ni siquiera había nacido en aquella fecha. El hijo mediano de Boria llegó al mundo un mes y medio después, el 26 de abril, con su padre recién trasladado al Sabadell desde Elche el verano anterior, el del ascenso en Los Cármenes con diana de Robi refrendado a la semana contra el Deportivo de La Coruña. Es curioso: El Tigre de Matola no sumó ninguna diana en los 847 minutos que disputó aquel curso y hay que remontarse hasta la campaña anterior para dar con su última producción en blanquiverde, el 14 de junio de 1987 ante, cosas del fútbol, el Bilbao Athletic.

FOTOGRAFÍA: LFP
Compartir esta entrada: