La gestora confirma un presupuesto de 2’6 millones para la plantilla y sin límite salarial · Aún dispone de 400.000 euros para reforzar el equipo · Desvela que en la cuenta de ayuda al club se ingresaron casi 2 millones.

El equipo de gestión de los empresarios ha explicado este viernes la hoja de ruta que ha seguido el Elche desde su llegada a la dirección del club y los pasos que deberá realizar hasta la próxima junta general de accionistas, en la que se elegirá un nuevo consejo de administración.

Juan Serrano, portavoz institucional de la llamada junta gestora, Ramón Segarra, asesor jurídico, y César Nohales, coordinador del equipohan sido los encargados de dar la cara y de responder a la llamada a la «transparencia» que hizo realizó Cristina Martínez, concejala de Deportes del Ayuntamiento de Elche.

Han desvelado cómo se hizo frente al pago de la deuda con AFE, han desgranado el presupuesto para gastos de plantilla, que será de 2’6 millones de euros, y detallado las relaciones con la LFP, negando con rotundidad que para conseguir más fichas o subir el límite salarial hayan tenido que renunciar a defender los derechos del club tras el descenso administrativo.

Nohales ha ofrecido todos los datos económicos que se le han solicitado. Únicamente se ha negado a desvelar la cuantía exacta de las aportaciones realizadas por los empresarios y particulares. «Son datos privados y podemos meternos en un lío», se ha justificado.

El empresario ha relatado cronológicamente todos los hechos que se han producido en el club desde la dimisión de Juan Anguix hasta que el pasado 20 de agosto el Elche tiene notificación oficial por parte de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de que puede fichar jugadores y no está sujeto a ningún límite salarial.

Los dirigentes han recordado que en la entidad, al entrar en un proceso concursal, no se puede tomar ninguna decisión que no esté validada por el administrador concursal, Carlos Pérez, al que han elogiado por su rigidez y predisposición a colaborar. «Es un magnífico profesional y riguroso, como no puede ser de otra manera. Y además muy del Elche», apunta Nohales.

Precisamente, ha sido el concurso lo que ha permitido al Elche, según Nohales, derribar todas las limitaciones marcadas por la LFP, ya que el auto del juez exigiendo el levantamiento de la sanción a poder inscribir futbolistas ha sido lo que ha modificado de forma radical la planificación deportiva.

APORTACIONES

Nohales ha afirmado que las aportaciones realizadas por empresarios y aficionados a la cuenta abierta por el Elche el pasado 30 de agosto para ayudar al club en su deuda con AFE ascendieron a 1.967.944’08 euros. De esa cuenta ‘popular’ salieron 1.425.000 euros para una transferencia a AFE, entidad a la que se adeudaba 4.603.473 de euros, si bien finalmente solo se pagaron 2.264.000. El resto de la deuda fue aplazado o garantizado con derechos televisivos (unos 300.000 euros) y la ayuda económica recibida tras el descenso.

El empresario confirmó la existencia de una ayuda por el descenso y aseguró  que Juan Anguix, anterior presidente, era conocedor de ella, ya que intentó pignorar parte de esos ingresos en la deuda con el Nàstic de Tarragona.

La ayuda, según Nohales, ascendía a 7.800.000 euros, pero como el Elche no había pagado su parte, unos 800.000 euros, de este fondo común entre todos los clubes se le descuenta su deuda. De esos 7 millones, hay que quitar tres millones por la normativa sancionadora tras un descenso administrativo. De los cuatro que quedan, en el primer año se cobra un 66% del total y en el segundo un 34%.

Al club, por lo tanto, aún le corresponderá cobrar 2.380.000 euros en la temporada 2016-17, una cantidad que, además, aún no está pignorada y que supone un buen punto de partida para el Elche del futuro.

PRESUPUESTO

Otro de los puntos en los que el equipo de gestión del Elche ha querido arrojar luz es en el capítulo del presupuesto. Tras varias operaciones de ingeniería financiera, y tras la obtención de algunos ingresos como venta de palcos y abonos, el Elche ha logrado elevar su presupuesto para gastos de plantilla (jugadores y cuerpo técnico) a 2.639.000 euros, de los que un 17% (aproximadamente 300.000 euros) serán destinados al Ilicitano, el equipo filial.

Han confirmado lo apuntado ayer por Diario Franjiverde al señalar que ya no existe límite presupuestario en la plantilla. Nohales ha desvelado que el coste medio de cada jugador del Elche actual es de 123.000 euros, incluyendo sueldo, vivienda y otros costes.

El Elche aún dispone de 400.000 euros, una cantidad importante, para gastar en jugadores antes de que concluya el mercado de fichajes, si bien la voluntad no es gastarlo todo.

Los dirigentes han asegurado que este cambio de actitud por parte de la LFP, mucho más amable con el Elche, no se debe «en absoluto a ninguna concesión por nuestra parte«.

«No nos han insinuado nada. Es más, nos han pedido que defendamos nuestros derechos como ellos defenderán los suyos», ha dicho Segarra, quien ha desvelado una visita del vicepresidente de la LFP, Javier Gómez, el pasado miércoles al Martínez Valero.»La demanda por el descenso está presentada y seguirá«, ha apuntado Nohales

Los dirigentes también han valorado los algo más de 9.000 abonos vendidos por la entidad como una cifra «importante«, si bien considera que aún está lejos de la cifra que consideran que el Elche debe tener como soporte. También han anunciado un acuerdo con Kelme, firma con la que la entidad mantenía una deuda, y que se están renegociando todos los convenios firmados en anteriores etapas.

Uno de esos acuerdos afecta a la publicidad de la camiseta, que inicialmente parecía destinada a Pikolinos. Nohales ha confirmado que el club está trabajando con varias ofertas y espera que la próxima semana pueda llegar el patrocinador definitivo.

Los actuales mandatarios del Elche no han descartado la posibilidad de solicitar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), siempre que el administrador concursal, lo considere oportuno, han elogiado el trabajo de Ramón Planes, director deportivo, y han anunciado su intención de formar parte de los órganos de dirección de la LFP y de la RFEF.

FUTURO

Los miembros de la junta gestora han dejado en el aire su futuro una vez llegue el 18 de septiembre, fecha en la que los accionistas deben elegir un nuevo consejo de administración. «No somos quién para presentarnos. Deben ser los accionistas o la Fundación los que hagan sus propuestas«, señaló Nohales. Segarra, por su parte, adelantó que no se ve con fuerzas para seguir más allá de la junta, si bien advirtió de que «dará todo el follón si llega un consejo que considero que no es bueno para el Elche».

Segarra aseguró que se está debatiendo en el club la conveniencia de que el Elche vuelve a asumir la estructura de todo el fútbol base ante la incapacidad de la Fundación de financiarlos. Más allá de la cantera, en lo que coinciden los actuales dirigentes es en que el Elche y la Fundación «no pueden tener el mismo presidente como ha pasado hasta ahora«. «De no ser así, puede tener secuestrado al club», sentenció Nohales.

 

Compartir esta entrada: